martes, 7 de abril de 2015

Opinión: Qué pasa con la producción nacional ¿Por qué está paralizada? / Por @vicentejbrito

Por Vicente Brito / @vicentejbrito



“Cuando analizamos la falta de productos en las distintas cadenas de distribución publica y privadas, nos encontramos que existe un desabastecimiento creciente que afecta la capacidad de consumo del venezolano”. Si lo comparamos con los niveles de producción  del 2012, estamos a la mitad, lo cual nos coloca en situaciones complejas, para cubrir nuestras necesidades de consumo y a la vez encontrarnos con que aún con el dinero en mano no se consiguen los productos que necesitamos.

Ya no se trata de un grupo de productos o cualquier articulo necesario, sino de casi todos; esto unido a su permanente incremento de precios y a su cada vez más creciente existencia en la economía informal, con costo de hasta 8 veces su precio regulado, nos demuestra la compleja situación que nos afecta.

La poca o nula importación de materia prima o componentes necesarios para producir es la principal razón, por la alta dependencia que tenemos de traer del exterior buena parte de lo que consumimos.

Las constantes alerta emitidas por el sector Agropecuario, Agroindustrial e Industrial venezolano han ido a saco roto ante la desatendida atención necesaria por parte de los organismos públicos responsables de tomar las decisiones, que permitan reactivar el aparato productivo público y privado; ya que esta situación no solo afecta a los privados sino al entarimado empresarial público que luce el más afectado.

Las consecuencias están a la vista cuando se compara el primer trimestre del 2015. Nos encontraremos con números que demuestran la dramática disminución de la producción nacional. Unido a una mínima existencia de inventarios nos complicara aún más la situación de escasez.
El gobierno es el que está realizando las mayores importaciones de manera directa, medida que fue aplicada como alternativa para mejorar el abastecimiento; con resultados poco satisfactorio y se demuestra en los niveles de escasez que ya rondan el 60%.

El gobierno promueve el SIMADI como alternativa, pero si el mismo no cuenta con un abastecimiento suficiente de dólares que permita cubrir las necesidades de importaciones, no será posible aumentar la producción y esto  profundizara aún más la caída económica; lo cual, hará muy difícil cubrir el consumo  de los venezolanos.

Se necesitan unos 15.000 millones de dólares para cubrir las importaciones más esenciales del sector productivo nacional para el 2015, el precio de compra del dólar fijara el precio final de los productos y esto tendrá un gran impacto en los precios de los artículos a ser adquiridos por los consumidores.

Lo cual nos indica que el 2015 estará sujeto a altos niveles de escasez y alto costo de vida. 

0 comentarios:

Publicar un comentario

Muchísimas gracias por dejar sus comentarios

FreeBitcoin