martes, 8 de abril de 2014

El venezolano tendrá que trabajar muy duro, por muy poco

LOS RIGORES DE LA CRISIS TOCA LA PUERTA DE TODOS EN EL PAÍS

Por Alex Vallenilla / CNP 16478 / @alexvallenilla

El modelo chino o cubano. Una vez estallada la burbuja inflada con la alta circulación de bolívares, con fines políticos y electorales, por los últimos 15 años, el venezolano enfrenta la dura realidad. Finalizada la fiesta, ahora viene la etapa más dura, asumir la crisis.

El reconocimiento de la administración Maduro de un dólar 700% más caro que el oficial. El resultado de la llamada “mesa de la verdad económica”, con el alza de precios de productos básicos entre 200% y 300%, sin que Indepabis pueda hacer nada, por orden dada en el marco del acuerdo. La terrible escasez y cierre de empresas, además de la crisis social con las protestas, son eso: aquel apocalipsis anunciado.

Muchos dijeron “tanto que han hablado que viene el lobo y nunca llega”, lo tenían respirando en la nuca y no se dieron cuenta, claro, emborrachados en la danza de bolívares que deja al país azotado, arrasado.

Cada vez cobra más fuerza en el seno de la administración Maduro, la dolarización de la economía venezolana, ante la inviabilidad del bolívar, debido a que la política monetaria en Venezuela se perdió. El BCV, ente que debía proteger nuestra moneda contribuyó a más bien acabarla totalmente.

¿Qué sirve un sueldo mínimo? El venezolano de a pie es el primero en sentir las graves consecuencias, no hay nuevos empleos, hay caída de ventas masivas, por lo tanto caída de ingresos y de producción, ante la escasez, los precios siguen en alza, el sector público, el último en caer ya ha dejado hospitales y escuelas desasistidos, cuerpos policiales con bajísimos sueldos y sin asistencia médica privada, bomberos, trabajadores públicos, maestros, profesores, ya sienten los rigores de esta crisis.

Los pensionados, aquellos que han sido usados por el castrocomunismo en Venezuela para propaganda política, como “inclusión”, ven ya como sus pagos no alcanzan, además que en poco tiempo comenzarán los retrasos. La caída de las ventas del sector privado, ha mermado en términos reales, eso golpea el pago de impuestos. El cierre de empresas y pérdidas de puestos de empleos, hace que los pagos al seguro social también caigan.

¿Qué le toca al venezolano? Asumir la realidad, mientras Maduro insista en usar los recursos que entran al país, los únicos, por la renta petrolera para pagar elecciones en otros países, para enviar combustibles e hidrocarburos en condiciones favorables a todo el Caribe, Centroamérica y Suramérica, Venezuela y sus habitantes estarán arruinados, la crisis no sería superada, ni que aumenten los sueldos cada mes, ni que regulen, controlen y fiscalicen precios. Por ello en Venezuela, bajo este modelo se tendrá que trabajar mucho, para ganar muy poco, debido a que los sueldos no suben en la misma medida en que los precios avanzan y esto parece no encontrar fin aun.

Esta crisis tiene un origen político, más no económico, Venezuela tiene todo el potencial para resurgir y para ello el mal, el daño político en el país, debe ser eliminado, cortado de raíz.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Muchísimas gracias por dejar sus comentarios

FreeBitcoin