jueves, 3 de noviembre de 2016

Crisis de pago en Venezuela por falta de billetes

Quien quiere efectivo debe pagar al menos 10% a quienes ahora tienen la modalidad de vender el dinero local, debido a su poca disposición por efectos de la inflación

Por Alex Vallenilla / @alexvallenilla

Los venezolanos están sufriendo los efectos de una crisis de pago, debido al fallo estructural que atraviesa la moneda nacional, gracias a que se combina, la falta de billetes de alta denominación, el alza indetenible de precios y los aumentos de sueldos que decreta el mandatario Nicolás Maduro.



Se ha llegado al punto que el efectivo en Venezuela se está vendiendo en las calles, en comercios, con retornos de hasta 10%. Una persona en cualquier establecimiento comercial compra dinero efectivo, si el comerciante dispone, el mismo cobra una tasa diferencial. El problema es que el efectivo ya no es suficiente. En los cajeros automáticos de los bancos, es limitado, para una operación de un mismo banco, apenas se puede retirar en par de ocasiones un mismo día, unos seis mil bolívares, mientras si se trata de retiros de tarjetas de débito de otros bancos, el monto que dispensa el aparato es de 600 bolívares en tres ocasiones, con un costo de 5,16%, por parte del banco que emite el dinero.

Hay una caída de disposición de cajeros automáticos, además del cierre de unas 112 agencias bancarias en lo que va de año, producto del impacto de la crisis de pagos que se vuelve crónica.

El gobierno no ha querido implementar hasta ahora billetes de alta denominación por razones políticas, y aunque hace dos semanas se solicitó licitaciones a empresas para billetes de más valor, aun no hay nada concreto. Este año entraría en circulación billetes de 1.000 bolívares, sin embargo la dinámica de devaluación y el alza de precios, además de las deudas del BCV con las casas que imprimen dinero, detuvo la operación.

Los ciudadanos en los estados fronterizos están usando cada vez más las monedas de los vecinos países para operaciones, luego que el valor del bolívar, a pesar de su escasez, sigue cayendo, por ejemplo en el caso con Colombia, hasta 1,75 pesos según las últimas cotizaciones de casas de cambio en la frontera. La falta de efectivo, ha hecho subir el precio de los servicios bancarios y genera grandes colas en las instituciones y comercios que venden ahora el dinero.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Muchísimas gracias por dejar sus comentarios

FreeBitcoin