domingo, 18 de septiembre de 2016

El “boom” de Venezuela y los ataques a la MUD

HACIA LA NUEVA VENEZUELA 


Lo que viene para Venezuela, no tiene precedentes, se trata del “boom”, de la transformación de este país, en algo que muchos venezolanos hoy ignoran, otro tanto, sumergidos en la depresión, no logran ver, actualmente no pasa por la imaginación de nadie, lo que se avecina.

La ruina venezolana, que ha derivado de la crisis económica, es vista como una oportunidad por inversores globales, que no consiguen inversiones rentables en el Primer Mundo, lo que comienza a desatar discordias en grupos políticos

La Nueva Venezuela está siendo ya visualizada y ya es codiciada en el mundo, por selectos grupos que tienen la posibilidad de ver más allá que el común, en términos financieros. Hay muchas reuniones, embajadores en Venezuela reciben a empresarios, inversores, que de manera muy discreta discuten y proponen que podrían traer al país, es preciso no señalar cuáles o quienes por razones obvias.

Antes, la razón de esto. En las finanzas globales, está pasando algo similar, a lo que ocurre en Venezuela. En nuestro país, la gran mayoría de la gente, debe hacer colas para conseguir algo de comida a precios regulados, debido a la escasez, lo que no alcanza para todos. En el mundo bursátil global, en países como Japón y otro tanto de Europa, hay tasas de interés negativas, en Estados Unidos, tasas de interés de 0%, por lo que los grandes inversores buscan desesperadamente, inversiones rentables, que no hay disponibles en el Primer Mundo, sometido a una burbuja de deuda soberana, que los bancos centrales no han podido resolver emitiendo dinero inorgánico, cuyas cantidades terminan en manos de los más ricos del mundo, sin que se genere el empleo que se pretende buscar o estimule la economía, como se piensa en esos gobiernos, debería ocurrir.

Allí está un ejemplo bien claro, Argentina ha recibido 40 mil millones de dólares en inversiones, desde la llegada de Mauricio Macri y con éste, el restablecimiento del orden y el Imperio de la Ley en ese país, en Brasil el asunto está en pleno desarrollo, falta Venezuela.

Venezuela, con el nivel de destrucción que tiene en todos los sectores, es la más atractiva. La reconstrucción de este país, apalancada con la inmensa cantidad de recursos naturales que posee, es la joya de la corona. Los inversores globales apuntan a este país, aunque esperan que siga hundiéndose para entrar con ofertas que les devolverá la rentabilidad que buscan, en grandes proporciones. Ciertamente no faltará quien quiera hacerse de este país a precios de “gallina flaca”. Ese es un asunto que los actuales políticos, quienes asuman la direccionalidad de ese nuevo proceso, deben comprender, estudiar y saber desde ya, con el fin de que en ese pase, la soberanía no quede lesionada o no se pierda, propio de estadistas debe ser el proceso de transición.

Ese “boom”, ya previsible, es la causa de mucha discordia previa, es la razón de por qué se ha retrasado la salida del chavismo del poder. Allí negocian todos, en la rebatiña, los norteamericanos, los europeos, los hermanos Castro y su mil millonaria familia, que también piden su parte, nadie quiere quedarse fuera de la piñata, a la que le dan palos, las grandes corporaciones, los ladrones del chavismo, civiles y militares, que piden impunidad y se les permita también ser nuevos magantes con inversiones enormes en este “boom”, nadie quiere quedarse por fuera, este es el momento de los codazos.

En el proceso de lucha contra el chavismo, asunto que muchos han dado por perdido, un sector venezolano, que se autodenomina “derechista”, no se percató que al salir huyendo al exilio, su gran mayoría, políticamente los partidos se reunificaron, han madurado en el enfrentamiento contra el fascismo rojo, y han logrado dar una pelea que desde 2013 le ha arrancado al chavismo, las principales alcaldías del país, todo el tinglado internacional desde la OEA, ONU, prensa internacional, países latinos, la Asamblea Nacional y hasta la incondicionalidad de la Fuerza Armada Nacional –Que se vio el pasado 6D, con los resultados electorales de la AN-, en un proceso de caída en que la crisis económica ha hecho su parte, al quitarle también al chavismo la calle, los votos y que 85% de la sociedad venezolana los repudie. La Mesa de la Unidad (MUD), es la que políticamente está capitalizando el proceso de caída del régimen chavista, que ha sido largo, progresivo, crítico, con vaivenes, desesperante, inaguantable para más de la mitad de la población, pero es caída al fin.

Eso no gusta a quienes en una época, se denominaban los “Amos del Valle”. Puesto que en el proceso de cambio que está ocurriendo y del que el sector opositor que se autodenomina “derecha”, no están incluidos en la MUD, en la que nunca creyeron y al darse cuenta del error, intentan presionar, con ataques, críticas desde todo sentido, porque saben que serán los partidos políticos actuales, quienes estarán al frente de lo que desde hoy podemos llamar el “boom” de Venezuela, explicado teóricamente al principio de este artículo y que se traduce en gigantescas inversiones, ya pensadas en muchos círculos internacionales, para este país, concretado el fin definitivo del chavismo, que ocurrirá, porque es una necesidad global, (Aunque muchos tildarán todo el contenido de este artículo de ficticio, saben que es así, pero no quieren que se diga).

En artículo anterior de este seriado “Hacia la Nueva Venezuela”, se explicó, que el nuevo ciclo político será debatido entre socialdemócratas y “liberales” o autodenominados “derechistas”, estos últimos, harán la oposición a los próximos gobiernos, no en bien del país, sino en busca de su parte de la torta, muchos ex banqueros que quebraron al sistema financiero venezolano en 1996,  cuya mayoría de dirigencia, económica y política, está en el exilio. Explicado entonces, por qué se ataca tanto a la MUD. (Hacia la Nueva Venezuela, N° 002 - 18/09/2016)

0 comentarios:

Publicar un comentario

Muchísimas gracias por dejar sus comentarios

Bitcoin: Google Noticias

FreeBitcoin