El régimen apuesta a que lo tumben

La guerra entre la institucionalidad y la barbarie.

Crisis alimentaria incidirá en el incremento de las enfermedades crónicas

Esta generación padecerá más enfermedades que las anteriores.

Cataclismo económico para 2017

Si el régimen no permite el referendo.

La guerra interna en el régimen está al rojo vivo

El sector radical trata de resistir la avanzada de los reformistas en el PSUV

Asedio a la MUD

Hay factores que perciben el "boom" de Venezuela y se adelantan en atacar a la Unidad.

La crisis económica venezolana ya afecta a Cuba

Castro también admitió que Cuba enfrenta una “contracción” de las entregas de petróleo venezolano.

sábado, 31 de octubre de 2015

Así empiezan las trampas del oficialismo el 6D, aprende a evitarlas

El miembro de mesa debe pararse el 6D, bien temprano, ir a su centro, tomar su puesto y estar dispuesto a estar todo el día, enfrentando los desplantes, abusos y crímenes electorales, con fuerza y por Venezuela. 


El régimen empieza sus trampas ese día, bien temprano, aunque realmente empieza días antes. Habrá centros electorales, que ya están escogidos, en que muy temprano, incluso antes que lleguen todos los miembros de mesa, habrá personal militante del oficialismo, sobre todo del Frente Francisco de Miranda, quienes con credenciales firmadas y selladas previamente, en blanco, estarán presionando para que se abra el centro de votación, lo más temprano posible, con la finalidad de no dar tiempo a los miembros de mesa que son opositores, a incorporarse.

Así se proponen entonces como miembros de mesa accidentales, previsto en la Ley Electoral, alegando que los miembros de mesa, escogidos por el CNE, no llegaron. Con esta táctica empieza la maquinaria de trampas del oficialismo a colocar sus fichas, para luego pasar a otras fases que en lo sucesivo se estarán explicando. Si eres miembro de mesa y estás dispuesto al CAMBIO, el 6D debes ser el primero en estar en tu centro electoral.

jueves, 29 de octubre de 2015

#EnEfectivo El madurismo sólo se esfuerza en evitar que la MUD tenga los dos tercios de la AN

Están centrando todos los esfuerzos en los sectores en que tienen todavía fuerza electoral. En el resto del país ya han colgado los guantes.

El oficialismo no gastará recursos en los circuitos electorales en que tienen las elecciones perdidas y por paliza. En los circuitos urbanos, no es mucho lo que pueden hacer, por lo que concentran la entrega de alimentos vía pedemercalitos, el empleo de recursos de Barrio Tricolor y los beneficiarios de las pocas casas de Misión Vivienda que están entregando, en los barrios populares en que aun tienen una consolidación y en las zonas rurales, que les son afectas.

Actualmente para evitar la mayoría simple que lograría la oposición, el oficialismo ya nada puede hacer, por lo que sus esfuerzos se concentran en tratar de evitar que la MUD logre las dos terceras partes de la AN, lo que les dejaría muy disminuidos, de lograrse, para negociar el camino a una transición. La movilización, las presiones y las trampas, que se hacen gracias a los que no participan, no garantizan la mayoría al PSUV. Y es en esa visión en que la MUD debe enfocarse, en el objetivo de las dos terceras partes. 

lunes, 26 de octubre de 2015

#EnEfectivo El pánico de los abstencionistas

Suponga que la Mesa de la Unidad (MUD) finalmente logra la victoria de las elecciones parlamentarias y se hace de la mayoría de la Asamblea Nacional (AN). 

Lo anterior es pensable y es posible. Es un escenario que a pesar que quienes promueven la abstención, ven improbable que ocurra, sus ataques y señalamientos a los factores en los partidos políticos, dicen todo lo contrario y en sus temores dejan claro que los abstencionistas temen mucho más que los factores democráticos logren la victoria. El pánico de los abstencionistas, sobre todo de los que están en el extranjero, es que la MUD corone la victoria. Eso tiene su explicación bien clara, los que promueven la abstención, no tendrían cabida política en nuevo escenario político, quedarían por fuera, puesto que por su postura, ellos mismos se excluyen.

Una gran mayoría de estos individuos, es que con acciones radicales como el "Carmonazo", sólo lograron atornillar a Hugo Chávez, quien tuvo la suerte de mantenerse luego con altos precios del petróleo, tales fracasos no les deja argumentos políticos, salvo que prefieran que a través de la abstención, se mantenga el actual régimen, razón para seguir con la diatriba, el exilio y las costosas ayudas de las ONGs.

El tema del fraude electoral es el argumento. Asunto hoy todavía abstracto, cuando se tiene entendido que la maquinaria chavista se ha movido de manera criminal, usando los recursos del Estado, las amenazas y la compra de conciencias, hoy con esas posibilidades minimizadas por la crisis económica, que al mismo gobierno afecta y de manera fuerte.

Lo que no comprenden algunos con tal postura, es que los jerarcas rojos hoy en el poder, acarician la idea de pasar a la oposición, por lo que se esfuerzan en debilitar lo más posible al Estado y dejarlo en ruinas, de modo que un gobierno débil opositor, no pueda sostenerse en el tiempo y permita el retorno, con nuevas fuerzas y nuevos argumentos. Son planes, pero es política y es asunto de que los factores que logren el poder, sepan dar una respuesta al país.

Son nulas las posibilidades de los abstencionistas, al no poder contra el régimen, intentar ahora sumar a la MUD a la lista de sus objetivos, es ponerse una tarea más grande y menos realizable, más en que hay un país, en que 80% está ávido de participar en las elecciones y a cuidar su voto.




sábado, 24 de octubre de 2015

Sancochito de Letras / Por Pedro Maldonado

Sancochito de Letras / Por Pedro Maldonado

1) En 16 años el bolívar se ha devaluado en 139.400 % ¿Propaganda del imperio?

2) Dos meses cerrada la frontera, sigue la escasez y arreció el desempleo.

3) Cuba tiene 50 años mamandini, ahora comenzamos a vivir lo de ellos. Dios!

4) Nicolás habla de paz y zas! de una cae en la amenaza, cárcel y guerra.

5) Los militares juran con la mano izquierda y saludan con la derecha. ¿Y piensan cómo?

1) Nicolás donó 130.000 bombillos a Surinam... en casa de mamá necesitamos dos.

2) Si el propio Nicolás estima la inflación de este año en 80 % ¿Cuánto será el índice no oficial? ¿La más alta del mundo apreciado compatriota?

3) Iris Varela dijo que Venezuela es campeona en Derechos Humanos... que lo diga. ¿Cuál es el problema?

4) Dijo un cubano sobre el caos venezolano: Así comenzó Cuba.

Venezuela es el mejor ejemplo del fracaso del estado empresario / Por @vicentejbrito

Por Vicente Brito / @vicentejbrito

Venezuela es uno de los pocos países del mundo, donde el estado tiene el control de la casi totalidad de la actividad económica, no solo de los medios de producción, también importación, distribución y comercialización de la mayor parte de lo que consumimos los Venezolanos.

Están en manos del estado, miles de propiedades y empresas que anteriormente eran privadas y el gobierno en su política económica denominada "SOCIALISMO DEL SIGLO XXI" se apoderó de tierras rurales y urbanas, así como empresas de todos los sectores de la vida económica nacional. Si bien el gobierno negoció y pagó a parte a las transnacionales la adquisición de sus empresas, a otras simplemente las tomó, lo cual ocasionó grandes reclamos por indemnización en los centros de arbitraje donde a pesar de algunos arreglos efectuados, todavía tenemos pendientes pagos por miles de millones de dólares.

Lo preocupante es que la mayor cantidad de empresas y tierras quitadas a los privados, se tomaron sin ningún tipo de pago o indemnización como establece la constitución, llevando a la ruina a miles de familias que habían adquiridos estas de sus antepasados y otros por la vía de la compra a sus legítimos propietarios según documentos debidamente inscritos en los registros públicos y muchas veces con financiamientos bancarios o de los propietarios vendedores.

Nunca en nuestra historia Republicana se había cometido tal despojo y desconocimiento de los derechos de propiedad y ocupación por parte de gobierno alguno. Se aplicaron interpretaciones legales para "justificar" las acciones tomadas. Pretendiendo convertir estos atropellos en actos de justicia social y de que se rescataban tierras de campesinos o indígenas, que había sido usurpadas por los privados. Se tomó proclamas de la Guerra Federal entre 1859 a 1865 como la base política de estas acciones. Lo que en realidad se hizo fue un desconocimiento de los derechos humanos y constitucionales de los propietarios privados, poniendo a un lado la carta de las Naciones Unidas donde se reconoce la propiedad como un derecho fundamental, así como las garantías y derechos de propiedad establecidos en la actual Constitución.

Esto condujo a que tengamos un "Estado Empresario" que produce desde cemento hasta leche. Que es propietario de más del 80% del patrimonio empresarial de la nación, controla: la explotación del petróleo, parte del sistema financiero, telecomunicaciones, todo el sistema eléctrico nacional, el 80% de las mejores tierras para la producción agropecuaria, emisoras de radio y televisión, hoteles, ferry, líneas aéreas, acero, aluminio, cemento, agroindustria, industrias, tractores, carros, autobuses, complejo pesquero, la mayor red de distribución y venta de alimentos etc.

Lamentablemente la mayor parte de estas tierras y empresas que pasaron de privadas a públicas hoy se han convertido en una calamidad para los venezolanos al tener desmejoras evidentes en su rentabilidad, así como caídas de producción y productividad que han causado desabastecimiento con sus consecuencias en el aumento de costo de vida.

No hay forma de ocultar el fracaso del estado empresario y su responsabilidad en la desmejora de nuestra calidad de vida así como sus efectos en la capacidad de consumo de las familias, las cuales han sido afectadas por el deterioro del poder adquisitivo y la disminución de la existencia de productos y mercancías diversas en los distintos medios de producción, distribución y comercialización.

Hoy es evidente que las pérdidas económicas de buena parte de estas empresas son sostenidas con crecientes recursos de la nación con sus efectos en nuestro presupuesto ya que cada vez es mayor la proporción asignada para cubrir sus gastos operativos, financieros y pérdidas crecientes. Creando limitaciones para incrementar recursos a sectores con alta prioridad como: salud, educación, regiones, infraestructura, los cuales son vitales para mejorar las condiciones de vida de los venezolanos.

Hoy Venezuela es el mejor ejemplo del Estado Empresario que ha fracasado, responsable de la caída de la producción y desmejora en la casi totalidad de las áreas económicas que controla o donde tiene la mayor participación, los resultados obtenidos por las empresas publicas así lo demuestran, lo mismo observamos en las limitaciones que tienen para resolver las dificultades que tenemos para adquirir productos esenciales.

La putrefacción chavista / Por @omargonzalez6

Por Omar González Moreno / @omargonzalez6

Enrique Krauze es un escritor, historiador, ingeniero y académico que ha escrito más de 20 tratados sobre el poder y sus protagonistas. Krauze es mexicano de nacimiento pero se ha convertido en una verdadera enciclopedia de conocimiento  sobre el chavismo venezolano y sus principales personajes.  La historia de la  llamada Revolución Bolivariana y el Socialismo del Siglo XXI no tienen secretos para él y dudo que alguien haya estudiado este proceso con mayor detenimiento y capacidad analítica que él.

En una reciente entrevista con motivo de la redición de su libro “El poder y el delirio”, Krauze sentencio que en el ejercicio de la presidencia de Venezuela Maduro se ha quedado absolutamente desnudo, aunque todavía tenga el micrófono en la mano. Precisó que Maduro no es Chávez y que el carisma no se transmite. También afirmo que Chávez no fue sanguinario y que Maduro sí, y que no cree que Chávez hubiera encarcelado a Leopoldo López o a Ledezma. Apuntó que Chávez fue un hombre mucho más inteligente y maquiavélico que Maduro.

Este famoso historiador y analista describe así ese antro pavoroso en el que se ha convertido el PSUV y sus aliados del llamado Polo Patriótico, una organización donde alguna vez reinó la solidaridad y la camaradería, pero que ahora despide un fuerte olor a putrefacción, lo que nos recuerda que los acuerdos políticos también se pudren, y que esta situación de confrontación y desengaños, seguramente desembocará en un estallido interno o rompimiento hacia adentro debido a la insoportable presión interna y externa que enfrenta.

Incluso en otro trabajo reciente, Enrique Krauze pronostica que estas complicaciones pueden favorecer finalmente al candidato menos atractivo del chavismo, a Diosdado Cabello, sin descartar -por supuesto- un triunfo de la oposición. En cualquier caso, cree que el escenario en Venezuela esta signado por el cambio. Esto ha provocado pánico en las filas del chavismo.

Es por eso que un fuerte olor a podredumbre ronda desde hace cierto tiempo al régimen Madurista. Se trata de un hedor muy parecido al de un cuerpo en proceso de descomposición. Un tufo de algo muy corrompido que impregna las instituciones fundamentales que lo sustenta, entre ellas al Consejo Nacional Electoral, Tribunal Supremo de Justicia, Asamblea Nacional y, por supuesto, al Poder Ejecutivo.

Esa pestilencia, señal inequívoca de cesación, deceso y ruina; se evidencia en el incremento de la persecución a empresarios, periodistas y opositores políticos, en el anuncio de medidas efectistas como el aumento del salario mínimo en 30 % cuando la inflación del país es del 200 % y, sobre todo, en la transformación en buitres de hombres y mujeres que decían estar dispuestos a dar la vida
por la revolución y el socialismo y que ahora se comportan como aves de rapiña que buscan arrancar a picotazos lo que queda del erario público.

Esa hediondez característica de la putrefacción aumenta en la medida en que se acercan las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre  y quedan expuestas las evidencias de que están aterrados, aunque algunos aparezcan en público con una sonrisita plástica en el rostro, con casco y uniforme de obreros,  pero por debajo, bien oculto, use pañales reforzados hechos a la medida.

La transmutación de la macollita que ha destruido el país, en una especie de gallinero encaramado en un palo, se acelera con la difusión de las últimas encuestas según los cuales el oficialismo perderá esas elecciones por paliza. Esos sondeos señalan claramente que  7 u 8 de cada 10 electores quieren un cambio y que votará en las elecciones parlamentarias para que ese cambio se inicie cuanto antes.

Además, la inminente derrota se ha convertido en un latigazo que produce terribles sacudidas internas,  como la división en las filas del oficialismo, la pena de muerte contra las pandillas de delincuentes que eran sus aliados, la persecución contra los pobres que ahora se dedican a revender productos subsidiados y la deportación masiva de extranjeros que fueron cedulados de manera exprés para que votaran por ellos.

Entre los retorcijones que les provoca el pánico, también hay que anotar el empeño de imponer a sus “patriotas cooperantes”, comprados por el Psuv,  para colocarlos como candidatos de la oposición, vía Tribunal Supremo de Justicia, y la negativa de invitar a verdaderos observadores internacionales para las elecciones entre otros síntomas.

Todo esto hace imposible no pensar que el llamado chavismo se ha descompuesto tanto que está podrido, hinchado, con un insoportable amontonamiento de gases que comienzan a salir por todos los orificios del tejido social venezolano y que los insectos parasitarios están devorándolo.

martes, 20 de octubre de 2015

Opinión: El sector privado es el que puede aumentar la producción / Por @vicentejbrito

Por Vicente Brito / @vicentejbrito

Hoy nos encontramos en la más compleja encrucijada de nuestra historia económica, donde se hace necesario aumentar producción y reducir importaciones. Sin que podamos lograrlo por las causas que están limitando y afectan a los sectores privados de la economía.

Las razones fundamentales son nuestra precaria actividad económica y la desmejora creciente en nuestra calidad de vida, causadas por una baja producción y la alta dependencia en importaciones de productos que podemos producir en nuestro país, que hoy no cubren la capacidad de consumo de las familias venezolanas, por la disminución de ingresos petroleros, la cual es la fuente que nos genera los dólares para sostener las compras necesarias en otros países.

Cuando evaluamos nuestras potencialidades nos encontramos con una infraestructura productiva que aun cuando está afectada, tiene los elementos para incrementar la producción agrícola, pecuaria, industrial y agroindustrial.

A pesar de la preocupante reducción de la actividad productiva privada y la desaparición de miles de empresas, estas sostienen el mejor potencial para recuperar la economía, así lo demuestra su capacidad de producción que alcanza hasta un 80% de lo que no se importa. Las empresas privadas están en todas las áreas económicas y siguen siendo las que sostienen el mayor volumen de empleos (unos 5 millones) y su aporte al producto interno bruto así lo demuestra. Sus actividades no le generan costo alguno al presupuesto público y son las que aportan el mayor monto de los ingresos fiscales.

Las decisiones a tomar son necesarias para corregir rumbo, ya que las medidas efectuadas en materia económica que permitieron y facilitaron el crecimiento exponencial de las empresas públicas, no dieron los resultados esperados. Hoy existen los elementos coyunturales para lograr el empuje agresivo de la producción nacional, para lo cual el gobierno tiene que revisar la política de controles y regulaciones, así como las afectaciones de tierras y empresas que eran privadas y hoy se han convertido en un quebradero de cabeza para las finanzas públicas.

Los niveles de producción y productividad de cuando estaban en manos de sus propietarios privados, así lo demuestran. Tenemos millones de hectáreas bajo el control gubernamental y apenas un 10% se utiliza, el resto están sin producir nada, lo mismo ocurre con las industrias y agroindustrias existentes, a pesar de presentar algunos deterioros son recuperables para ser convertidas en factores de producción. Está en manos del gobierno tomar las decisiones para lograr aumentar producción y bajar importaciones. Así como ahorrar miles de millones de dólares que nos sirven para apuntalar otros sectores necesitados de la nación.

Los otros países de la región sostienen su capacidad productiva, gracias a que los medios de producción son privados. La productividad es la norma de la empresa privada, lo cual permite aumento de producción y lograr los precios que mejoren la capacidad adquisitiva de los consumidores. Hoy somos el país del continente con menores niveles de producción por habitante en casi todos los bienes y servicios que podemos producir de acuerdo a las ventajas comparativas que tenemos, en suelos, agua y materias primas.

Lamentablemente el marco regulatorio y de minimización al sector privado, los limita en su capacidad de crecimiento y de poder responder a las necesidades urgentes de la nación que son el aumento de producción y sustitución de importaciones. Le corresponde tomar decisiones al gobierno que facilite a la empresa privada asumir el rol que le corresponde, como el motor conveniente para el arranque necesario de nuestro crecimiento productivo.

Opinión: Fatalismo norteamericano y cambio / Por @richcasanova

Por Richard Casanova / @richcasanova

Este gobierno irresponsable acusa a la oposición de lanzar granadas que solo puede adquirir el Estado venezolano y que deberían estar en poder de la FAN. Es una actitud cínica por parte de esta "revolución armada" que mantiene una permanente instigación a la violencia. Este episodio me recordó el asesinato de ocho personas –incluyendo cinco sacerdotes- por un pelotón de la Fuerza Armada de El Salvador. Los fusilaron un 16 de noviembre de 1989 en la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas (UCA) y siguiendo el modus operandi, el gobierno sembró pruebas falsas para incriminar a las fuerzas insurgentes. Uno de los "Mártires de la UCA" –como se conoce a esa trágica historia- fue un brillante sacerdote jesuita, sicólogo, académico y principal referente de la sicología social latinoamericana: Ignacio Martín Baró, un intelectual cuya lectura es fascinante.

Y hablando de sicología social, una reciente investigación constata que la tristeza es el principal sentimiento hoy en la sociedad venezolana.  Lógico, es inmensamente triste ver como se desangra la patria. A pesar del populismo y la demagogia, los regímenes autoritarios dejan un saldo rojo en el espíritu. Por eso, en aquella consulta electoral donde el pueblo chileno derrotó a la férrea dictadura militar de Pinochet, el slogan utilizado por la unidad opositora fue "La alegría ya viene". Era una forma de anunciar el cambio por venir.

Es inevitable que el totalitarismo apele a la represión y al abuso para preservar el poder, lo que nos sumerge en una realidad de despojo e impotencia que intentan presentar como una situación límite imposible de superar. En su teoría del Fatalismo Latinoamericano, el eminente sicólogo social identifica rasgos de nuestra cultura política que las dictaduras utilizan para afianzar su poder. En su desarrollo teórico, frente a ese destino fatal que marca la vida y la historia de nuestros pueblos, el oprimido interpreta su impotencia como una prueba de sus propias debilidades, lo que contrasta con la imagen del opresor poderoso aparentando que todo le es posible; "de ahí que el oprimido experimente una atracción irresistible hacia el opresor, quien se convierte en su modelo de identificación y ante cuyos imperativos muestra una casi total docilidad", precisa Martín Baró.  Ello explica la idolatría por Chávez que parte del país sintió y quizás sienta aún, justamente la parte más oprimida, aquella que más sufre las consecuencias de su incompetencia, corrupción y autoritarismo.

Lamentablemente, todo indica que Hugo Chávez permanecerá por un buen tiempo sin el descanso eterno de la cristiana sepultura pues -por sus carencias de liderazgo- las cúpulas podridas que hoy encabezan la "revolución" están obligadas a colgar en cada poste al insepulto y a ocultar sus rostros de fracaso, lo cual solo demuestra la extrema debilidad de los candidatos de Maduro. Obvio, aunque el pueblo chavista mantenga su amor por el insepulto, quienes dilapidaron su legado no podrán enterrar la dramática realidad de escasez, inflación e inseguridad.  Los venezolanos no somos tan pendejos como cree el gobierno y lo reflejan todas las encuestas: el sentimiento de cambio se hace presente para superar la tristeza. Sin duda, en Venezuela también podemos decir que ya viene la alegría.

domingo, 11 de octubre de 2015

El fin de la revolución de pacotilla / Por @omargonzalez6

Por Omar González Moreno / @omargonzalez6

Dicen que esta revolución bolivariana del socialismo del siglo XXI, no es revolución, ni es bolivariana, ni es socialista ni mucho menos es del siglo XXI. Es sólo la excusa utilizada por una caterva de piratas, corsarios, bucaneros y filibusteros que se encaramaron en ese proceso para destrozar este bello país en nombre del Libertador y de los pobres.

Piratas que les importa un comino el ideario de Bolívar o la filosofía marxista, con tal de llenar sus alforjas con el botín del erario público. Corsarios al servicio de países extranjeros para aprovecharse de nuestros recursos naturales. Bucaneros y filibusteros dedicados a importar cualquier cosa y destruir el aparato productivo nacional. Todos ellos disfrazados con un trapo rojo y un cucurucho del mismo color en la cabeza.

El resultado de esta toma por asalto de las instituciones democráticas del país no podía ser otro que la bancarrota. No hay un solo indicador positivo que pueda mostrar la mal llamada Revolución Bolivariana del Siglo XXI . Todos ellos apuntan hacia el hundimiento, la miseria y la desolación.

Si no referimos al desabastecimiento de alimentos, medicinas, repuestos, materias primas y demás rublos;  según todas las investigaciones divulgadas hasta ahora, menos las del Banco Central de Venezuela que mantiene un silencio cómplice; ronda el 75 por ciento o más. Ello significa que la inmensa mayoría de los venezolanos está sufriendo el terrible drama de la escasez. De eso se salva únicamente la macollita del régimen, que hace sus compras en el exterior y se trae la mercancía en sus yates y aviones privados.

En cuanto al costo de la vida, Venezuela pasó a ser el país más caro del mundo para sus ciudadanos; el más costoso porque sus habitantes obtienen sus salarios en devaluados bolívares, pero se ven obligados a pagar los bienes y servicios que consume a precios dolarizados de acuerdo a la cotización del mercado negro.  Por eso, el costo de vida  para los venezolanos es más alto que para los habitantes de ciudades como Nueva York, Londres o Madrid.

Hablar de la devaluación de nuestra moneda lo que da es vergüenza. Recientemente una cadena de noticias internacional dijo que “el dinero de Venezuela vale menos que una servilleta grasienta para sus ciudadanos” mostrando la fotografía de un  hombre que sostenía una empanada con un billete para no ensuciarse las manos de manteca. El bolívar ha sufrido una devaluación de más del 700% en un año. Nuestra moneda vale menos que un centavo y, en consecuencia, el salario mínimo de un trabajador venezolano es apenas de 13 dólares al mes.

Si nos referimos a la inflación todo parece indicar que Venezuela batirá este año sus records históricas. De acuerdo con los pronósticos de los más reputados economistas, para el cierre de este lapso, la inflación se ubicará entre 110% y 200 %, la más alta del mundo, lo que generará un notable  incremento de los indicadores de pobreza y desempleo, convirtiendo en  héroes a los venezolanos que sobrevivan por su enorme esfuerzo de aferrarse a la vida.

La inseguridad es otro de los logros de esta baratija revolucionaria. El último estudio realizado por el Observatorio Venezolano de Violencia revela que la tasa de homicidios en el país aumentó a 82 por cada 100 mil habitantes y nos coloca al como la segunda nación del mundo en la que ocurren más asesinatos, con un promedio de 25 mil crímenes cada año. Esto, sin referirnos a secuestros, robos, atracos, violaciones y otros delitos, que ni siquiera se denuncian, ¿para qué?

La educación es otro estruendoso fracaso en este tugurio en el que han pretendido convertir a Venezuela la cuerda de maleantes que se ha apoderado del poder. Los educadores de vocación reportan que cada año hay más niños y adolescentes venezolanos que abandonan la escuela, porque perciben que esa no es la vía para salir de la pobreza. Este año se calcula que más de 100 mil jóvenes entre 15 y 16 años de edad dejaron de inscribirse en los centros educativos

Nadie puede mirar un hospital público en Venezuela sin sentir pavor. Es como mirar a la muerte. No hay insumos, no hay equipos y cada vez son menos los profesionales de la salud que deciden trabajar en ellos por el miserable sueldo que reciben  por el trabajo de salvar vida y arriesgar las suyas, ya que esos centros se han convertido en teatro de operaciones del hampa.  El agua, la luz,  …son artículos de lujo!

Por suerte, esa fiera reprimida que es el pueblo venezolano, ha tomado consciencia de la estafa y solo espera el 6D, las elecciones parlamentarias, para ponerle punto final a esta revolución de pacotilla. 

Una persecución inútil / Por @richcasanova

Por Richard Casanova / @richcasanova

Muy pocos reconocen al Teniente Diosdado Cabello como Capitán, una condición mal habida e ilegalmente adquirida luego de ser dado de baja por su participación en un sangriento Golpe de Estado. Esa condición truculenta de Capitán -mal habida, insisto- habla mucho de la contextura moral de este oscuro personaje que se ha dedicado a hostigar medios y perseguir a sus editores, en vez de promover y facilitar una investigación transparente sobre su presunta participación en el llamado Cartel de los Soles.  No tenemos que creer esa supuesta vinculación pero tenemos derecho a exigir al presidente del parlamento –nuestro empleado- lo conducente para despejar toda duda, las cuales no se disipan con sus bravuconadas y constantes amenazas, al contrario.

Para “enfrentar” los señalamientos, al Teniente golpista no se le ocurrió mejor idea que perseguir a Alberto Federico Ravell, Miguel Henrique Otero y Teodoro Petkoff.  A propósito de esta cacería, Alberto Federico recordaba que a su padre "lo persiguieron y encarcelaron Gómez, Pérez Jiménez y Pedro Estrada. Pasó 15 años preso con grillos en el Castillo de Puerto Cabello y 10 años exiliado en Cuba y Trinidad. Nunca bajo la cabeza". Y termina este mensaje a sus amigos advirtiendo que "La Patilla no está en venta, ni cambiará su línea editorial". Sin duda, heredó la valentía de su padre.  

El otro perseguido es hijo de Miguel Otero Silva, ilustre escritor, humorista, periodista, ingeniero y político de izquierda -de la verdadera izquierda- no de ésta ultrajada por el poder cubano. Fue militante del PCV, de aquel viejo partido que sentía repugnancia por el militarismo y la corrupción, no de éste que traicionó el legado de Gustavo Machado. Y como miembro de la Generación del 28, Miguel Otero Silva desafió valientemente a la dictadura del General Gómez. De manera que hoy El Nacional es más que un periódico, es parte de nuestra historia democrática, es un activo de la sociedad venezolana que la intolerancia pretende demoler.  La otra víctima es Teodoro Petkoff, un ícono de la izquierda democrática que se convirtió en una referencia internacional cuando cuestionó la invasión a Checoslovaquia y al modelo soviético, abandonó la lucha armada, alzó su voz contra el autoritarismo y la represión, rompió con los dogmas del comunismo y abrazó con pasión la causa democrática.

El país valora la fortaleza moral y la honestidad personal e intelectual de Teodoro, algo que su acosador jamás podrá mostrar.  Sus amigos, los que militamos muchos años con él, sabemos bien que tampoco bajará la cabeza, jamás le doblarán las rodillas. Así las cosas, este acoso judicial será inútil: no cambiará la línea editorial de los medios, ni logrará quebrar el espíritu democrático del país. Esta persecución contra Alberto Federico, Miguel Henrique y Teodoro sólo evidencia la cobardía y el talante autocrático de un régimen decadente; muestra al mundo la ausencia de autonomía de los Poderes Públicos y las carencias de la democracia; el abuso de poder y el inocultable rasgo militarista de la "revolución bolivariana".  Y lo mejor, las tropelías del Teniente Cabello despiertan la conciencia y reafirman la imperiosa necesidad de un cambio en Venezuela.

Metiendo presos a los dueños de medios no se acaban los problemas del país

EL CNP ante nueva arremetida contra la prensa

La Junta Directiva del Colegio Nacional de Periodistas se pronunció en cuanto a las nuevas causas civiles y criminales contra los editores y directivos del diario El Nacional, el semanario Tal Cual y La Patilla, a quienes se les ha ordenado la prohibición de enajenar sus bienes y la prohibición de salida del país.



Esta medida viene dada a partir de una querella interpuesta por el presidente de la Asamblea Nacional Diosdado Cabello y representa a criterio de Tinedo Guía máximo titular del gremio periodístico venezolano “una acción que busca asfixiar a los medios independientes, puesto que metiendo presos a los propietarios de los mismos no se solucionan los problemas que aquejan al ciudadano común”.

Guía considera que la prensa crítica en Venezuela es objeto de la más voraz persecución política en toda la historia de Venezuela. “Resulta inquietante que más del 90% de los ataques a nuestros periodistas queden impunes, mientras los órganos de la administración de justicia se dan a la tarea de abrir procedimientos en contra de medios que han publicado denuncias sobre la gestión gubernamental” aseguró.

Al parecer la ministra no lee la prensa
En cuanto a las recientes declaraciones formuladas por la ministra de comunicación e información Desireé Santos Amaral en cuanto a que en Venezuela no hay censura, el presidente del CNP puntualizó “invitamos a la ministra a leer los periódicos, no solo los de corriente oficial, puesto que las violaciones a la libertad de expresión han ido en aumento en los últimos años”.

Para Guía el solo hecho de que el gobierno no haya acatado la sentencia contra el Estado, por el caso de Radio Caracas Televisión, en la cual se debe restituir la señal a esta planta televisiva es un caso de evidente censura.

“La ministra Santos Amaral quizás no se ha enterado de los atropellos a equipos reporteriles cometidos por parte de funcionarios de seguridad, con el propósito de impedir que se reseñen las colas en los supermercados, ¿o será que la ministra tampoco sabe que a nuestros colegas no les permiten el acceso a la Asamblea Nacional?, entre otros casos” argumentó el vocero gremial.

Por último la directiva del CNP manifestó estar dispuesta a dialogar con la titular de la cartera de comunicación e información para ponerla al corriente de los graves casos de censura que se vienen presentando en el país. / Prensa CNP

Bitcoin: Google Noticias

FreeBitcoin