El régimen apuesta a que lo tumben

La guerra entre la institucionalidad y la barbarie.

Crisis alimentaria incidirá en el incremento de las enfermedades crónicas

Esta generación padecerá más enfermedades que las anteriores.

Cataclismo económico para 2017

Si el régimen no permite el referendo.

La guerra interna en el régimen está al rojo vivo

El sector radical trata de resistir la avanzada de los reformistas en el PSUV

Asedio a la MUD

Hay factores que perciben el "boom" de Venezuela y se adelantan en atacar a la Unidad.

La crisis económica venezolana ya afecta a Cuba

Castro también admitió que Cuba enfrenta una “contracción” de las entregas de petróleo venezolano.

miércoles, 27 de marzo de 2013

BCV alimenta ola de rumores por no publicar precio del US$ en Sicad


EN EFECTIVO

ADJUDICADOS REPORTAN QUE LLEGÓ A Bs 12,00

Por Alex Vallenilla / CNP 16478 / @alexvallenilla

Ante las expectativas del precio del dólar en Venezuela, el cual sería fijado según las pujas de una subasta en el nuevo Sistema Complementario de Administración de Divisas (Sicad), el BCV dejó al mercado esperando el resultado del precio pactado con las 383 empresas adjudicadas.

La ola de rumores se ha hecho eco en el mercado y con la facilidad de multiplicarse en las redes sociales. Expertos, analistas y gente que dice tener conocimiento de lo que adjudicaron a las empresas solicitantes señalaron extraoficialmente que el precio ofrecido por dólar en Bs 12,00 fue el que el BCV cerró 100% de volumen a solicitudes.

Cometen un grave error los funcionarios encargados de esta operación, el secretismo y ocultar la información de los precios que adjudica el Sicad, no son representativos de un árbitro serio y que quiera gozar de credibilidad. Esa postura ambigua del BCV en tratar de ocultar el precio de los dólares en este misterioso y oscuro sistema, sólo servirá para que una ola de rumores plague el país, ahora con el precio del dólar.

Esto además es un grave error político, puesto que está a punto de empezar una campaña electoral para la presidencia de la República, y la parte oficial es la que llevará en sus espaldas, todo, absolutamente todo lo que opinen quienes se refieran al tema.

El temor del BCV y de Giordani es que se interprete que hubo una devaluación, como si el país no estuviera al tanto que no había otro remedio. En Venezuela se está claro que las finanzas públicas están arruinadas, no hay dólares suficientes y no se puede seguir emitiendo más deuda para conseguirlos por esa vía, además la terquedad de querer ir contra el sector privado evita que nuevas inversiones y capital fresco entren al país.

Sobre la base de rumores no es posible hacer estimaciones serias, pero si ese es el método que aplican ahora en el BCV, pues que el pueblo de Venezuela sepa que si el precio de adjudicación en las subastas fue de Bs 12, entonces hay de plano una devaluación de 126,41% tomando como base el antiguo dólar Sitme de Bs 5,30.

Si se toma de manera consolidada la devaluación en Cadivi y el Sicad, en promedio se puede hablar de una devaluación de 86,46% en lo que va de administración interina a cargo de Nicolás Maduro.

El país atraviesa una difícil situación, las empresas están a punto de colapso, por ejemplo Protinal envió un comunicado alertando la escasez de materia prima para elaborar alimentos avícolas, debido a la restricción de divisas para importar tales bienes.

martes, 26 de marzo de 2013

El dólar paralelo corrige a la baja -2,48% luego de subasta Sicad


FLASH EFECTIVO

HAY EXPECTATIVAS SOBRE CORRECCIÓN DE PRECIO 

El BCV abre el Sicad ofreciendo volumen de US$ 200 millones.


El precio del dólar paralelo recortó -2,48% luego que la subasta Sicad fuera puesta en funcionamiento en el Banco Central de Venezuela (BCV).

La subasta Sicad ofreció un volumen de US$ 200 millones este lunes y las adjudicaciones serían realizadas este martes. Analistas del mercado han estimado que el volumen de US$ 200 millones de manera semanal ubica la oferta de divisas en este nuevo sistema, en el promedio que mantuvo el Sitme diariamente durante 2012.

La modalidad de comercio planteado por el BCV, de liquidar las divisas directamente a los proveedores internacionales, deja por fuera a un buen grueso del mercado que demandaba divisas por Sitme para luego liquidarlas en el mercado paralelo ejecutando ganancias contra el bolívar de hasta casi 240% por operación.

El precio base de la subasta por parte del BCV es de Bs 6,30 esto implica una devaluación del dólar Sitme en 18,86%



lunes, 18 de marzo de 2013

Con el sistema alternativo de divisas Giordani corre la arruga


ENFOQUE ECONÓMICO

EL NUEVO SISTEMA IMPLICA UNA DEVALUACIÓN DEL VIEJO SITME

Por Alex Vallenilla / CNP 16478 / @alexvallenilla

Seguirá lloviendo sobre mojado. El nuevo sistema alternativo de divisas que creará la administración encargada de Nicolás Maduro, terminará igual que el Sitme, agotado y sin oferta de títulos para ofrecer dólares.

El sistema alternativo, se convierte en sustituto del Sitme y los dólares igualmente se conseguirán en permutas de bonos de deuda, pero usarán las carteras que tienen diversos entes públicos, así como las del BCV y de Pdvsa, lo harán de manera mixta, también usando dólares propiamente dicho.

El dólar paralelo se origina de manera subyacente. El gobierno emite deuda para financiar sus presupuestos, los hace en bolívares y en dólares, los inversores que confían su dinero al gobierno, comprando esos bonos. Los que necesitan dólares, compran bonos en bolívares y los cambian por bonos en dólares, luego venden los títulos en el mercado extranjero y reciben sus divisas. Nada de eso es ilegal. Es obvio que ante la demanda de dólares, los que tienen títulos en divisas exijan más títulos en bolívares para el canje, lo que es lo mismo, más bolívares por cada dólar.

El sólo hecho que el gobierno emita deuda en ambas monedas, ya es el principal responsable que exista la posibilidad de permutar los instrumentos y liquidar divisas en la operación.

El Sitme se agota porque tenía un precio “regulado” en Bs 5,30, por lo que los propietarios de los bonos en dólares preferían venderlos en operaciones privadas con una tasa mucho más alta a la del Sitme, eso dejó a la mesa de cambios seca, sin bonos para el canje y ya el gobierno no podía seguir emitiendo más deuda para cubrir la demanda por esta vía. Hay que recordar que el BCV no puede producir dólares.

El nuevo sistema sufrirá lo mismo y además será muy pequeño. El tamaño de la deuda venezolana de manera consolidada supera los 105 millardos de dólares. Expertos han calculado sin rigores que la cartera de bonos del nuevo sistema, podría ser de apenas tres mil millones de dólares. Gran volumen de la deuda venezolana está en manos privadas en el mercado, por eso el BCV no puede influir en su precio, pues no tiene esa cantidad de dinero disponible para comprar la deuda y controlar el precio del dólar subyacente.

Pdvsa tiene músculo y podría calmar momentáneamente el mercado, pero sólo eso, por un lapso, breve por cierto. Hay que recordar que Merentes dijo que el Sitme duraría 100 años y apenas alcanzó los 18 meses para desaparecer. Otro aspecto es que el precio del dólar en las subastas estaría sobre Bs 6,30, lo que implica ya una devaluación mínima de 18,86% del antiguo dólar Sitme.

El gobierno no tiene otra salida, la pragmática. Deben evaluar la situación que han creado que hizo que la inversión extranjera se fuera del país, que la producción interna se viniera abajo y que se dependiera de las importaciones. Es tan insignificante el nuevo sistema alternativo que al ver el tamaño de las importaciones CIF y FOB de 2012, junto a los fletes y seguros suman 130.720 millones de dólares, no queda otra que pensar que ese anuncio carece de seriedad, así como de dólares para sostener tal sistema. Y al que le dejan esa tarea es al ministro Giordani.

jueves, 7 de marzo de 2013

Alza de créditos hipotecarios disparará precio de viviendas usadas


ENFOQUE ECONÓMICO

GOBIERNO TOMA DECISIONES SIN PREVER EFECTOS

Por Alex Vallenilla / CNP 16478 / @alexvallenilla

El Ejecutivo comete un error incrementando la cartera de crédito hipotecario de los bancos, al no combinar esa acción, con una importante alza en la oferta de viviendas nuevas en el mercado primario. La decisión quiere ser mostrada como un favor a las familias, al contrario generará dificultades para estas, en las actuales circunstancias del mercado inmobiliario, concreten sus expectativas.

Esa medida no está acompañada con una política de construcción masiva de viviendas, para que el mercado primario disponga de más unidades. Si hay más personas con acceso al crédito apuntarán al mercado secundario, es decir al de viviendas usadas. Si el mercado primario no puede suplir nuevas unidades, el precio de las usadas tendrá un impacto en el alza, debilitando los montos de aprobación de créditos hipotecarios actuales, por ende más difícil para las familias a conseguir viviendas a buen precio.

El sector constructor privado no está edificando en forma, el Estado lleva una política de construcción muy precaria y las asignaciones a los beneficiarios se hacen por vías más políticas que por financieras.

Al aumentar la disponibilidad de créditos y las personas salgan a buscar viviendas ¿Qué van a comprar? Los encargados del gobierno no deben seguir implementando medidas que en el fondo tiene fines de soportar un discurso político, y que terminan haciendo daño a las posibilidades reales de satisfacer la demanda de habitación. Así está ocurriendo con los rubros básicos regulados, con la oferta de vehículos nuevos, con el cemento y en otros sectores.

Debe el gobierno promover primero un ambiente propicio para que el empresario del área de la construcción pueda retomar de nuevo la fábrica masiva, para que se aumente la oferta de viviendas y los bancos puedan cumplir más fácilmente posibilidades de créditos a personas con capacidad de pago, que cubra las expectativas de la oferta del mercado.

Antes deben recuperar la producción de cemento, la producción de acero y cabillas en Sidor, que es bien sabido luego de las estatizaciones se produjo la desaparición de estos productos y se han convertido incluso hasta en contrabando. Las medidas de regulación de precios y la ineficiencia en las empresas que fabrican cabillas y cemento, han derivado en un mercado negro que beneficia sólo a unos pocos burócratas con control de lo poco que se hace y en detrimento del patrimonio del resto de la sociedad.

Si no se aumenta la oferta de viviendas, esta extensión de la cartera hipotecaria, producirá un alza de precios de casas y apartamentos usados, habrá menos ciudadanos propietarios de sus viviendas y muchísima gente hipotecada pagando créditos de precios altos, gracias a que los gobernantes, antes no piensan en los efectos de las decisiones que toman. Es simple, más posibilidades para comprar y menos oferta de bienes. Más demagogia.

Bitcoin: Google Noticias

FreeBitcoin