viernes, 14 de febrero de 2014

El castrocomunismo ha chocado con un muro construido por casi 300 años

LOS CASTROS TIENEN SUS DÍAS CONTADOS EN EL PAÍS

Por Alex Vallenilla  / CNP 16478  / @alexvallenilla

Castro ha fallado. En su juego de estrategias no contó con el muro sólido que en Venezuela se ha construido por casi 300 años: el pensamiento libre en las universidades públicas y privadas, ha subestimado a un enemigo que lo derrotará irremediablemente.

Los hechos de protestas estudiantiles por todo el país, a pesar de ser censurados por los medios públicos y privados, son indetenibles.

En Venezuela Castro aplicó un método represivo para generar temor. Por ejemplo, a los militares les infringió cuando apresan a Baduel, el compadre de Chávez, el resto pensó, “si eso le pasó al que lo rescató en abril de 2002 qué queda para nosotros”, allí claudicaron los generales.

A los medios los atemorizó, cerrando a RCTV, el más icónico. A muchos periodistas ha autocensurado, persiguiendo a los más connotados y así en muchos sectores. Pero a los estudiantes no pudieron meterlos en el carril, ni atemorizarlos.

Hoy vemos un choque de dos paradigmas.

El pensamiento libre forjado por instituciones como la UCV, la ULA y otras, con casi 300 años históricos, con huella profunda en las libertades cívicas y económicas de este país, instituciones que incluso 100 años antes de El Libertador ya daban sus primeros pasos.

Y el otro, el castrocomunismo, obsoleto, retrógrado, miserable y trasnochado, un modelo empobrecedor, que se quedó en un discurso ya fuera de vigencia. Con 50 años haciendo que el cubano pase hambre.

Castro esta vez no lucha contra la CIA, el castrocomunismo no está en la Guerra Fría, ahora apropiados indebidamente de las riquezas y el capital político que dirige hoy el país, es el status quo, y debe enfrentar a una rebelión popular forjada por jóvenes que tienen arraigo de libertad, cinco veces más antigua que el propio Fidel.

Esta lucha en Venezuela que ha emprendido sorpresivamente el estudiantado, verdadero forjador de libertades, frase que ya no debería ser propia del ejército venezolano, sino de los estudiantes, es la clara señal que el castrocomunismo tiene sus días contados.

Si Castro falla en Venezuela, habrá sido su fin definitivo en toda Latinoamérica, incluso hasta la juventud cubana se animaría a sacarlos a patadas del poder allá en La Habana

2 comentarios:

  1. Estudiantes venezolanos, forjadores de libertades... que bonito suena.

    ResponderEliminar
  2. Muy buen articulo pero los estudiantes fallaron al pensar que este era un gobierno legitimo en 2002 y no apoyaron el paro, hoy otro gallo cantaría, la organización tiene el maximo valor en este momento, no exponerse pero no claudicar

    ResponderEliminar

Muchísimas gracias por dejar sus comentarios

FreeBitcoin