domingo, 9 de noviembre de 2014

No tienen más remedio que llevar adelante los cambios económicos

El temido aumento de la gasolina, la eliminación de Petrocaribe, la entrega del control de Pdvsa a las empresas transnacionales, en lo que respecta a los campos de explotación, la compra de insumos, el manejo de personal y la política de dividendos, son temas que serán relevantes en lo que resta de año y durante casi todo 2015.

En medio de la situación que ahora ocupa a Arabia Saudita, país que ha dejado claro que el precio del petróleo se hunda debajo de USD 80, con el fin de estropear la producción petrolera norteamericana, que se basa en buena parte en la explotación de esquistos, cuyos costos exigen un precio del barril alto, Venezuela también se ve afectada por esta acción.

El endeudamiento de la estatal venezolana pone en apuros a la administración de Maduro. Entre Pdvsa y los bonos soberanos en los próximos tres años se vencen endeudamientos en valores aproximados de USD 10 millardos por año.

El temor del impago prevalece en los mercados de deuda, los títulos de seguros contra los títulos de deuda de Venezuela y su petrolera tienen alta demanda en el mundo, suben 80 % en tres meses. El riesgo que ahora suma con la baja del crudo, único sostén del país, es mucho más alto.

En los mercados se comenta que la jugada corporativa sería la de emitir nuevos bonos de deuda y canjear los de vencimiento en 2016 y 2017.

El canje consiste en cambiar los títulos que se vencen para esas fechas y recibir otros títulos con vencimientos posteriores, de manera extraoficial se tiene que podrían ser para el 2023. Lo anterior puede considerarse una manera de impago, cambiar una deuda por otra, ver el caso de Grecia.

El flujo de petróleo a un precio más bajo, se convierte en una real amenaza que obligará al Ejecutivo aplicar medidas para evitar que el déficit fiscal se amplíe más y esto llegue a ser inmanejable.

El asunto que priva es el político. Porque se verán obligados a cambiar las políticas sociales, cobrar los pasajes de transportes públicos que hoy aun son gratuitos, aumentar la gasolina, aumentar todos los rubros de empresas públicas que estén generando pérdidas, incluso llegar a tocar nuevamente el petróleo que se le envía a los países con convenios con Pdvsa, ya este año han estado reduciendo las cuotas de Petrocaribe, muestra de ello es como el gobierno de Nicaragua pide al de EEUU que sean negociados de nuevos los aranceles preferenciales para su sector textil.


Toda la ilusión “socialista” hecha con petróleo caro, estaría llegando a su fin en poco tiempo.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Muchísimas gracias por dejar sus comentarios

FreeBitcoin