sábado, 27 de octubre de 2012

El BCV juega en los “casinos” financieros con el oro venezolano


ENFOQUE ECONÓMICO

ACUDE A LA ESPECULACIÓN PARA LA TOMA DE GANANCIAS

Por Alex Vallenilla / @alexvallenilla

La especulación es mal vista por la ortodoxia izquierdista, pese a ello el BCV acude a los mismos métodos del capital para generar ganancias.

Entonces en el Socialismo del Siglo XXI también se vale especular. Tómese en cuenta la especulación, como un método de generar ganancias o pérdidas de manera rápida, según el riesgo que se asuma, especular equivale a analizar, en el caso financiero, valores a determinado precio y colocar órdenes de venta o compra, según la apreciación del especulador, según baja o sube de precio el valor, obtiene su dividendo o pérdida.

Eso lo acaba de hacer el Banco Central de Venezuela (BCV), devenido ahora en actor especulador en el mercado global, tiene que ver con que sus autoridades, en pleno socialismo, admiten que vendieron posiciones de oro monetario venezolano, “para aprovechar el precio y generar ganancias”, ciertamente es así y tienen razón, pero eso, según las posturas ortodoxas de algunos auto llamados radicales “izquierdosos”, es un pecado.

Así, el discurso contra el capitalismo es un cartón, porque se acusa al mercado para alimentar una postura política y luego se aprovecha las bondades del mercado, en el caso específico del oro, cuando el precio está alto, para tomar ganancias y tener como mantener dicha postura. Paradójico.

Más que el asunto político, es interesante revisar el lado económico. Las autoridades del BCV dijeron que el oro lo reponen refinando nuevamente el mineral. Acá es en que el asunto se vuelve criticable, porque el BCV obtiene oro del que se produce en el país, a precios ridículos comparados con el mercado global, los productores están obligados a vender a la nación casi la totalidad de su producción aurífera y reciben el pago en bolívares y a precio de dólar controlado.

Luego el BCV, al tener su oro refinado y certificado, acude al mercado internacional y vende a precios internacionales y en divisas, “aprovechando la ganancia”, a costas de los productores locales. Por ello la producción de oro en Venezuela encierra una situación muy difícil, porque el contrabando y la extracción han hecho que muchas mafias se instalen en las zonas de minas y procesamiento, distorsionan la actividad y producen sólo ganancias para ellos.

En Venezuela hay una situación de liquidez muy alta, que está presionando a la inflación, que el BCV podría aprovechar, en vez de vender el oro en el mercado internacional, mantenerlo custodiado, vender títulos o derechos sobre el oro a los venezolanos y que los mismos puedan luego transar en los mercados extranjeros. Establecer modalidades en bolívares y en divisas, de modo que se creen mecanismos “swap” igual a los bonos soberanos, ello igualmente generaría ingresos al BCV, las mismas ganancias, además mantiene un ingreso constante al cobrar a quienes compran el oro en títulos, costos de custodia. Así se brinda el derecho al venezolano a participar de esas “ganancias” de manera directa, además mucha liquidez en bolívares se retiraría del mercado, porque sería más seguro invertir en títulos respaldados con oro, que un inmueble u otro bien que se revalorice por inflación interna. Se atrae así, divisas del extranjero que bastante hacen falta.

Pero no, el BCV prefiere aprovechar las ganancias para sí, restar valor al bolívar al mantener la alta liquidez interna y privar de derecho a los venezolanos a tener en su patrimonio parte del oro de la nación, que así como el petróleo pertenece a todos, peor aún, el BCV prefiere jugar a la ruleta, sale a vender y tomar ganancias apostando a que el precio del oro ya está muy alto, pese a la previsión global que seguirá subiendo su precio.

26-10-2012

0 comentarios:

Publicar un comentario

Muchísimas gracias por dejar sus comentarios

FreeBitcoin