El régimen apuesta a que lo tumben

La guerra entre la institucionalidad y la barbarie.

Crisis alimentaria incidirá en el incremento de las enfermedades crónicas

Esta generación padecerá más enfermedades que las anteriores.

Cataclismo económico para 2017

Si el régimen no permite el referendo.

Así son los “saqueos controlados” como método de represión del régimen

Métodos radicales que las bandas mercenarias llamadas “colectivos” aplican para desvirtuar las protestas

Asedio a la MUD

Hay factores que perciben el "boom" de Venezuela y se adelantan en atacar a la Unidad.

La crisis económica venezolana ya afecta a Cuba

Castro también admitió que Cuba enfrenta una “contracción” de las entregas de petróleo venezolano.

miércoles, 30 de septiembre de 2015

Opinión: Signos de una Venezuela en cambios / Por @ECO_NOTICIAS

Por Marcial Barrios / @ECO_NOTICIAS

Hoy vemos como el pueblo “domado” ha cambiado su carácter rebelde, por el pueblo sumiso que prefiere hacer colas humillantes que le aseguran un “producto regulado”.

Los signos de la economía venezolana son evidentes, amplias colas colmadas de gente en la búsqueda de productos regulados, fuerte escasez de productos de salud y farmacia, déficit de dinero fiduciario que muestra grandes bloques de billetes para pagar productos no suntuosos.

Acciones militares en la frontera para controlar el contrabando y el tráfico de billetes que supuestamente controlan el precio de la divisa en Venezuela que no ha traído sino el incremento del dólar paralelo.
Un pueblo empobrecido que trata de subsistir con un salario mínimo que escasamente llega a los 30 dólares mensuales y un aparato productivo deteriorado que cada día le cuesta más producir por el asfixiante control, amenazas, expropiaciones, ocupaciones, confiscaciones, delincuencia, imposición de trámites burocráticos y muchas otras cosas más que buscan enlentecer la actividad comercial y el desarrollo humano.

A todas estas situaciones se le suma la masiva emigración de profesionales, técnicos y obreros que han decidido dejar su patria para buscar mejores destinos en países de todo el mundo, lo cual afecta notablemente el desempeño y evolución de nuestro país ya que gente capacitada que ha trabajado por la excelencia ya no pondrá su granito de arena en Venezuela sino en otro país.

Este coctel de situaciones ha sucedido en otros países del mundo donde las cúpulas políticas y castrenses gobiernan el país como si les perteneciera trayendo pobreza y desolación en las familias que quedan desperdigadas y muchas veces no vuelven a reunirse.

Las consecuencias humanas
Sabiendo que PDVSA es la única fuente de ingreso que mantiene al país y que su producción anual de unos 900 millones de barriles lo que equivale a 36.5 millones de dólares lo que implicaría unos 1200 dólares por persona si lo dividimos entre 30 millones de habitantes. Pero no todos esos dólares les llegan a cada habitante porque se destinan más de la mitad para obras, insumos, mantenimiento, etc. Esto implica que quedarían solo 600 USD por persona es decir unos 1,6 USD diarios. Pero como todos sabemos la riqueza no se distribuye igualitariamente y esto trae como consecuencia que cada venezolano si acaso reciba 1 dólar diario para vivir.

Entonces tenemos el cruce de inflación e índices de crecimiento de Venezuela que han caído y es lamentable que un humano gane menos de un dólar al mes para subsistir, ya que esto le lleva a una situación de vulnerabilidad total que lo posiciona en los márgenes de la esclavitud. Donde es capaz -por la pobreza que lo aqueja- de tomar decisiones desesperadas en las que se incluye el robo y la prostitución.  
Mirando más allá en el futuro, podemos ver como los países que han sufrido esta caída en su poder adquisitivo comienzan alimentarse de forma deficitaria trayendo como consecuencia una generación menos nutrida afectando inclusive el desempeño intelectual.

El empobrecimiento masivo crea las condiciones para que aquellos que manejan el capital o la renta petrolera (oligarquía gubernamental) manejen a la población de manera esclavisante, amenazándoles constantemente con quitarles los subsidios si no los apoyan.  Hoy vemos como el pueblo “domado” ha cambiado su carácter rebelde, por el pueblo sumiso que prefiere hacer colas humillantes que le aseguran un “producto regulado”.
Pero en la historia de la humanidad los esclavos se han  rebelado al amo y siempre han logrado la libertad porque se han enfocado en valores más preciados que las migajas que el amo les entrega. Lo que indica que entre más se oprima y humille a un pueblo más cerca se está del cambio aunque esto no implica en su totalidad el cambio de la oligarquía de poder, pero si en sus decisiones.

Opinión: Maniobras para asustar al pueblo / Por @omargonzalez6

Por Omar González Moreno / @omargonzalez6

El emplazamiento de misiles y baterías antiaéreas en barrios repletos de ranchos construidos con materiales de desecho o en zonas residenciales de acicalados jardines en diferentes ciudades del país ha provocado un maremágnum de especulaciones sobre los verdaderos propósitos de esta inusual acción militar ordenada por el régimen de Nicolás Maduro.

¿Por qué colocar esos demenciales juguetes de guerra precisamente entre la población civil venezolana? ¿Qué se esconde detrás de esa maniobra? ¿A cuenta de qué exponen esos artilugios bélicos que hieren los ojos de las familias y oprimen el paisaje habitual del venezolano precisamente en este momento y sin ninguna explicación previa?

A dos meses de distancia de las elecciones parlamentarias que según todas las encuestas las tiene perdidas de calle el régimen madurista, la teoría más difundida es que se trata de una maniobra para meterle miedo a los electores con la posibilidad de una guerra contra un enemigo externo o una matazón contra un enemigo interno.

Otros añaden que se trata de un simulacro de ocupación del terreno donde habita la población civil, ante posibles desordenes,  en caso de que se vean en la necesidad de suspender las elecciones ante una derrota segura o  se decidan a cometer la locura de ejecutar el mayor mega fraude de la historia.

Todas estas versiones vienen aderezadas con la creencia de que el régimen de Maduro busca desesperadamente un conflicto con algún país vecino, como Colombia o Guyana, para tratar de explotar el patrioterismo criollo y justificar la implantación de un estado de excepción nacional que le permita salir del trance de una derrota electoral aplastante.

Sea cuales sean las razones, en lo que todos coinciden es que es una enorme irresponsabilidad del régimen colocar ese tipo de armamento en medio de la población civil, porque podría ocurrir un accidente fatal, y porque viola descaradamente el derecho internacional humanitario que prohíbe convertir a los civiles en blancos militares.   

Frente a esa oleada de consideraciones, después de varias semanas de estar  mostrando la fuerza militar y el poder de aniquilamiento a un pueblo que pasa horas y horas en las llamadas colas del hambre para conseguir alimentos o medicinas, apareció un general, todo tieso, dentro de su uniforme de campaña, con una escueta explicación:

“Los ejercicios militares que efectúa la Fuerza Armada Nacional Bolivariana en el noroeste y el oeste de Venezuela involucran a 7.173 soldados y el uso de 3.323 medios de guerra entre misiles, tanques, aviones, embarcaciones y helicópteros”

No fue el Comandante en Jefe ni el Ministro de la Defensa quien se encargó de informar tamaño despliegue de tropa y armamento, sino el general Jackson Sánchez, director de los ejercicios de la denominada Campaña Patriota 2015,  dizque programados para conmemorar el décimo aniversario del Comando Estratégico Operacional.

Sancochito de Letras / Por Pedro Maldonado

1) Pdvsa recibirá de China el último prestamito por este año: 5000 millones de $. ¿Qué China tan buena?

2) El trole que llega al centro de Mérida ya está casi listo. Así, así, así es que se gobierna.

3) Uno de los billetes nuevos de Colombia llevará la cara de Gabriel García Márquez, luchó contra esas cosas pero es un merecido honor.

4) Paz Colombia-Farc, una paz a fuego leeento pero ahí viene.

5) La gente que hace cola tiene su propio método para informar a la otra que hace lo mismo, qué hay o qué vendrá de los productos a comprar.

1) Entre "Guyanitis" y "Colombianitis" nos vemos. Ahora si tiene trabajito nuestra cancillería.

2) Mucho se habla de la Carta de Jamaica. Quienes la pregonan saben de qué trata esta famosa Carta?

3) Maduro le dijo a la ONU algo así: "Cambiemos el orden económico del mundo". ¿Venezuela como ejemplo?

4) Una compatriota tiene tres años viviendo en Quito, ha progresado y dice que no regresa.

5) Siria: 250.000 muertos, millones desplazados, hambruna... la guerra sigue ganando y los gobernantes atornillados en el poder.

DOS económicas:

1) El ausentismo laboral se acentúa. Ya marca un 35 %. La gente agarra un día laboral, toma su kit y a la cola. La necesidad obliga. ¿O no?

2) El BCV sigue sordo, ciego y mudo. En 9 meses no ha publicado cifras sobre el PBI, Balanza de pagos, Índice de escasez... menos las de inflación. ¿Por qué será? ¿Usted qué opina?

DOS que vi mientras hacía la gloriosa cola patriótica para comprar:

1) Pasan unos niños a la escuela montados en una camioneta y gritan: Viva Maduro!

2) Un motorizado pasa cantando: Patria, patria querida.

Esta la escuché en otra cola... las risas y la gratuita mentadita de madre también.

Opinión: Del cambio y la guerra / Por @richcasanova

Por Richard Casanova / @richcasanova

"Mambrú se fue a la guerra" es la versión española de una popular canción infantil francesa (Marlbrough s'en va-t-en guerre). En España, lógicamente sustituyeron ese extraño nombre por un vocablo más fácil de pronunciar: Mambrú. La canción fue compuesta luego de la Batalla de Malplaquet durante la Guerra de Sucesión Española, los franceses -aun habiendo perdido- se sentían victoriosos al suponer muerto en batalla a su enconado enemigo el Duque de Marlborough, a quien le dedican esta canción en tono burlesco.  

Después de 225 años de aquel episodio, la canción sigue utilizándose para dormir niños y para burlarse de tiranos y gobernantes irresponsables que ven en la guerra un perverso juego para justificar sus fracasos e imponer sus ambiciones desmedidas de poder. Bastante le cantaron  esa canción a Hugo Chávez, quien mucho antes del 4F comenzó sus juegos de guerra, hasta el final de sus días. De hecho, lo más ostensible de su legado es el militarismo como modelo para ejercer el poder, algo que los cubanos han sabido manipular para preservar su influencia y mantener a raya al poder civil. También ha sido aprovechado por una cúpula militar corrupta que se ha enriquecido a la sombra del Estado y participando en negocios de dudosa factura.

Sin duda, han intentado implantar una cultura belicista donde cualquier cosa -así sea una necedad- es para el gobierno una "gran batalla" y todos sus fracasos son consecuencia de la "guerra" económica o política que le ha declarado el imperio, la oligarquía o la oposición apátrida. Por supuesto, después de 15 años en una permanente "gran batalla" y siendo evidente los magros resultados, es justo suponer que el gobierno las ha perdido. Una duda razonable debe surgir en el chavismo: ¿Si la revolución tiene en un puño todos los poderes, como pierde las batallas ante una escuálida oposición? La respuesta explica que hoy se sientan defraudados. Tanto hablar de guerra que la han banalizado, aun así pretenden sembrar angustia en la población con movilización de tropas en la frontera y ejercicios militares por aquí y por allá. Es parte del juego de Nicolás Maduro para generar un conflicto interno pero será inútil, pocos le creen. Sin embargo, subyace una preocupación por el futuro que ofrece un presidente insensato que pretende dividir a los venezolanos y desconoce los riesgos de cualquier conflicto interno. 

En España se perdieron 200.000 vidas en una guerra fratricida entre 1936 y 1939. La guerra civil en Centroamérica dejó en el camino 300 mil muertos, un millón de refugiados y 100.000 huérfanos. Necesitamos un gobierno que ofrezca un futuro a las próximas generaciones y que recuerde a cada instante el drama de los 11.000 niños soldados que -en algún momento- registró Human Rigth Watch como combatientes en el conflicto interno de Colombia, cuya profundidad y crudeza es tal que ni la magistral pluma de García Márquez pudo recoger en su real dimensión. En definitiva, hasta hace poco el juego de la guerra era motivo de burla pero ahora es motivo de preocupación y más que eso, es una razón para impulsar un cambio en Venezuela y derrotar al militarismo, a esa cultura de la violencia que distingue al gobierno más inepto y corrupto de nuestra historia. Es hora de dar la espalda a los promotores de la guerra y tender la mano a quienes prometen unir a los venezolanos para promover la paz y el progreso.  ¡Ese es el cambio!

sábado, 19 de septiembre de 2015

Opinión: Más de un millón de venezolanos sin garantías civiles en municipios fronterizos / Por @ECO_NOTICIAS

El estado de excepción afecta a una población fronteriza de 3 estados que se calcula en un millón y medio de personas que se encuentran con las garantías suspendidas.

Por Marcial Barrios / @ECO_NOTICIAS

Ya son 3 estados de los 4 fronterizos (Zulia, Táchira, Apure y Amazonas) los cerrandos en el paso fronterizo y que se encuentran sin garantías civiles por la declaración de estado de excepción, lo cual limita las garantías ciudadanas. Esto no sucedía desde el intento de golpe de estado de Hugo Chávez cuando el gobierno de Carlos Andrés Pérez en los años 90 tomó la decisión de aplicar el estado de excepción en toda Venezuela. 

Lo extraño es que ni siquiera cuando el paro petrolero ni cuando el golpe de estado contra el presidente Hugo Chávez –hace más de una década- se tomaron estas medidas que afectan el libre tránsito, comercio y el derecho a reunirse libremente, así como también le da derecho a las fuerzas militares para entrar en viviendas y detener ciudadanos.
  
A esto se le une un clima diplomático tenso y un par de incursiones de aviones venezolanos en territorio colombiano, lo que le da mayor tensión al conflicto que se originó luego de la movilización hacia la frontera por parte del estado venezolano para “controlar el contrabando y grupos paramilitares” que desde hace unos 12 años hacen vida gracias a los productos subsidiados por parte del gobierno nacional y que se ha convertido en un negocio multimillonario. El militar Francisco Arias Cárdenas, gobernador del estado Zulia, afirmó que “con el cierre de frontera se evita la fuga de 2 millones de litros de gasolina” valorados en más de 2 millones de dólares diarios en Colombia, solo en gasolina. Cabe destacar que estos 2 millones de litros cuestan en Venezuela unos 285 mil dólares calculados a la tasa oficial. Lo que demuestra el tamaño del negocio con ganancias exorbitantes. Sabiendo esta cifra ¿por qué no se detuvo el tráfico de gasolina antes?

El estado de excepción afecta a una población fronteriza de 3 estados que se calcula en un millón y medio de personas que se encuentran con las garantías suspendidas bajo el comando militar que dirija la zona.

Un hecho relevante es que más del 65% de los 19 municipios declarados en estado de excepción son del partido de gobierno PSUV y los 3 estados tienen gobernadores del PSUV. Cabe preguntarse: ¿Cómo después de tanto tiempo y control gubernamental ahora es que se toman las medidas contra el contrabando y el paramilitarismo? 

¿Acaso el control por parte del PSUV no ha sido eficiente?

En medio de toda esta crisis social las negociaciones entre los habitantes de la frontera se encuentra virtualmente paralizadas lo que ocasiona perdidas en millones de dólares y un desequilibrio a las familias que hacen vida entre los dos países.

¿Cuándo se restablecerán los derechos democráticos y civiles en los municipios afectados? Esa respuesta solo la tiene el gobierno nacional que hasta ahora no ha dado fecha en el operativo militar que mantiene la frontera sin paso y sin derechos civiles.

Sancochito de Letras / Por Pedro Maldonado

1) ¿Dónde estará el gobierno de la suprema felicidad social?

2) Exilio venezolano en Panamá: de odontólogo a mesonero.

3) En Maiquetía no hay plástico que se resista al hurto, las maletas de los pasajeros llegan abiertas.

4) Ante el cierre de la frontera colombo-venezolana, la izquierda política colombiana está callada, incluyendo la guerrilla.

5) Cifras históricas alcanzó la inseguridad.... y no es sensación como dijo hace años la Defensora del puesto, digo del Pueblo.

Sancochito de Letras / Por Pedro Maldonado

Sancochito de Letras / Por Pedro Maldonado

1) La OPEP calcula que el barril de petróleo venezolano estará en 80 $ en el 2020.

2) Productos en Venecola: mucha demanda y poca oferta.

3) Muere señora de Barinas que hacía cola en Mérida. Esto pasó en pleno centro de la ciudad.

4) Huyendo de la guerra y buscando trabajo, miles de africanos y asiáticos cruzan el mar Mediterráneo rumbo a Europa.

5) Por acá también hay escasez de papel moneda. ¿Comprarán los billetes en el exterior?

Opinión: El fin de la revolución de Pacotilla / Por @omargonzalez6

Por Omar González Moreno / @omargonzalez6

Dicen que esta revolución bolivariana del socialismo del siglo XXI, no es revolución, ni es bolivariana, ni es socialista ni mucho menos es del siglo XXI. Es sólo la excusa utilizada por una caterva de piratas, corsarios, bucaneros y filibusteros que se encaramaron en ese proceso para destrozar este bello país en nombre del Libertador y de los pobres.

Piratas que les importa un comino el ideario de Bolívar o la filosofía marxista, con tal de llenar sus alforjas con el botín del erario público. Corsarios al servicio de países extranjeros para aprovecharse de nuestros recursos naturales. Bucaneros y filibusteros dedicados a importar cualquier cosa y destruir el aparato productivo nacional. Todos ellos disfrazados con un trapo rojo y un cucurucho del mismo color en la cabeza.

El resultado de esta toma por asalto de las instituciones democráticas del país no podía ser otro que la bancarrota. No hay un solo indicador positivo que pueda mostrar la mal llamada Revolución Bolivariana del Siglo XXI . Todos ellos apuntan hacia el hundimiento, la miseria y la desolación.

Si no referimos al desabastecimiento de alimentos, medicinas, repuestos, materias primas y demás rublos;  según todas las investigaciones divulgadas hasta ahora, menos las del Banco Central de Venezuela que mantiene un silencio cómplice; ronda el 75 por ciento o más. Ello significa que la inmensa mayoría de los venezolanos está sufriendo el terrible drama de la escasez. De eso se salva únicamente la macollita del régimen, que hace sus compras en el exterior y se trae la mercancía en sus yates y aviones privados.

En cuanto al costo de la vida, Venezuela pasó a ser el país más caro del mundo para sus ciudadanos; el más costoso porque sus habitantes obtienen sus salarios en devaluados bolívares, pero se ven obligados a pagar los bienes y servicios que consume a precios dolarizados de acuerdo a la cotización del mercado negro.  Por eso, el costo de vida  para los venezolanos es más alto que para los habitantes de ciudades como Nueva York, Londres o Madrid.

Hablar de la devaluación de nuestra moneda lo que da es vergüenza. Recientemente una cadena de noticias internacional dijo que “el dinero de Venezuela vale menos que una servilleta grasienta para sus ciudadanos” mostrando la fotografía de un  hombre que sostenía una empanada con un billete para no ensuciarse las manos de manteca. El bolívar ha sufrido una devaluación de más del 700% en un año. Nuestra moneda vale menos que un centavo y, en consecuencia, el salario mínimo de un trabajador venezolano es apenas de 13 dólares al mes.

Si nos referimos a la inflación todo parece indicar que Venezuela batirá este año sus records históricas. De acuerdo con los pronósticos de los más reputados economistas, para el cierre de este lapso, la inflación se ubicará entre 110% y 200 %, la más alta del mundo, lo que generará un notable  incremento de los indicadores de pobreza y desempleo, convirtiendo en  héroes a los venezolanos que sobrevivan por su enorme esfuerzo de aferrarse a la vida.

La inseguridad es otro de los logros de esta baratija revolucionaria. El último estudio realizado por el Observatorio Venezolano de Violencia revela que la tasa de homicidios en el país aumentó a 82 por cada 100 mil habitantes y nos coloca al como la segunda nación del mundo en la que ocurren más asesinatos, con un promedio de 25 mil crímenes cada año. Esto, sin referirnos a secuestros, robos, atracos, violaciones y otros delitos, que ni siquiera se denuncian, ¿para qué?

La educación es otro estruendoso fracaso en este tugurio en el que han pretendido convertir a Venezuela la cuerda de maleantes que se ha apoderado del poder. Los educadores de vocación reportan que cada año hay más niños y adolescentes venezolanos que abandonan la escuela, porque perciben que esa no es la vía para salir de la pobreza. Este año se calcula que más de 100 mil jóvenes entre 15 y 16 años de edad dejaron de inscribirse en los centros educativos

Nadie puede mirar un hospital público en Venezuela sin sentir pavor. Es como mirar a la muerte. No hay insumos, no hay equipos y cada vez son menos los profesionales de la salud que deciden trabajar en ellos por el miserable sueldo que reciben  por el trabajo de salvar vida y arriesgar las suyas, ya que esos centros se han convertido en teatro de operaciones del hampa.  El agua, la luz,  …son artículos de lujo!

Por suerte, esa fiera reprimida que es el pueblo venezolano, ha tomado consciencia de la estafa y solo espera el 6D, las elecciones parlamentarias, para ponerle punto final a esta revolución de pacotilla.

viernes, 18 de septiembre de 2015

Opinión: El juego no se termina / Por @richcasanova

Por Richard Casanova / @richcasanova

Desde los tiempos del deslave en Vargas, el gobierno ha insistido en una estrategia que muy bien resumió el insepulto luego de aquel pavoroso incendio en la Refinería de Amuay: el show debe continuar.  Hoy resulta demasiado obvio que el gobierno intenta mantenernos hablando de temas políticos, de la frontera colombiana, de la injusta prisión de Leopoldo López o de la jueza Susana Barreiros, en vez de tener al país hablando de escasez, inflación o inseguridad. Así las cosas, uno podría pensar que esa estrategia ha sido exitosa pues la agenda social y económica ha sido desplazada de la primera plana de los medios. Y no es que en la MUD sean tontos como para pisar el peine, es que son temas sensibles que impactan a la opinión pública y en muchos casos, es imposible eludirlos.   En todo caso, advertimos dos cosas: 1) Este "éxito" no necesariamente supone una victoria electoral, es necesario ver el balance pues toda estrategia tiene ganancias y costos políticos. Y 2) Diría el célebre Yogüi Berra, el juego no se termina hasta que se acaba.

En efecto, la estrategia del "show continuado" puede que logre maquillar la realidad y distraer momentáneamente la atención pero también coloca al gobierno muy lejos de las necesidades y expectativas de la población. ¿Qué preocupa más a una madre: lo que diga Santos y le responda Maduro; o conseguir leche para sus hijos o la medicina del abuelo?  Alguien que pierde un ser querido a manos del hampa o muere de merma en un hospital público ¿estará angustiado porque Leopoldo López está preso?  Ese  taxista que no consigue la batería, ni le alcanza el dinero para comprar cauchos ¿tendrá entre sus prioridades la corrupción del Poder Judicial?  Sin restar importancia a ningún tema, hay una realidad inmediata que -a todo evento- es abrumadora y pese al show continuado, tiene un efecto devastador e indignante, además de una expresión electoral.  Dependiendo de cómo se "facture", tal expresión será la abstención o el voto castigo.  El gobierno lógicamente apuesta a la primera opción: que el hastío y la desesperanza se combinen con operaciones políticas divisionistas y clientelares, no para ellos ganar las elecciones sino para evitar una victoria opositora, lo cual es muy distinto.

Sin embargo, el "trapo rojo" se destiñe cuando el tiempo transcurre sin que haya solución a los problemas reales y de pronto, la tragedia se hace cotidiana. Cada minuto, cada día el gobierno se distancia más de los anhelos y del sentimiento popular.  Sin querer, han evidenciado que la escasez no es una consecuencia del contrabando pues los anaqueles siguen vacíos luego del cierre de la frontera.  Y subestiman a los venezolanos –especialmente a los pobres- pensando que la importación masiva de productos y su lanzamiento a la calle en los días previos a las elecciones les garantizarán la victoria.  En otro momento eso funcionó porque -nos guste o no- había un liderazgo con credibilidad en vastos sectores y éste era capaz de generar confianza e insuflar esperanzas.  Ahora es otra la realidad: Maduro no es Chávez y muy pocos creen que este gobierno sea capaz de superar la honda crisis social y económica de hoy, principal legado del insepulto. Claro, tampoco es para quedarse tranquilo, recuerden que “el juego no se termina hasta que se acaba” y que todos somos protagonistas del cambio, es hora de activarse para multiplicar el mensaje, movilizar y luego defender el voto. 

viernes, 11 de septiembre de 2015

Informe Efectivo: López, una piedra en el camino en la puja Cabello-Shannon

Siendo Leopoldo López un preso político emblemático, la decisión política, más que judicial, de ponerlo a pagar condena por casi 14 años, es también emblemática.

Uno de los puntos del acuerdo de transición entre Cabello y Shannon es la liberación de los presos políticos, que en la medida de lo posible y para evitar que la base chavista dura que aún queda se rebele, del lado venezolano se ha ido cumpliendo, tal cual se ha previsto en este informe, cada dos o tres semanas, se tiene noticias de otro grupo de presos políticos que van a dar a sus casas, no libres, con medidas cautelares pero al fin fuera de los barrotes. Los casos de Scarano y Ceballos, causaron escozor en el chavismo que todavía cree que se hace “justicia”. El llamado comité de “víctimas de la guarimba”, instancia política también, en el que pudiera haber uno que otro que crea que se imparte justicia, debe conformarse con la sentencia de López, porque en medio del impacto mediático de la condena a López, la primera que se supo y que de inmediato nubló las mentes, que de inmediato se atormentaron, nadie prestó atención a la decisión contra los cuatro estudiantes, que eran parte del juicio político y que fueron enviados a sus casas, bajo régimen de presentación.

A López se la ha ofrecido que se vaya del país, y no lo acepta, porque ha asumido su cárcel que le rinde grandes frutos en su futuro político. No puede Cabello soltarlo y quedar en evidencia ante los pocos votantes que tienen Maduro y el PSUV, la atomizada popularidad del chavismo, reducida a 15%, terminaría de esfumarse, por blandengues a final de cuentas.

Con la medida se percibe que de este lado, en el pulso Cabello-Shannon, el segundo lleva ventaja. El primero presiona hasta donde más puede, a ver si desde afuera, le aflojan un poco. Esto es una guerra de nervios, de pavores y pánicos, los de este lado viven aterrados de la incertidumbre de perder el poder, los de afuera, los “gringos” temen que Venezuela salga de control y termine impactando los mercados mundiales con una moratoria de deuda soberana. Los días avanzan inclementes a la fecha del 6D y otro de los puntos sobre la mesa es el de realizar esas elecciones y minimizar la trampa en lo posible. Por ello la decisión contra López, desató toda clase de pasiones, muchos de una postura “radical”, que no quieren que se haga elecciones enseguida lanzaron un concierto de “no vale la pena votar”, de “ahora dirán que esto se resuelven votando”, música para las oídos de Cabello.

Pero los días pasan y van descontando. La crisis de escasez e inflación y ahora de desempleo, es inclemente y dura, es real, no es virtual, no se experimenta en la red, sino en cada hogar venezolano. No comprender esto es perder el tiempo en llamados que no tienen eco. El cierre de la frontera, para evitar que buena parte de la comida se vaya al negocio del contrabando, que dirigen en grandes volúmenes, las mafias de “enchufados” que controlan los inventarios del país, junto con militares corruptos, tiene fin político, crear un clima de abastecimiento nuevamente, con lo poco que se importa, a eso se le suma la importación de carne que el propio Cabello cuadró con JBS SA, en Brasil, para inundar al país con carne brasileña en este trimestre.

El terror de Cabello y Maduro, con la consabida derrota que se les viene, los tiene encerrados, López está más libre que ellos a pesar de estar físicamente en una celda. Esta decisión, que busca generar apatía, desmotivación, temor, abstención y hasta violencia, en el fondo ha sido un gran error táctico del régimen y en la vorágine de errores y cálculos, podría comenzar a decirse que los enanos del circo, que ya le crecieron a Maduro todos, ahora empiezan a tener más tamaño en el circo de Cabello, a López lo han convertido en un “líder”, y se lo ha ganado en su pulso desde la cárcel, en ese que muchos que claman, no hay que olvidar que este país es “presidencialista”.

martes, 1 de septiembre de 2015

Conozca el tarjetón electoral para las Parlamentarias del 6D


#Opinión Sancochito de Letras / Por Pedro Maldonado

Por Pedro Maldonado / SANCOCHITO DE LETRAS

1) ¿Cuántos convenios con otros países? ¿De verdad funcionan?

2) Chino, el cantante a dueto de Nacho se fue al imperio... otro que se va como tantos venezolanos, a esto sumamos los 10.000 médicos que están fuera de Venezuela. ¿Por qué será?

3) Para vender perrarina, en algunos sitios exigen el documento de propiedad de la mascota.

4) El gobierno informa: en tres meses tendremos la primera cosecha de la siembra especial de caraotas y frijol. Así, así, así es que se siembra?

FreeBitcoin