El régimen apuesta a que lo tumben

La guerra entre la institucionalidad y la barbarie.

Crisis alimentaria incidirá en el incremento de las enfermedades crónicas

Esta generación padecerá más enfermedades que las anteriores.

Cataclismo económico para 2017

Si el régimen no permite el referendo.

La guerra interna en el régimen está al rojo vivo

El sector radical trata de resistir la avanzada de los reformistas en el PSUV

Asedio a la MUD

Hay factores que perciben el "boom" de Venezuela y se adelantan en atacar a la Unidad.

La crisis económica venezolana ya afecta a Cuba

Castro también admitió que Cuba enfrenta una “contracción” de las entregas de petróleo venezolano.

martes, 23 de julio de 2013

La clase trabajadora es la primera en caer ante la estanflación en Venezuela (I)

LOS SUELDOS Y SALARIOS SE ESFUMARON EN 100% Y 150%

Por Alex Vallenilla / CNP 16478 / @alexvallenilla

Los primeros efectos de la estanflación que se consolida en Venezuela ante un gobierno inexperto y paralizado por el fenómeno, comienzan en los bolsillos de los menos pudientes, de la clase trabajadora, los sueldos y salarios se esfuman, el venezolano ha perdido incluso lo que no ha cobrado en un año.

Los primeros afectados por la estanflación que comienza sus rigores, son los trabajadores de pequeñas empresas, que ante la imposibilidad de pagar sueldos y salarios competitivos, no puede elevar la oferta de sueldos atractivos. El sueldo de un trabajador quedó estancado ante el avance excesivo de precios de rubros básicos.

Un trabajador que apenas pudo ver un aumento de 20% hasta la fecha, está a merced de los precios de rubros que están por encima de 100% y 150% pese a los controles de precio que mantiene el gobierno. Pierden ante una inflación anualizada de 39,60% y acumulada en lo que va de año de 25%.

Los que reciben sueldos fijos mínimos no pueden cubrir siquiera la cesta básica. En este grupo entran trabajadores de pequeñas y medianas empresas, trabajadores públicos de rangos bajos, sobre todo en áreas administrativas y obreras, trabajadores a destajo y contratados, trabajadores tercerizados y los indirectos que se benefician de servicios a estos.

Otro grupo que se podría se llamar secundario que comienza a sufrir los rigores de la estanflación, son los pensionados y becados, los que reciben ayudas sociales, quienes ven sus ingresos esfumarse  ante el avance brutal de los precios. Pero no sólo sufren el componente inflacionario sino el recesivo, la caída de producción en Venezuela no les permite abastecerse debidamente, porque hay poca oferta de bienes.

A pesar que los precios del petróleo se han mantenido altos en los últimos años, la gestión de gobierno actual ha demostrado incapacidad e ineficiencia en lograr que los ciudadanos puedan acceder a los bienes a “precios justos”. La consultora Econométrica publicó recientemente que desde septiembre 2012 a enero de 2013, el venezolano perdió 10% del valor de su ingreso.

El componente inflacionario del fenómeno que comienza en el país, causa estragos en el consumo y tiene sus consecuencias en la caída de ventas del sector comercio, afectando grandes, medianos y pequeños almacenes, este aspecto se considerará en el siguiente artículo.

viernes, 19 de julio de 2013

Por qué no se puede asegurar que el Sicad es una devaluación directa

46% DE ADJUDICADOS LES LIQUIDARON ENTRE BS 14,61 Y 16,30

Por Alex Vallenilla / CNP 16478 / @alexvallenilla

59% de solicitantes en el Sicad aseguró que no fueron adjudicados / Fuente: En-Efectivo.blogspot.com

El razonamiento en el común es que si la adjudicación del dólar Sicad fue en Bs 11,7, entonces hubo una devaluación desde Bs 6,30 del dólar Cadivi a 11,7. Es un error hacer tal aseveración, el mismo razonamiento llevaría a asegurar entonces, que hubo una revalorización del bolívar, desde el paralelo a los 11,7 del Sicad.

La gente debe tomar en cuenta que hay tres mercados de divisas en Venezuela, el oficial de Cadivi, el Sicad, recientemente abierto y el paralelo. Antes es bueno aclarar que el mercado más grande es el paralelo, es el que viene determinando el precio de todo, porque este es ilimitado y el que tiene más posibilidades de proveer divisas, su precio refleja muy similarmente el precio del dólar implícito del BCV, al compararse el ratio de la liquidez monetaria (M2) contra las Reservas Internacionales (RRII) que para junio de 2013 arrojó un precio de relación de Bs 32,72.

Hay un aspecto que el común no toma en cuenta que es el volumen. El Sicad apenas provee US$ 200 millones cada 15 días, mientras las operaciones del paralelo, cuyo precio subyacente se relaciona con el tamaño de la deuda soberana y de PDVSA mediante los bonos emitidos y que suman cerca de US$ 180 mil millones, se realizan a diario de manera privada. Las RRII a duras penas llegan a US$ 26 mil millones, el BCV no puede competir con el tamaño de la deuda.

Es importante determinar los volúmenes de las operaciones o tener estimados para saber concretamente el impacto de cada precio. El Sicad no puede determinarse como una devaluación directa, sino que se debe estimar el total de todos los mercados y establecer un promedio para un cálculo consolidado, si en ese cálculo existe movimiento al alza en el promedio, entonces si hay devaluación, pero este trabajo es de la ingeniería financiera.

Antes es bueno recalcar, si se va hablar de devaluación, por Cadivi ya tuvimos una de 46,51% y por el paralelo en un año ha habido 230%, al determinar los volúmenes y la relación entre los dos precios, surge un promedio que está muy cerca de casi todo el aumento de los rubros en Venezuela desde octubre de 2012, entre 100% y 150% dependiendo por sector, el Sicad a 11,7 ya tiene ese descuento aplicado y se consideraría devaluación directa si Cadivi deja de operar 100%.

Datos sobre la subasta en Sicad
Siguiendo los resultados de nuestra encuesta se obtuvo que 51% de solicitantes en Sicad ofreció por dólar entre Bs 13,88 y 18,04, el segundo grupo, 20% hizo ofertas entre Bs 18,05 y 23,47, 15% ofertó entre Bs 10,67 y 13,87. Sobre los adjudicados, 59% señaló que no fue adjudicado por Sicad, 22% dijo que fue adjudicada la mitad de su solicitud, 8% recibió 75% de dólares solicitados, 5% fue adjudicado 100% y 3% una cuarta parte. El precio de cierre en la mayoría de las adjudicaciones fue para 46% entre Bs 14,61 y 16,30, mientras 23% señaló que estuvo entre 16,31 y 18,30, 19% de los que respondieron señalaron que les liquidaron entre Bs 10,31 y 12,30.

domingo, 14 de julio de 2013

Lo que ofrece el Sicad es una gota de agua comparado con mercado de deuda

APENAS NEGOCIA 0,001% CADA 15 DÍAS DEL MERCADO QUE REFERENCIA PRECIO PARALELO

Por Alex Vallenilla / CNP 16478 / @alexvallenilla

El sistema para la adjudicación de divisas en el nuevo Sicad es la subasta. Este método es capitalista plenamente. Los que buscan divisas en el nuevo mercado que recién abre el Banco Central de Venezuela (BCV), al colocar su solicitud debe acompañarla de un precio al que está dispuesto a pagar por cada dólar, luego el arbitraje decide quienes son adjudicados según el método de subasta aplicado.

En principio no se puede hablar abiertamente de una “devaluación” como lo vienen haciendo la mayoría de los analistas. Primero porque el volumen de divisas ofrecidos en subastas quincenales no se corresponde con el volumen que el país requiere diariamente para su funcionamiento.

Desde el cierre del SITME, que tuvo una participación importante porque mantenía un flujo diario con un volumen apreciable, el dólar paralelo se disparó en un año en 230,77%, esta esla proporción de pérdida de valor del bolívar. Si se toma en cuenta los precios en bolívares de casi todos los rubros en el país, en más de un año subieron casi que en esa misma proporción, lo que indica que en su mayoría los precios se rigen con ese marcador.

La devaluación del bolívar en el mercado oficial Cadivi, mercado prácticamente inoperante, pasó de Bs 4,30 a Bs 6,30 a inicios del año, siendo un ajuste de 46,51% y para nadie es un secreto que los precios de casi todos los rubros en el país superan 100% en los últimos meses, por lo que el marcador del dólar oficial no es tomado en cuenta y es porque sencillamente casi nadie puede conseguir dólares oficiales para el proceso productivo del país.

El mercado paralelo de divisas se impone desde el cierre del SITME, se usa la permuta de bonos de deuda en la mayoría de casos para determinar el precio subyacente del dólar en Venezuela. El Sicad apenas puede ofrecer US$ 200 millones quincenales, mientras el mercado de deuda de bonos venezolanos y de Pdvsa ronda los US$ 181 mil millones diariamente, significa que el Sicad apenas ofrece cerca de 0,001% de dólares del volumen que se maneja con los bonos soberanos y de Pdvsa, pero cada quince días. Ese volumen no determina el precio del dólar, por lo que no se puede tomar en cuenta como un marcador que devalúa al bolívar de Bs 6,30/US$ oficial, a Bs 16/US$ en promedio que se calcula ofrecerán los solicitantes.

En los mercados alternativos se marca en 32,36 unidades por cada verde y esa cuenta la saca hoy todo operador en el país, decir que se “devalúa de de 6,30 a 16” sin tomar en cuenta el volumen de las operaciones y las condiciones de cada mercado es una manipulación. Aparte se debe señalar que se busca una tasa libre, el Sicad, a pesar de su insignificante volumen, podría ser el primer paso para volver a tasas libres, Cadivi cerrará en poco tiempo porque es insostenible, mientras se lleva a cabo un proceso de adaptación sicológica con este nuevo mercado.

domingo, 7 de julio de 2013

El gobierno lo tendrá difícil para surtir dólares al país

LAS RESERVAS INTERNACIONALES CAYERON -9,41% RESPECTO A JUNIO 2012


Por Alex Vallenilla / @alexvallenilla

El gobierno no ha logrado recuperar en los últimos dos años las RRII

Las Reservas Internacionales (RRII) se desplomaron en Junio de 2013, cayendo -9,41% respecto a Junio de 2012, muestra clara de la escasez de divisas que experimenta Venezuela, fenómeno que está causando fuertes daños en la economía interna, presionando al alza la inflación y generando fuerte escasez de rubros básicos que en su gran mayoría son importados.

El desplome de las RRII se ubicó en US$ 25.751 millones, sin embargo resulta en alza de 2,72% respecto a mayo de 2013, y suben por primera vez en seis meses luego que vinieran cayendo a un promedio de -3,45% mensual desde enero de este año.

Por el lado contrario la Liquidez Monetaria (M2), o lo que se llama circulación de bolívares continuó su escalada alcista para cerrar en Junio de 2013 en Bs 842.543 millones, cifra histórica jamás alcanzada. El alza de Junio de 2013 contra Junio de 2012 se aceleró a 61,42% y el cambio mensual contra mayo de 2013% fue de 4,40%, menor al mes anterior que fue de 5,01%.

Los datos anteriores permiten señalar que se continúa agregando de manera agresiva bolívares al sistema, mientras no se consigue dólares suficientes en el país. El efecto es inflacionario, por lo que los altos precios que reflejan los bienes y servicios se corresponden a la diferencia de exceso de oferta de bolívares y a los muy pocos dólares disponibles, tomando en cuenta que Venezuela posee una economía dependiente en casi 90% de importaciones.

El precio implícito del dólar en el BCV se establece en 32,7189 unidades, 3,98% superior al precio de las divisas que diversos operadores ofrecen en mercados alternativos. Es importante señalar que el diferencial entre estos dos precios se mantuvo en promedio en 64,42% desde Enero de 2012 y que ahora el implícito esté muy cerca del mercado alternativo significa que la dotación de divisas al país está precariamente surtida por esa vía y sin ningún tipo de control oficial, la razón es que el gobierno, Pdvsa y el BCV no tienen dólares para proveer la demanda interna.

En el Índice Efectivo Dólar Implícito que maneja En Efectivo se ubica para Junio 2013 en 209,32 puntos subiendo 1,64% respecto al mes anterior.

martes, 2 de julio de 2013

El gobierno infló una burbuja con bolívares que dará pérdidas a todos

LA BANCA VENEZOLANA SE EXPONE A ALTAS PÉRDIDAS PARA 2014

Por Alex Vallenilla / CNP 16478 / @alexvallenilla

El llamado gasto público social desde 2005, sobre la base de los precios del petróleo, terminó convertido en una burbuja que está a punto de estallar, si los precios del crudo confirman la tendencia bajista en los próximos meses, de ocurrir, las pérdidas en Venezuela, en todos los sectores serán demoledoras, efectos para mediados de 2014.

Antes se explica lo de la llamada burbuja. Así como los banqueros norteamericanos generaron de manera casi ilimitada bonos de deuda hipotecarios, que fueron la base de la crisis de 2008 y que con la quiebra de Lehman Brothers se llevó consigo en una semana 30 millones de empleos por todo el mundo, el gobierno bajo el llamado modelo socialista ha emitido miles de millones de bolívares desde el Banco Central de Venezuela (BCV).

El socialismo propuesto por este gobierno fue financiado con la ilimitada emisión de dinero inorgánico, con el bolívar, mientras no se aumentó el ingresos de divisas para mantener un equilibrio y tener una moneda estable y una inflación controlada, los bolívares circulantes iban y venían de un bolsillo a otro, hoy con las consabidas consecuencias que hay exceso de dinero y pocos bienes para comprar, la base del aumento de los precios, es responsabilidad de la mala política monetaria desde que el BCV dejó la disciplina a un lado, recuerden aquel “millardito”.

Los datos de esta burbuja surgen al ver la liquidez monetaria de inicios del 2000, ubicada en Bs 12.577 millones de bolívares, elevada hasta la excesiva y brutal cifra de 829.295 millones de bolívares, guarismo para el 21 de junio de 2012, un alza de 6.493,74%, lo que quiere decir que algo que costaba Bs 100 en aquella época, hoy cuesta Bs 6493,70.

Los datos anteriores sirven para decir claramente que al venezolano, lo metieron en una burbuja y finalmente terminó estafado.

Las reservas internacionales para inicio del año 2000 se ubicaban en US$ 15.305 y para el 28 de junio de 2013, se ubican en US$ 25.751, un alza de apenas 68,25% en los 14 años, que no tiene que ver con la excesiva y brutal subida de la circulación de bolívares y menos con el alza del crudo de US$ 6 a US$ 100, crecimiento del precio en 1566,66%, sin contar que hubo momentos del mercado en que se ubicó en US$ 140.

Es evidente que las divisas que ingresaron a Venezuela las despilfarraron y las desaparecieron, mientras a los venezolanos les dejan los maltrechos y devaluados bolívares que hay por millardos. Uno de los sectores que debería comenzar a revisar es la banca venezolana, con una altísima posición en bolívares, que cada día pierden valor, altamente expuesta a los bonos de la deuda soberana y de Pdvsa, que vienen perdiendo valor, por una parte por la desconfianza en Venezuela y por otra porque el precio del petróleo se viene a la baja en los próximos meses.

Bitcoin: Google Noticias

FreeBitcoin