El régimen apuesta a que lo tumben

La guerra entre la institucionalidad y la barbarie.

Crisis alimentaria incidirá en el incremento de las enfermedades crónicas

Esta generación padecerá más enfermedades que las anteriores.

Cataclismo económico para 2017

Si el régimen no permite el referendo.

La guerra interna en el régimen está al rojo vivo

El sector radical trata de resistir la avanzada de los reformistas en el PSUV

Asedio a la MUD

Hay factores que perciben el "boom" de Venezuela y se adelantan en atacar a la Unidad.

La crisis económica venezolana ya afecta a Cuba

Castro también admitió que Cuba enfrenta una “contracción” de las entregas de petróleo venezolano.

miércoles, 21 de noviembre de 2012

El Sitme del BCV se queda sin dólares


ENFOQUE ECONÓMICO

GIORDANI: “LO REGALADO SE TIENE QUE ACABAR”

Por Alex Vallenilla / @alexvallenilla

Gráfica 1: Desde finales de agosto de 2012 el Sitme viene reduciendo el volumen de divisas aprobadas y cae a mínimos desde que se inició. (Fuente: BCV)

El Sistema de Transacciones con Títulos en Moneda Extranjera (Sitme), podría estar agotándose y pasar a ser una nueva figura como Cadivi. El Sitme ha perdido fuerza en los últimos meses, se evidencia en los volúmenes de divisas que transa diariamente, siendo el pasado 21 de noviembre fecha con menor volumen en un año, con apenas USD 10,13 millones aprobados. Escasean las divisas.

Antes hay que saber qué es el Sitme. Es una plataforma en que se intercambian bonos de deuda del gobierno venezolano emitidos en bolívares y en dólares. Igual a lo que anteriormente se llamaba el mercado de “permutas” que manejaban las casas de bolsa antes de la intervención del gobierno en 2009.

Funciona de la siguiente manera. El gobierno emite bonos de deuda que un inversor compra en bolívares o en dólares, lo normal es que el inversor mantenga el título en su cartera, ya que con estos el gobierno paga intereses anuales, en el caso de Venezuela ronda 12% en dólares, por la calificación riesgosa que tienen.

Pero desde que hubo el control cambiario, los operadores de bolsa recurrieron a las “permutas” para surtir el mercado venezolano de divisas, último mercado cambiario libre en el país. Un inversor con títulos en bolívares los cambia por otro en dólares, y en el canje se establecía un precio subyacente para el dólar. Un empresario o solicitante de dólares acudía a la casa de bolsa de su preferencia y solicitaba las “permutas”, compraba títulos en bolívares, de inmediato se permutaban por títulos en dólares, estos eran vendidos y los dólares depositados al solicitante en una cuenta extranjera. Igual sucede con el Sitme, es el mismo procedimiento.

En aquella ocasión, la demanda de divisas era tal que la oferta de los bonos en bolívares superaba a la de los bonos en dólares, ello por supuesto hizo que el dólar resultante de la permuta comenzara a subir de precio contra el bolívar, en la permuta se exigía más títulos en bolívares por cada título en dólares, es decir más bolívares por dólar, debido a que Cadivi no podía aumentar la oferta.

El BCV no podía responder a la demanda de divisas, porque su posición en dólares rondando para esos días en USD 30 mil millones de dólares en reservas, era inferior al tamaño de la deuda para entonces, cerca de los USD 70 mil millones consolidados, la deuda estaba en manos del mercado, de los inversores, que cada vez exigía más bolívares y tenían como torcer el brazo al BCV.

Para evitar la subida del dólar permuta de manera estrepitosa, el gobierno intervino las casas de bolsa y estableció el Sitme mediante el BCV y con la participación de los bancos. El Sitme continuó haciendo las permutas, pero a un precio controlado del dólar subyacente, se estableció en Bs 5,30, vigente aún.

Al principio el Sitme fue inyectado con emisiones de Pdvsa y del gobierno, lo que lo mantuvo funcionando regularmente, esa situación está cambiando.

La inviabilidad del Sitme ya está en proceso: 1. El gobierno está en situación precaria para más emisión de deuda, está en topes máximos. 2. Si el gobierno emite más deuda, entonces el mercado percibirá la debilidad de las finanzas de la nación y saldrán masivamente a vender sus títulos y a reclamar sus divisas, lo que hará más escasa la oferta de divisas, nadie querría cambiar sus títulos por bolívares, sino en otras monedas de libre comercio. 3. El precio del Sitme, en Bs 5,30 hace que ningún tenedor de bonos de deuda se acerque a ese mercado a ofrecer títulos en divisas a cambio de títulos en bolívares. 4. El BCV no tiene músculo para responder la demanda, salvo que quieran quebrarlo definitivamente y en cuestión de días lo acabarían. 5. La situación financiera de Pdvsa no está en buenas condiciones, por lo que el barril de petróleo en USD ya no es suficiente y las perspectivas de alza del precio del crudo ante una posible segunda recesión global y la crisis en Europa, no son alentadoras para 2013.

El país se ha quedado sin dólares, en un mundo en que la inflación global está arremetiendo, los venezolanos pagan con inflación interna, la ayuda que por años se ha dispensado a Latinoamérica, a cambio de apoyo político y a estas alturas, el ministro Giordani, después que la inflación ha hecho trizas las ayudas sociales de las misiones y el salario del venezolano, reconoce que “lo regalado se tiene que acabar”.

Bitcoin: Google Noticias

FreeBitcoin