miércoles, 30 de abril de 2014

Maduro ha estafado al pueblo con 30% de salario mínimo

UNA TAPA DE UN FRASCO VALE MÁS QUE UN BOLÍVAR

Por Alex Vallenilla  / CNP 16478  / @alexvallenilla

Es demagógico que en las actuales circunstancias económicas tanto del lado del Ejecutivo, como del sector de oposición agrupado en la MUD, se hable de incremento de salario mínimo. Con lo que hace hoy el castrocomunismo con nuestra moneda, es una estafa al pueblo y directamente a los pobres, quienes no acumulan riqueza ni se protegen de los efectos inflacionarios sino que sólo consumen.

Se recuerda el caso de la Operación Bernhard en la Segunda Guerra Mundial, cuando el coronel de las SS Bernhard Krüger falsificaba la libra, para provocar inflación en la economía de Inglaterra. Fue tal la operación que en un banco de Londres se hizo un depósito, se solicitó que se probara si el dinero era falso y este pasó la prueba. Inglaterra tuvo que cambiar las series de sus billetes al final.

En Venezuela, Nelson Merentes puede ser considerado el “Krüger latino”. En Venezuela hay una operación de impresión de dinero de manera descarada por el Banco Central de Venezuela, una excesiva emisión de dinero que ha destrozado los salarios, las empresas, al mismo gobierno, llevando al país a una de sus peores crisis conocidas en los últimos 80 a 100 años.

Nicolás se ha burlado del pueblo con el aumento del salario mínimo en 30%, cuando hay un país que en los últimos 12 meses todos los precios avanzaron entre 250% y 300%. El Ejecutivo lanzó una tasa de dólar (Sicad 2) con aumento de casi 700% contra el dólar oficial en el Cencoex, saque sus cuentas.

Esto es deliberadamente una estafa. Imprimen dinero para financiar el déficit del gobierno, ese mismo dinero produce la inflación que se tiene y con el mismo dinero ya devaluado, aplican un aumento pírrico que sencillamente genera más pobreza en el país.

Ellos mismos lo han dicho: “Nunca antes el venezolano había tenido tanto dinero”. Por supuesto, si lo imprimen de manera irresponsable y lo inyectan a la economía.

En una economía en que no hay productos porque destruyeron la capacidad productivas de las empresas, ¿Hace falta más dinero? No. Los venezolanos no harán nada con ese 30%, por un lado porque no compensa el avance de los precios de todo y por otro porque sencillamente no hay qué comprar.

Trabajadores y empresarios han debido unir esfuerzos para obligar a Nicolás a volver a la “tripartita”, aquella que se reunía para debatir sobre los salarios. No es más dinero inorgánico lo que va a resolver esta crisis en la que transita el país. Se necesita más oferta de bienes y servicios, pero con la política económica del modelo que dirige Maduro, eso es casi imposible hacerlo.

El dinero es un medio de compra, que sirve para el intercambio de bienes y servicios, creados por los medios de producción, si no hay bienes y servicios, el dinero se vuelve inservible, por eso una tapa de aluminio de un frasco de un envase de vidrio de 200 gramos, vale 150% más que un bolívar.

Hoy muchos trabajadores, públicos y privados, deberían estar cantando loas, “¡Así!, ¡Así!, ¡Así es que nos estafan!”, “¡Así!, ¡Así!, ¡Así es que nos estafan!”, “¡Así!, ¡Así!, ¡Así es que nos estafan!”.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Muchísimas gracias por dejar sus comentarios

FreeBitcoin