domingo, 3 de agosto de 2014

Will Rangel prefiere que se importen carros chinos a que se hagan en Venezuela

EL QUE LE CARGABA EL MALETÍN A CARLOS ORTEGA

Por Alex Vallenilla  / CNP 16478  / @alexvallenilla

Chávez era experto ubicando a mediocres para colocarlos en altos cargos, gente sin criterio propio y sin capacidad de emitir una opinión personal sobre determinado tema,  así llegaban al poder. Muchos sectores del país han sido demolidos por ello, un ejemplo, el sector laboral.

Will Rangel, sin mérito alguno en la lucha sindical de Venezuela,  sin ningún reconocimiento por quienes se identifican de izquierdistas, de pronto aparece apoyado por Chávez para asumir la Futpv y la CBST

El caso de Will Rangel, presidente de la Central Bolivariana Socialista de Trabajadores (CBST), es uno de ellos. Conocido como el que cargaba el maletín de Carlos Ortega, actual presidente de la CTV, en el exilio. Rangel por ser eso, un carga maletín, nunca pudo llegar a la dirigencia sindical con propuestas propias.

De pronto aparece como candidato a la Federación Unida de Trabajadores Petroleros de Venezuela (Futpv) y se hace presidente, por orden de Rafael Ramírez y Chávez de votar por este señor, igual en la CBST.

Hoy se ven los resultados. Los trabajadores petroleros en la peor situación de indefensión, nunca visto, en materia de beneficios económicos, sociales, y de seguridad industrial. Mientras Pdvsa se despedaza, Rangel lanza el trapo rojo de la situación en Palestina, como si un trabajador petrolero en Venezuela, comiera con eso.

Rangel no es un representante laboral, ni es un sindicalista a favor de los beneficios de quienes trabajan. En recientes declaraciones en nota de prensa emitida por la CBST, por ejemplo dice: “…no vamos hacer como central es garantizarle dólares a las empresas de ese sector [automotriz]…”. ¿Acaso Rangel es autoridad cambiaria en este país? ¿Es un sindicalista o un ministro del mal llamado “presidente obrero”?

Esta imagen es harta conocida, divulgada por sectores laborales izquierdistas, allí aparece Will Rangel junto a Carlos Ortega un archi-rival del chavismo en el sector laboral, hoy en el exilio, Rangel solía ser asistente de Ortega.

Rangel ha acusado a los trabajadores automotrices de estar divididos, señala a los que hicieron marchas en Caracas, gente que inevitablemente quedará desempleada, gracias a que el hecho que la General Motors, la Ford, la Chrysler se vean obligadas a cerrar sus puertas en el país, ha provocado confusión en este sector, gente que confió en un proyecto “socialista” hoy ven frustradas sus esperanzas. Sin darse cuenta que Rangel es uno de los artífices de acabar con las automotrices norteamericanas instaladas en Venezuela, para dar paso a la importación de carros Chinos a Venezuela, trasladando el empleo a China y dejando a nuestros trabajadores, en la mengua, eso es ser un traidor, no sólo de la clase obrera, sino de la patria.

Rangel critica a los trabajadores de Sidor. Les dice que hacen protestas parecidas a las “guarimbas” ¿Saben los trabajadores venezolanos cuánto es el presupuesto que maneja Will Rangel en la Futpv, financiada por Pdvsa? ¿Algún trabajador, sea chavista o no tiene idea de la cantidad d recursos que maneja este irresponsable, al frente de una instancia que pone en contra de la clase obrera venezolana? Por eso Rangel no protesta, ni como trabajador, ni como “guarimbero” a él qué le importa que a los de Sidor no les paguen, y que los automotrices queden sin trabajo.

Los trabajadores venezolanos hoy deben reflexionar, mucho, ese modelo de “sindicalismo”, que hace Will Rangel, no es para defender los derechos laborales, Rangel es un funcionario gubernamental de hecho y está puesto allí para representar al Estado ante la masa laboral, cuando en Alemania y en Estados Unidos, los sindicatos, los más respetados por los capitalistas en el mundo, funcionan al revés. Un trabajador petrolero en Venezuela hoy no tiene atención garantizada en clínicas privadas, vayan a Alemania a ver si eso le ocurre a un obrero de cualquier industria.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Muchísimas gracias por dejar sus comentarios

FreeBitcoin