domingo, 4 de septiembre de 2016

Así engañaron al PSUV con lo del supuesto golpe de Estado del 1S por la MUD


Entre los derrotados por la oposición democrática, con la marcha del pasado 1S, está toda la maquinaria comunicacional de la que dispone el oficialismo.

Lo que no explican los que acusaron a la MUD de intentar dar un golpe de Estado, el pasado 1S, es que cómo haría eso civiles desarmados, a menos que eso signifique que ya el oficialismo no cuenta con respaldo militar


La Mesa de la Unidad ha dado una demostración de habilidad en el juego del poder, desde su visión política. No sólo ha sabido ganar elecciones con las condiciones de los tramposos rojos, sino batirse en su terreno con las maquinarias electorales, visto el pasado 6D con las elecciones parlamentarias, tema que queda pendiente, porque la población deberá saber cómo y por qué la oposición pudo coronar ese triunfo, además también supo cobrar y hacer valer su victoria.

Ahora, una oposición que sabe que enfrenta a un régimen fascista, de prácticas ilegales de todo tipo, fuera del juego democrático, ha sabido también hacer una excelente labor de inteligencia y contrainteligencia.

Patético
Todos vieron como Diosdado, en su efímero programa, el cual requiere hacer tan largo, como para ver cómo logra captar algo de audiencia, ya que mientras más largo lo hace y mientras más habla, menos dice, insistió una y otra vez que con la marcha del 1S, venía un golpe de Estado, esto no sólo revela sus temores, revela que no confían en la FAN, que allí ya no tiene control, porque los golpes los dan los militares, quienes tienen las armas; evidencia que también cayó en la labor de contrainteligencia que se desarrolló desde la MUD.

La mayoría de voceros del PSUV, sobre todo los radicales, repetían lo mismo, incluso el periodista Miguel Salazar, en su Comentario de la Semana, elucubraba al respecto, se llegó a asegurar que la MUD se quedaría en Caracas con la concentración hasta que el gobierno cayera, que habría paro general y que había guerrilla urbana, mientras la MUD hábilmente le mostró al mundo lo que tiene de su lado, reafirmando que el respaldo internacional que ha logrado políticamente, no dude ante los acontecimientos a seguirá para la derrota aplastante y democrática que se le dará al régimen, este mismo año, con votos. El régimen pisó el peine, Maduro, que ha navegado en las dos aguas, en la de los moderados y reformistas y la de los radicales, quien es una verdadera veleta, se dejó llevar por los radicales y tuvo que asumir en la avenida Bolívar, un patético discurso y decir que “logramos contener un golpe de Estado”, a puros funcionarios públicos, vestidos de rojo, en dos cuadras de la avenida Bolívar.

Los engañaron a todos
Los que cayeron fueron ellos. Ese guión que fue el mismo y repetitivo en los factores radicales del PSUV, fue un engaño que se dejó colar y que los entrampó. La MUD tenía desarrollado su plan, lograr la concentración, demostrar la fuerza que tiene políticamente y trazar la ruta con el Manifiesto de la Toma de Caracas, que tiene evidentes líneas incluso con fechas para poner fin vía democrática a la peor pesadilla que Venezuela ha sufrido.

Engañaron a Miguel Salazar, a Diosdado, al SEBIN, a todos. Propio de los generales aptos para la guerra, se aplica entonces aquella de engañar al adversario, descrito en el Arte de la Guerra, de Sun Tzu. Al factor radical se le hizo contrainteligencia y cayeron todos, quedaron ante el mundo expuestos, luego que realizaron allanamientos y detenciones a diestra y siniestra, con Yon Goicoechea, Carlos Melo, y otros dirigentes importantes de la oposición, tan así que Rodríguez Zapatero, vino a Venezuela porque buscaba evitar una “guerra”, y se frustró mucho con el oficialismo al ver que en vez de establecer mecanismos de negociación para facilitar el diálogo, se encontró que el factor radical del PSUV sumaba a su haber 25 nuevos presos políticos. Ello ha permitido que el dubitativo Defensor del Pueblo, Tarek William Saab, se muestre poco más prudente de lo normal, entiende y sabe perfectamente lo que ocurre, tan así que Hermán Escarrá, oportunista más que chavista, reciente aliado de Maduro, a última hora, que también sabe lo que hay, dice que Maduro no puede quitar la inmunidad parlamentaria con un decreto.

Lo anterior deja claro de cómo está descuadrado este sector del régimen, que aun controla al SEBIN y otros organismos claves, que en medio del desespero, porque su caída es inevitable, comete errores tras errores, no tienen capacidad de discernir, que la MUD y el control político que ahora tiene, no necesita “trancar un juego que tiene ganado”.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Muchísimas gracias por dejar sus comentarios

FreeBitcoin