jueves, 7 de agosto de 2014

Maduro apela al hambre del pueblo para corregir la crisis económica

Por Alex Vallenilla  / CNP 16478 / @alexvallenilla

Estamos en una situación de estanflación. Eso significa, estancamiento de la economía con inflación. La base de este problema tiene dos ejes fundamentales. El primero es el excesivo gasto público que se registra desde 2005, usado con fines electorales, y reflejado en el indicador de la liquidez monetaria (M2) que no es otra cosa que el dinero circulante en el país.

El segundo, un proceso de exterminio de empresas productivas, sobre la base de un supuesto “socialismo” que ha paralizado más de la mitad de la producción de Venezuela. Entonces, mucha gente con mucho dinero inorgánico, tratando de comprar pocos bienes. Ello ha producido una crisis cambiaria, una crisis de producción y una crisis de precios, los más altos del mundo, generando escasez y más pobreza.

Maduro y su gabinete económico, han apelado a la peor de las soluciones ante el escenario anterior. La fórmula de Maduro conducirá al país a una situación mucho más severa, porque no atacan la raíz del asunto, sino tratan de estirar la arruga y aplican medidas que borran del bolsillo del ciudadano la capacidad de compra, conduciendo a Venezuela a una recesión muy grave.

La estanflación tiene dos componentes, inflación y recesión. La inflación ya se sabe por qué se genera, la recesión comienza a aparecer porque los altos precios de los pocos bienes que hay, ya no se pueden comprar, haciendo que las empresas bajen sus volúmenes de ventas, borrando sus ganancias y provocando más cierre de compañías.

Maduro decide aplicar lo peor para esta situación. Primero subir los precios de todo, buscan frenar el excesivo consumo subiendo los precios de todos los rubros, del dólar y ahora de la gasolina, pero siguen emitiendo dinero inorgánico, es como tratar de llenar un tanque de agua con un hueco grande en el fondo.

Ello derivará en una gran pobreza de los ciudadanos venezolanos, quienes al no poder tener ahorro, debido a que lo poco que hay cuesta ya demasiado, cada día mucha gente, se sumarán a las listas de los más necesitados.

El Ejecutivo prefiere mantener un esquema de subasta de divisas para importaciones, en vez de dar un giro total en cuanto a la inversión privada en el país, de modo que nuevas empresas comiencen a traer divisas y arranquen nueva producción nacional. Pero queda claro que la corruptela en cuanto al cambio de dólares preferenciales y las importaciones, son el más jugoso negocio de los altos jerarcas del PSUV.

Estos señores aun no han hecho conciencia de adonde conducen el país, esta situación de estanflación es muy grave, Maduro juega con candela, los efectos de ello los va a sorprender, creen que con pañitos de préstamos chinos y vendiendo activos de Pdvsa, van arreglar esto.

La solución a la crisis económica “socialista” que Maduro aplica, es el hambre del venezolano, allí, en el bolsillo, que paguen lo que es esta “revolución bonita” ¡Que cara ha salido!

0 comentarios:

Publicar un comentario

Muchísimas gracias por dejar sus comentarios

FreeBitcoin