El régimen apuesta a que lo tumben

La guerra entre la institucionalidad y la barbarie.

Crisis alimentaria incidirá en el incremento de las enfermedades crónicas

Esta generación padecerá más enfermedades que las anteriores.

Cataclismo económico para 2017

Si el régimen no permite el referendo.

La guerra interna en el régimen está al rojo vivo

El sector radical trata de resistir la avanzada de los reformistas en el PSUV

Asedio a la MUD

Hay factores que perciben el "boom" de Venezuela y se adelantan en atacar a la Unidad.

La crisis económica venezolana ya afecta a Cuba

Castro también admitió que Cuba enfrenta una “contracción” de las entregas de petróleo venezolano.

lunes, 31 de octubre de 2016

Los “apagafuego” en la crisis venezolana


La semana próxima son las elecciones de Estados Unidos. Es un evento, que supedita la salida a la crisis política, económica, social, sanitaria y de criminalidad que azota a Venezuela. Hay que recordar lo siguiente: el jefe político de Nicolás Maduro es Raúl Castro, dictador de Cuba. Cuba es mantenida por Venezuela, con 7 mil millones de dólares al año, con el llamado convenio Cuba-Venezuela, además Venezuela mantiene a otro grupo importante de países de Centroamérica y del Caribe, con Petrocaribe, asunto que nunca ha desagradado a los “gringos” y que políticamente es direccionado por Castro. Cuba, aparte de su convenio, también recibe al menos 80 mil barriles diarios de petróleo de la saqueada Venezuela.

La situación política en Venezuela, depende de elecciones norteamericanas

Hay que recordar más. La política de Barack Obama, acompañado por la Iglesia Católica, en el caso de Cuba, y un sector de Europa, tal como lo reportaba desde un principio Rafael Poleo, director del diario El Nuevo País, ha sido la de insertar a Cuba en el capitalismo. Obama ha llevado adelante procesos similares, con Irán, cambios interesantes en China y bloqueo contra Rusia, sin necesidad de usar la confrontación bélica. Resolver lo de Cuba, tiene sus efectos sobre Venezuela. Pero hay quienes obstinada y hasta interesadamente, obvian esto y se enfrascan en buscar a un chivo expiatorio, a la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), una coalición de partidos que no ha hecho otra cosa que buscar la salida de la crisis venezolana, por la vía democrática, civilista, institucional pacífica y electoral, porque el terreno violento, es de los bárbaros del oficialismo.

En ese proceso, llega el fin del mandato de Obama. Coincide con la grave crisis de Venezuela, que es la de la insolvencia económica. Ante el inevitable estallido social, que pudo derivar en situaciones devenidas sin control, en junio y julio, el sector militar abre las fronteras y obliga al régimen a liberar precios, para palear la crisis alimentaria que había sacado a la población a saquear en las calles. Llegado el tiempo de pagar deuda externa, Pdvsa anuncia un canje de deuda porque está en las puertas del impago, situación esta que de suceder, desataría turbulencias en los mercados de deuda y bursátiles, en medio de una situación global con tasas de interés negativas en el mundo desarrollado, que contagiaría a los mercados en olas de venta de activos de riesgo, con caídas importantes en valores relacionados con el sector energético, ya muy golpeado por la baja de los precios del petróleo y los impago de deuda de las petroleras norteamericanas no convencionales que han quebrado por la misma situación. Todo ello en la recta final de las elecciones norteamericanas.

Donald Trump, ha criticado a la banca de Wall Street, por sus excesos, al gobierno de Obama, por su insolvencia y fortísimo endeudamiento, a la emisión de dinero inorgánico, que terminan pagando los contribuyentes norteamericanos con inflación y al financiamiento que los desafueros del casino financiero en Nueva York comete, cuando se financia a países como Venezuela, bajo la dirección de políticos como Hugo Chávez, quien llevó la más oscura administración, para dar uso discriminado a los fondos prestados, ya que con el Fondo Monetario Internacional debía presentar cuentas claras y transparentes.

Wall Street, en su mayoría, financia la campaña de Clinton.

Toda esa serie de factores tiene incidencia en lo que ocurre en Venezuela.

Si Pdvsa o Venezuela declarasen el impago de deuda, dinero de los contribuyentes norteamericanos, que pagan con inflación, el discurso nacionalista y conservador de Trump es alimentado, porque qué necesidad tiene el trabajador norteamericano de que con su trabajo, se financie regímenes como el de Hugo Chávez, en que terminan robándose todo, y los ladrones ahora viven como mecenas en EEUU, mientras el trabajador norteamericano recibe tasas de interés de 0% y alto costo de la vida, y de paso, ahora Venezuela no tiene como pagar.

Si Trump ganase las elecciones de EEUU, muere la negociación EEUU-Cuba.

Entonces surgen los “apagafuegos”, los verdaderos.

Thomas Shannon y John Kerry, ambos funcionarios norteamericanos con fuertes contactos con el régimen de Maduro, en el marco de las negociaciones EEUU-Cuba, señalan el camino: Venezuela no puede bajo ninguna circunstancias, caer en impago de deuda antes de las elecciones de EEUU, así como tampoco puede permitirse que ocurra una poblada, que desaloje a Maduro del poder así nomás y que una situación devenida derive en más incertidumbre. Esto devela que las acciones de Maduro y Eulogio Del Pino, son del más arraigo “pitiyanqui”, asunto del que reniegan. Llega El Vaticano, llamado por Castro, luego que le “dan la patada a la mesa”, con la suspensión del referendo revocatorio, para proteger a Maduro bajo la sotana de los curas.

Hay que tomar en cuenta, que la MUD ha hecho de manera impecable la labor política, arrinconar al régimen al punto que está sentado dialogando con actores de segunda en la oposición, la dictadura se debió conformar con eso. Ahora bien, el nuevo gobierno norteamericano arranca en febrero de 2017, por lo que esta situación puede extenderse para esa fecha. Es muy posible que antes del 8 de noviembre sean liberados grupos importantes de presos políticos, para negociar la calma, evitar sobresaltos en la transición de Obama y el nuevo gobierno norteamericano, para dar paso a un nuevo gobierno en Venezuela, ya que a partir de abril de 2017, el impago de deuda de Venezuela es inevitable, y si para entonces la Clinton es la presidenta, entonces sus "panas" de Wall Street, le exigirían la cabeza del que gobierne en Venezuela, en vista de que ya no tiene como pagar.

Si algo hay que criticar a la MUD y de manera muy objetiva, es que en ese juego de poder, no ha tenido políticamente, la creatividad de negociar directamente con Castro, términos de la actual crisis.

S&P rebaja títulos de Pdvsa a “bonos basura”

Fitch Ratings también rebajó las notas de la estatal a CC, desde CCC, considerando que igual se retrasará el cronograma de pagos para los que hicieron el canje

Por Alex Vallenilla / @alexvallenilla

Bonos de Pdvsa fueron degradados a calificación de “no inversión”, o lo que en los mercados se llaman, “bonos basura”, luego que la estatal petrolera venezolana realizara un canje de títulos, que fue parcial y no fue apoyado por la mayoría de los tenedores de estos títulos; según Standard & Poors, el canje es una muestra de angustia, previo a lo que se considera será la inevitable declaración de impago de deuda de la petrolera, los bonos fueron bajados de CCC a CC y a lo que se llama un “incumplimiento selectivo”, con calificación SD.



La calificadora señala que el porcentaje de bonos no garantizados, es decir los que no fueron canjeados y que vencen en abril de 2017, que suman 3 mil millones de dólares para abril del año próximo y 4,1 mil millones para noviembre, fueron reducidos a la calificación D, desde CC, es decir, son considerados bonos que no podrán pagarse en la fecha estimada.

Por su parte la calificadora Fitch Ratings de igual manera redujo la calificación crediticia de la estatal desde CCC, hasta CC, lo que también tendrá repercusión en los bonos soberanos, ya que el gobierno estará obligado a ayudar a la petrolera a cumplir con sus obligaciones, tomando parte de las actuales reservas internacionales que su ubican en unos 12 mil millones de dólares.

La razón de la rebaja de la calificación radica en que se estima que los bonos canjeados para 2020, también podrán sufrir retrasos en ser cumplidos, debido a que la alta probabilidad de que la estatal y Venezuela entren en impago en pocos meses, retrasará todo el calendario de pagos que sigue y que es bien complejo y grande entre 2017, 2018 y 2019, por lo que quienes canjearon los bonos para 2020, también podrían enfrentar dificultades para cobrarlos.

La semana pasada en un comunicado muy angustiado de parte de Pdvsa, el propio presidente de la petrolera, Eulogio Del Pino, anunciaba que si no se hacía el cambio, sería muy difícil para la petrolera cumplir con los compromisos, lo que obligaría el default.

miércoles, 26 de octubre de 2016

El régimen apuesta a que lo tumben violentamente


La grave situación económica de toda Venezuela, en todos sus sectores, del que incluso ya la banca no escapa, obliga a un cambio de gobierno, urgente. Pero ese cambo de gobierno tiene que ser efectuado de manera que la frágil institucionalidad que la Mesa de la Unidad (MUD), ha logrado construir, en su gestión al frente de la Asamblea Nacional, no derive en la barbarie, hacia la que empujan los sectores radicales del PSUV, no puede perderse.

Es un asunto de ética, es como cuando El Guasón reta a Batman: “¡Mátame y termina con todo!”, el superhéroe no lo hace, por asunto de ética y moral, si lo asesina, no haría justicia, se volvería un criminal como el que lo invita a matarle. Es lo que ocurre en esta puja, PSUV versus MUD, en que los radicales del chavofascismo, le retan a que lo tumben, lo derroquen por la vía violenta, es un intento desesperado por destruir las aun endebles señales de reinstitucionalización, que tanto clama Venezuela y que ladrillo a ladrillo, construye la oposición. Por eso dieron la patada a la mesa. Es porque hay una guerra entra la institucionalidad, que representa el regreso de la democracia y el restablecimiento del Imperio de la Ley, contra la barbarie primitiva, fascista y criminal de los radicales del PSUV.

Pero aparte de ser un asunto ético, tiene sus consecuencias en lo económico. La crisis que atraviesa Venezuela, se solventa rápido, con la llegada de inversiones extranjeras y con la gestión del rescate financiero internacional, que ayude a evitar el impago de deuda del país y la estatal petrolera en 2017. Pero esa sería una situación sólo posible para un gobierno nuevo, elegido democráticamente, legitimado. Un gobierno de facto tendría las mismas dificultades financieras que el actual régimen y es allí donde sectores del PSUV, radicales y moderados, coinciden en sus acciones.

Llegar al poder, por la vía del derrocamiento del chavofascismo, fuera del orden institucional, constitucional y democrático, sería “asesinar al Guasón”, creyendo que se hace justicia. Ciertamente razón tienen quienes señalan improperios contra el chavofascismo, no es para menos, el daño que le han hecho a Venezuela no tiene comparación, con otras gestiones nefastas de gobiernos. Sin embargo, toca mantener el lado cívico, mantener la estrategia institucional, con la que se ha logrado arrinconar a la banda delictiva roja, a la situación que hoy tienen, que es la de salir corriendo a esconderse detrás de la sotana de los curas, al ir al Vaticano a solicitar la mediación para el diálogo, luego que violaron la ley una vez más, al no permitir que el venezolano pueda decidir esto democráticamente, con el empleo de sentencias ilegales de tribunales no competentes en materia electoral.

La MUD está obligada a llegar al poder por la vía electoral, aunque la presión de calle, protestas y demás, sean necesarias como parte de la lucha por la recuperación de Venezuela.

La cacería gringa
La situación se hace más tensa, los norteamericanos aprietan más las tuercas contra los corruptos, que son la mayoría de los andan radicalizados, unos 11 mil millones de dólares serán confiscados en próximas semanas a funcionarios rojitos de la estatal petrolera, políticos y contratistas perfectamente ubicados por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos, fortunas robadas al país de la renta petrolera. Suiza entrega otro monto de 51 millones de dólares, que tenían congelados en cuentas en bancos de ese país, parte del mismo proceso. Según lo que detalló Bloomberg, con ese reporte, están involucradas las empresas de los llamados “bolichicos”, los que hicieron fraude a Venezuela con los contratos de electricidad y plantas termoeléctricas, así como de Pdvsa.

Se le chispoteó
Padrino López resultó ser más torpe de lo que se pensó. Con razón Diosdado, sin poder real, sólo con cizaña, chismes y chantajes, logra hacerlos retroceder, así como Jaua hizo retroceder a Eulogio Del Pino, cuando lo obligó a retractarse sobre el tema de las expropiaciones de petroleras en el Lago de Maracaibo. Padrino López apareció con un comunicado, de total contenido político contra la Asamblea Nacional, un poder legítimo, independiente y que cuenta con el favor del voto. Recordó este episodio, a aquel general Lucas Rincón, de abril de 2002, cuando daba una rueda de prensa con un teléfono celular recibiendo órdenes e instrucciones, para nada, porque al final tuvo que decir: “se le solicitó la renuncia, la cual aceptó”.

Santos óleos
El sector radical que clama impunidad, al contrario es arrinconado en el país y ahora desde afuera sienten como la justicia internacional, no les perdona haber convertido a Venezuela en la tierra arrasada y de miseria que ahora es, es lo que explica la conducta que ahora toman, piden diálogo, perdón, así lo expresó Jorge Rodríguez, quien clamó por la “reconciliación”, sólo intentan alargar su caída, intentan negociar su impunidad, la agonía de la dictadura moribunda, podría terminarse en pocos días, semanas, porque ellos mismos han traído al cura, que indudablemente tendrá la labor que todo padre tiene con un moribundo, dar la extremaunción.

Miles de venezolanos en el exterior se suman a la Toma de Venezuela

Luego de la convocatoria que realizó la Mesa de la Unidad de salir a las calles y avenidas en La Toma de Venezuela para protestar por la suspensión del revocatorio de Nicolás Maduro, los venezolanos en el exterior anunciaron que se suman a esta jornada con una protesta llamada "Con Venezuela". 

Manuel Avendaño, responsable (e) de Relaciones Internacionales de Voluntad Popular, informó que "venezolanos en alrededor de 15 ciudades del mundo como Roma, Milan, Houston, Miami, Bogotá, Lima, Nueva York, Barcelona, entre otras, se unen a la Toma de Venezuela para dar a conocer su descontento por la violación a la Constitución al negar el derecho a revocar el mandato de Nicolás Maduro". 

Según informó los venezolanos en el exterior rechazan no solo que se haya suspendido el revocatorio sino que además se les vulneró su derecho al voto porque no han sido tomados en cuenta por parte del Consejo Nacional Electoral para la recolección del 20% de las huellas para el revocatorio. "Ahora en lugar de hacer una recolección de huellas simbólica, se unirán a la protesta  "Con Venezuela",  señaló Avendaño"

Crisis económica agrava la crisis sanitaria, humanitaria y rebrota enfermedades

Haría falta un barril de 46 dólares, eliminar el subsidio de la gasolina, los CLAP y el convenio Cuba-Venezuela, para poder subsidiar el sector salud en pleno

Por Alex Vallenilla / @alexvallenilla

La crisis económica empeora la situación sanitaria del país, la cual llega a extremos. En las morgues de los hospitales, los cadáveres estallan por la descomposición, la falta de insumos para el tratamiento de cuerpos, desinfectantes, cloros, entre otros, además la enorme cantidad de muertos debido a la violencia por la inseguridad ciudadana, ha colapsado estos servicios en todo el país.

El sector salud es el más golpeado por el gobierno, con la actual crisis sanitaria / Foto: Correo del Caroní

La reaparición de la difteria, con más de 20 casos en el estado Bolívar y unos cuatro fallecidos, indican que no hay en los centros de salud vacunas preventivas, enfermedad que había sido erradicada del país hace más de 20 años, ya hay casos sospechosos en Caracas, así como en Sucre, Nueva Esparta, y obligó a voceros del Ministerio de Salud a reconocer el tema, aunque hayan acusado a la CIA de ser responsables, lo que ha desatado una persecución contra médicos que hablen de ello, por parte del SEBIN. Venezuela no está preparada para enfrentar un brote epidémico de esta enfermedad, aseguran especialistas. Datos no oficiales permiten saber que sólo fue vacunado 42% de niños recién nacidos en Bolívar, en el primer semestre de este año, la dosis de refuerzo, sólo fue aplicada a 15%.

También en Bolívar ocurre otro brote como la malaria, con unos 180 mil casos, según la Federación Médica Venezolana, esta enfermedad amenaza con extenderse a Brasil y Colombia, agravada por la escasez y los altos precios de los medicamentos.

El gobierno atraviesa una situación caótica en materia de divisas, que le impide restaurar el inventario nacional de medicinas e insumos médicos en general con dólares preferenciales, haría falta en el país al menos 6,5 mil millones de dólares para dotar farmacias, hospitales y ambulatorios en su totalidad, 90% del ingreso de Venezuela se debe a la exportación petrolera, si el gobierno eliminara el subsidio de gasolina totalmente, el subsidio para el CLAP y el convenio Cuba-Venezuela, aun necesitaría que el barril de petróleo promediara en el año, al menos 46 dólares para poder dar cobertura a los gastos del presupuesto, deuda y subsidios a la salud.

Pdvsa empeña a Citgo con canje de bonos por apenas $2,8 mil millones

El canje de bonos no alcanzó más de 50%, lo que se puede considerar en los mercados de un anuncio adelantado de impago para 2017

Por Alex Vallenilla / @alexvallenilla

A pesar que el canje de bonos de la estatal petrolera venezolana, Pdvsa, no fue concretado por más de 50% de tenedores de estos títulos, el presidente de la estatal, Eulogio Del Pino dijo que era una victoria, el haber logrado que se llevara a cabo en 39%.

La petrolera venezolana en EEUU, aparte de estar sobre endeudada, ahora la mayoría de sus acciones están empeñadas, como parte de la avanzada voraz por recursos de parte del régimen de Maduro 

El canje propuesto fue aceptado por esa proporción de participantes en los títulos que vencen en abril y noviembre de 2017.

El asunto de fondo es que quienes aceptaron el canje, ahora tienen en su poder una decisión que la estatal y el gobierno venezolano no consultaron ni tienen aprobación de la Asamblea Nacional, como es haber puesto como garantía, a los nuevos bonos que vencen en 2020 entregados a cambio, al menos 50,1% de acciones de Citgo, la compañía que Venezuela posee en Estados Unidos y que tiene al menos unas cinco mil estaciones de servicios en que se vende la gasolina producto del petróleo venezolano.

De las obligaciones para 2017, de manera consolidada entre Venezuela y la petrolera, el monto a pagar es de 17,5 mil millones de dólares, con esta movida Pdvsa apenas logra quitarse de encima 2,8 mil millones de dólares, por lo que la situación de impago de deuda sigue latente para el próximo año.

Aun así, para el gobierno poder sostener las finanzas públicas, como el presupuesto estatal presentado por Nicolás Maduro, el actual subsidio de gasolina, la venta y distribución de alimentos en el CLAP, lograr dotar totalmente las farmacias, hospitales y ambulatorios, seguir pagando el convenio Cuba Venezuela, mantener Petrocaribe, pagar la deuda de 2017, se requiere al menos que con la actual producción petrolera, el barril de petróleo promedie durante un año en al menos 112,30 dólares por barril.

El déficit de divisas que mantiene el gobierno es aún demasiado amplio, si los precios del petróleo siguen promediando lo que ha sido en 2016, en 33,83 dólares por barril, Pdvsa tendría que aumentar la producción petrolera a mínimo 4,32 millones de barriles, la reciente entrega de pozos petroleros, apenas podría aumentar 250 mil barriles diarios, pero en unos 10 meses.

domingo, 16 de octubre de 2016

Paparoni: Chavismo se quiere seguir robando el dinero público

El diputado Alexis Paparoni alegó que el Gobierno no quiere que se le controle el presupuesto al negar a la AN que se revise y o apruebe el mismo

“El gobierno no quiere que el presupuesto del 2017 sea discutido en la Asamblea Nacional (AN), para evadir controles y no dar cuentas al país, ha decidido que lo haga el TSJ y éste decide que el mismo gobierno sea el que se va a controlar”, sentenció el diputado Alexis Paparoni, respecto a lo que el Ejecutivo anunció al negarse a presentar el presupuesto público del próximo año, como lo establece la Constitución, ante el Parlamento para su estudio, análisis y aprobación.



Paparoni dijo que era inconstitucional tal acción, “de esa manera van a seguir llenando sus arcas personales y robando, el problema de Venezuela con la escasez de medicinas, comida y bajos salarios es porque se robaron el dinero que ha entrado por la vía petrolera, el caos está en todos lados, hay miles de empresas cerradas, hospitales en situación grave, la educación en todos los niveles está caótica, no ha habido inversión, sino que se robaron el dinero”, explicó el diputado al señalar que en EEUU hay más de 300 mil millones de dólares de dinero ilegal en cuentas de altos funcionarios.

“Hemos aprobado en primera discusión, la Ley de Repatriación de Capitales Ilegales y es esta una de las razones por las que el gobierno no quiere que la AN discuta el presupuesto”, informó.

El diputado expresó que una de las vías para solucionar este problema es que se haga el referendo revocatorio, “si el gobierno lo bloquea, la reacción de los venezolanos va a ser muy distinta, de cada 10 venezolanos, ocho quieren el cambio, porque no se soporta esta situación, el pueblo busca salida democrática, si le ponen trabas, los venezolanos tendremos otras vías, por eso los días 26, 27 y 28 llamamos al pueblo a firmar para activar el referendo revocatorio”.

Ramos Allup: El revocatorio si va

Los diputados Henry Ramos Allup, Gabriela Arellano y Simón Calzadilla, dirigentes de la Mesa de la Unidad (MUD) realizaron gira en el estado Mérida para impulsar el referendo revocatorio. En rueda de prensa, Ramos Allup informó lo relativo a la recolección de firmas los días 26, 27 y 28 de este mes, para activar el referendo revocatorio, “ese proceso estará lleno de acechanzas y peligros y los intentos del gobierno de frustrar el derecho constitucional para este mismo año”.


El diputado dijo que el referendo es la vía democrática que el pueblo busca para salir de la crisis económica y humanitaria que vive Venezuela, “aquí nadie se salva de la terrible crisis en lo económico, lo social y lo político”, acotó.

“El referendo revocatorio si va, nosotros sabemos que si va y por eso hemos actuado con los pasos constitucionales, incluso los sobrevenidos que ha inventado el CNE, todas las encuestas del país indican que la mayoría quiere el referendo y hay una decisión de revocar al Presidente”, explicó al diputado.

Ramos Allup dijo que la concurrencia de firmantes será muy grande, “se quedarán boquiabiertos, no sé que va hacer este gobierno y su CNE cuando haya el torrente de personas que va a manifestar su voluntad y encuentre que hay pocas máquinas y sitios para hacerlo”.

En su intervención explicó que la oposición acudirá de nuevo a la OEA, luego de la recolecta de firmas, con el propósito de que se activen los mecanismos para la Carta Democrática que en una ocasión, el mismo Nicolás Maduro, siendo canciller, solicitó que se activara en el caso del ex presidente Zelaya, “el cuadro es patético con la crisis, en lo económico, político y social, por eso se debe solicitar la aplicación de la Carta Democrática, porque es un derecho del país, el gobierno no lo hará contra sí mismo”.


La representación nacional, realizó también un acto con los estudiantes, en el campus universitario de la ULA, en la Facultad de Derecho, de allí, partieron a las poblaciones de Lagunillas, Tovar y Zea, con el propósito de promover y motivar a la realización del referendo revocatorio a finales de este mes.

viernes, 14 de octubre de 2016

Si no hay RR, habrá un cataclismo económico en 2017



Suponiendo que el régimen logre evitar el referendo revocatorio en 2016, según lo dicen los voceros radicales del PSUV que empujan en ese sentido, así como asienten los voceros anti-MUD, en sorprendente coincidencia con el ala radical chavomadurista, ni siquiera la maquiavélica y brillante mente de Jorge Rodríguez, o la estratégica visión de Diosdado Cabello, son capaces de proyectar o imaginar, la catastrófica situación, de un verdadero Apocalipsis económico, social, político e internacional, en que entraría Venezuela en 2017, con una barrida sin precedentes de prácticamente todos los sectores, públicos y privados, además de un brote de innumerables e incontenibles revueltas populares, que obligaría a los militares a tomar decisiones definitivas. Veamos.

Si el RR no se hace en 2016, la situación económica será muy grave, lo que indudablemente reactivará los motines de sobrevivencia nuevamente en el país

Ruina total
Para finales de noviembre de este año, el régimen habría quedado prácticamente en la ruina, al igual que todo el país, luego de pagar los bonos de deuda con vencimiento hasta ese mes. El Ejecutivo, que controla al Banco Central de Venezuela (BCV), de manera directa, quedaría con apenas recursos para sostener precariamente algunos gastos de diciembre y enero del año próximo.

Esto sin caer aun en impago de deuda, que está previsto, para abril de 2017. Sería imposible para Maduro, mantener los CLAP para entonces, agregando nuevamente explosividad, molestia y nuevos brotes de amotinamientos por hambrientos, la vuelta de los motines del hambre.

Entrando en diciembre y ahora con la modalidad de que el régimen se auto aprueba el Presupuesto Nacional, prácticamente sin reservas internacionales, el bolívar sólo quedaría respaldado, con la verborrea de Maduro, nada más.

El régimen sin dinero, buscaría aliviar de nuevo, con un fuerte aumento de gasolina. Se trata de la última cuenta en que hay dinero y que le produce todavía grandes pérdidas al gobierno. El Ejecutivo sin más remedio, aplicaría un fortísimo ajuste, en función de una buena proporción de los precios internacionales. Otra cuenta que le aportaría dinero, sería la de devaluar con fuerza el bolívar en el mercado oficial, o producir una reforma monetaria, como parte del proceso de dolarización que de facto viene aplicando por partes. Lo anterior implica que los meses de enero, febrero y marzo, serían sumamente inestables, de mucha reacción social, el régimen no tendría forma de evitarlo y buscará apoyarse en la represión masiva, con los militares y policías, medidas como las anteriores, serían la “tapa” de la crisis.

Cae la banca
A la par de lo anterior, luego que ha fracasado la propuesta de canje de bonos de la deuda de Pdvsa, y que envía señales claras al mercado del inevitable impago en abril de 2017, la crisis habría llegado ya al último sector que hasta ahora había estado al margen: la banca venezolana.

Los bancos venezolanos, públicos y privados, vienen atravesando una situación dura, debido a que la cartera de créditos, su negocio principal, ha dejado de crecer en términos reales, es decir, crece a menor velocidad que la inflación, lo que la ha disminuido y eso significa pérdidas para los bancos, además siguen atados de manos con tasas de interés controladas, que no pueden elevar. Aparte, los costos operativos de los bancos, siguen en alza. Cuando el difunto Hugo Chávez fue presidente, obligó a los banqueros a invertir fuertemente en los bonos de deuda que emitía, por lo que hoy la banca, con una buena posición e inversiones de títulos venezolanos, los cuales están muy bajos, suma pérdidas en sus balances y se mantiene el riesgo, que en abril de 2017, sientan el impacto del impago de deuda al que se dirigen Venezuela y Pdvsa. Se agrega, que los bancos venezolanos, están parados sobre montañas de bolívares, de altísima liquidez, bolívares, que a partir de noviembre, sólo serán respaldados, como se dijo, por la verborrea de Maduro. La primera sacudida del impago de deuda de 2017, la recibirían los bancos venezolanos. Junto a estos, inversores, fondos de pensión, cajas de ahorro y demás instituciones públicas que tengan posiciones en los títulos de Venezuela y Pdvsa que no se puedan pagar en 2017.

Y es que se debe tener claro, que un gobierno del PSUV, dirigido por los radicales en 2017, en caso que el RR se haga el otro año y quede uno de estos como vicepresidente, no tendrá confianza, ni respaldo de inversores internacionales, ahora menos, luego de la “torta” que han puesto con lo del presupuesto nacional.

La tribulación
Entre enero y marzo del año próximo, el régimen quedaría en catastrófica situación. La escasez de alimentos subiría de nuevo y a gran velocidad, porque con la debacle del bolívar, los precios de la comida que se trae de los países vecinos, subirían muchísimo, actualmente 70% de la población no puede pagarlos, lo que echa por tierra “el paño de agua caliente” que puso el sector militar que conduce Padrino López, para evitar la masacre de los pasados meses de junio y julio, cuando al menos 1.500 motines por hambre plagaron el país y que fueron parados con la apertura de fronteras y liberación de precios.

Con un país con gravísimos problemas de orden público, una hambruna en pleno desarrollo, el impacto del precio de los combustibles, un gobierno incapaz de responder a ningún sector, atrapado en la misma crisis, debido a la pérdida de la disciplina fiscal, el orden de la política monetaria y dedicado sólo a que no lo tumben, llegaría a abril de 2017 con la peor situación: el impago de deuda.

El impago de deuda extendería la crisis allende las fronteras, con un impacto en bancos y bolsas, relacionadas con las cotizaciones de los bonos venezolanos, una situación que involucraría a la comunidad internacional, demandas y reclamos de inversores, activación de embargos y confiscación de activos venezolanos. Uno de los impactos más fuertes en la región, es que de inmediato Petrocaribe se paraliza, creando problemas en los países beneficiarios, impactando cotizaciones y bolsas, en medio de una situación económica global con amenaza de recesión, que indudablemente logrará llamar la atención de importantes autoridades en el mundo, para evitar o enfrentar posibles contagios en los mercados que desaten ventas masivas de acciones, monedas o cualquier otra forma de inversión conectada con los bonos venezolanos y de Pdvsa, de manera directa o indirecta.

El bloqueo internacional sería demoledor. Venezuela quedaría en vulnerabilidad para producir gasolina internamente, ya que quedaría imposibilitada de vender petróleo y/o comprar componentes para fabricar carburante, usando a Citgo como lo hace hoy día, porque los inversores y acreedores buscarán cobrar sus bonos sobre cualquier activo embargable. Esto no sólo dejaría al país desabastecido de combustibles, con la banca quebrada totalmente, un país sin posibilidades de producir e importar alimentos, sino sin gasolina y el poco que logre, tendría que venderse a precios internacionales.

Lo anterior indudablemente lanzará a los venezolanos a las calles, masivamente, los fuerzas militares y policiales, compuestas de ciudadanos, también afectados con tales hechos, tendrían que nuevamente decidir, si masacran al pueblo o de una vez por toda colaboran en implementar el cambio político que actualmente los venezolanos buscan por la vía pacífica del referendo revocatorio.

Sería una verdadera tragedia, de consecuencias insospechadas, que tendría responsabilidad directa sobre los actuales dirigentes radicales del PSUV, los del CNE, todos los miembros del TSJ y los factores políticos que se niegan a contarse. El factor radical, que podría apostar a una lamentable situación como la proyectada, no tiene posibilidad alguna, en medio de una locura colectiva, desatada por la ira, frustración y la crisis humanitaria, de sostenerse en el poder, en búsqueda de la impunidad que claman actualmente y que no les termina de llegar. El final del régimen, puede ser por las buenas, con el referendo en 2016, o por la terrorífica situación prevista, para 2017, si insisten en no permitir que el venezolano se exprese democráticamente, como lo ha decidido hasta ahora.

viernes, 7 de octubre de 2016

Guerra en el PSUV acelerará el cambio de gobierno


“Al cabo que ni quería”, era la frase de El Chavo del 8, cuando Kico le ofrecía una “lambida” de su paleta y luego le decía que no le daría, vil engaño. A eso ha llegado uno de los más radicales del PSUV, Diosdado Cabello. Su grupo azuzaba la semana pasada que si se hace el referendo contra Nicolás Maduro, la población lo estaría “eligiendo” como presidente, porque el militar debía ser el nuevo vicepresidente y estos apuestan a que la consulta se haga en 2017. Si no fuera por la tragedia que vive el pueblo de Venezuela, el desmadre que hay dentro del PSUV, fuera una tragicomedia, con un libreto que ni la creatividad que tenía Roberto Gómez Bolaños hubiese creado.

En 2017, la situación económica, con el PSUV aun en el gobierno, mantiene activa la posibilidad del estallido social

Luego Nicolás Maduro, dejó claro, que el sucesor es Aristóbulo Istúriz, a quien ha dejado encargado de lo que su comandante Hugo Chávez le dejó como responsabilidad. Cabello hace enormes esfuerzos para contenerse en lo interno, está llevando “palo” duro, muchas de sus fichas en varios sectores de la administración pública caen como moscas, pero aguanta en silencio, sabe que si responde públicamente, confirmará lo que ya todos saben: la fuerte división y ruptura del PSUV. Es él quien llama a la unidad, es quien ha pedido perdón y ofrece darlo, “no importa si usted me ha dicho a mi barriga verde, no importa, vamos a unirnos”. En estos tiempos de definiciones, en que tarde o temprano al mundo y al país, se le tendrá que mostrar culpables, el grupo radical sospecha ser el que pague todo y que la trama se dirige hacia eso. Pero es tarde, ese sector, que se comió el pastel más grande, prácticamente solito, no logra adhesiones, porque en el PSUV hay quienes señalan que ahora que sólo quedan migajas, “ahora si vienen con planteamientos de unidad, cuando se sentía todopoderosos, nos pateaban a todos”. “No nos tiraron ni la concha del cambur, ahora que tienen el agua al cuello, si piden que nos unamos a ellos”. Es obvio que eso suceda, sobre todo cuando hay un amplio sector civilista, que dentro del PSUV aun creen poder rescatarlo del desastre en el que lo hundieron Cabello y Maduro juntos. No es una casualidad, que Maduro haya espetado su decisión, cubriéndose el rostro con las redes sociales, luego que regresara de la reunión con John Kerry en Colombia. Tampoco es casual, que el embajador propuesto por EEUU para Cuba, sea anti-narcóticos, lo que tiene un mensaje claro: en Cuba no entrarán todos a resguardo.

Para la oposición más fácil
Entonces lo que viene. Si se hace el referendo en 2016 y se produce el cambio del gobierno, la Unidad Democrática accederá al poder en las elecciones presidenciales. Para entonces, ya el país tendría prácticamente muy pocas divisas, e iría directo al impago de deuda para abril de 2017. Aunque un gobierno nuevo, recién legitimado y con apoyo de la Asamblea Nacional (AN), podría renegociar la deuda de 2017 y los años siguientes, para aliviar la presión que hay en cuanto a la escasez y la indetenible inflación, además de los ajustes que igual tocará hacer, respecto al precio del dólar y de la gasolina. El gobierno y la AN tendrían que unir esfuerzos de emergencia, para lograr un cambio sustancial del aspecto jurídico que impide la inversión extranjera en Venezuela, además de aclarar cuentas para lograr créditos de tipo rescate internacional, provenientes de los entes multilaterales.

El estallido social pendiente
El ajuste económico y la realidad que tocará a los venezolanos, luego de noviembre de este año será atroz, muy fuerte, por lo que los militares, ese sector institucional aun no pueden “cantar victoria”, sobre la situación de estallido social, que sólo fue pospuesto de ocurrir a mediados de este año, luego que se abrieron las fronteras y se liberaron los precios, si bien ahora llegan alimentos del extranjero, los precios de estos son igualmente inalcanzables para una enorme mayoría que raya en 70% de la población. Una administración pública en total ruina, con grandes dificultades para pagar sueldos y salarios, para gobernar, para ejecutar obras, tendrá que hacer una reforma, por lo que no se descarta que el latente estallido social, pueda ocurrir a partir del primer trimestre del año próximo, luego que no quede dinero en las arcas venezolanas, ni para eso, ni para pagar deuda, por el arrase del chavismo.

El Apocalípsis que nadie quiere
Si el referendo logra llevarse hasta 2017, porque quiérase o no, referendo habrá, en 2016 o en 2017, ya que el sector moderado del PSUV, lo apoya, en función de ver como el grupo que puja por la salida de Maduro, intenta salvarse de la debacle total del partido. El chavismo en continuismo no genera confianza, el sector civilista tendría que divorciarse totalmente de Cuba y limpiar a la administración pública de la corruptela, además de producir cambios sustanciales que irían en contra de su discurso político. Un partido que hoy es rechazado por 85% de la población, con una Asamblea Nacional (AN) en contra, la comunidad internacional, con las arcas vacías, y con militares que ya no apoyan incondicionalmente, no podría aplicar ajustes económicos que son obligatorios, porque la reacción de la población reactivaría el estallido social y los militares tendrán que intervenir o decidir si reprimen masivamente al pueblo o ayudan a producir el cambio definitivo. Si el sector del PSUV, moderado logra sostenerse en el poder en 2017, tendrá que enfrentar el impago de deuda, que tendrá peores consecuencias, ya que para lograr renegociar los títulos de la República, requieren, como lo han exigido en los mercados, y hasta los propios chinos, que la AN, dé el visto bueno a la reestructuración. El sector radical del chavismo, a estas alturas, ya no tiene posibilidades de ser gobierno, está siendo desmantelada de manera lenta y progresiva, para evitar situaciones fuera de control.

El país se dirige a una nueva coyuntura, explosiva, de decisiones y definiciones. Hay conversaciones en todo sentido, es demasiado lo que está en riesgo con la disolución del chavismo en el poder, los que están más complicados siguen exigiendo impunidad, la que tienen cada más lejos, porque inevitablemente se debilitan. Maduro, intenta salvar su pellejo a su manera, y el sector moderado, hace lo mismo. El resto que vea como soluciona.

Bitcoin: Google Noticias

FreeBitcoin