jueves, 21 de agosto de 2014

La codicia en el PSUV es la que ha desatado la crisis económica

ACABARON LA PRODUCCIÓN NACIONAL Y GANAN IMPORTANDO

Por Alex Vallenilla / CNP 16478 / @alexvallenilla

Todas las crisis económicas tienen detrás un factor que las desata. Es la codicia. El excesivo uso de crédito en Wall Street en la década de los 20, produjo una burbuja que derivó en la Gran Depresión, todos se endeudaban e invertían en el mercado. En 2008, los excesos con los bonos hipotecarios, produjeron otro evento similar.

La crisis económica socialista, en Venezuela no escapa a ello, y es la codicia, el aspecto fundamental que lleva a este país por los derroteros de un fracaso económico.

En el caso venezolano, una política “socialista”, una economía “socialista”, tiene un origen de la postura codiciosa, también en el orden “socialista”. La corrupción de los jerarcas pesuvistas.

La explicación surge luego de conversar con productores agrícolas, al sur de Anzoátegui, quienes una y otra vez han visto sus cosechas de maíz perderse. Allí están claros, “a los funcionarios no les interesa que en Venezuela se produzca, porque ellos ganan comisiones importando maíz y comisiones en dólares en el exterior, nos hemos quitado las vendas de los ojos”. Fue así como fracasó el Plan Agroalimentario que una vez se quiso implementar.

Es obvio. ¿Qué le importa a un alto funcionario, con capacidad de emitir autorizaciones para importar, a otros con capacidad de otorgar divisas preferenciales, que en Venezuela haya fincas productivas de carnes, pollos, leche y rubros agrícolas? No les interesa, porque producir en Venezuela no es un negocio para ellos.

Eso explica el arrase de fincas y empresas nacionales, es un asunto que deriva de la codicia de quienes a través de la corruptela se enriquecen, mientras el resto de Venezuela entra en una crisis económica de grandes dimensiones.

Lo peor es que no hay voluntad de rectificar, sino de acentuar el asunto, muestra de ello la última canallada que se les ocurre de implementar sistemas biométricos para controlar las compras de los ciudadanos, eso significa que no piensan corregir el desabastecimiento del país, con producción nacional, sino seguir en el gran negocio, pero tratando de restringir al ciudadano venezolano su “acceso a los bienes”.

La codicia no es buena consejera, en ningún mercado, en la última crisis, la de Estados Unidos en 2008, dejó 30 millones de desempleados en una semana por todo el mundo, quebró al banco más grande conocido, arrastró a los países europeos a una crisis de deuda, elevó los precios de las materias primas, entre otros.

El no corregir este asunto, no va a sacar a Venezuela del desastre en el que ya está metido, poco tiempo, muy poco tiempo queda para que la totalidad del país esté frente a la realidad, enfrentado a la verdad verdadera, que por cierto será dolorosa.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Muchísimas gracias por dejar sus comentarios

FreeBitcoin