lunes, 8 de mayo de 2017

Ya hay ruta para Miraflores


En el oficialismo quisieron sorprender con una nueva carta, la constituyente, pero el efecto ha sido contrario. Aunque es probable que debajo de la manga aun tengan otras opciones, el “castillo de naipes” en que ya se ha convertido el gobierno, es muy inestable.

Hay en desarrollo tres factores, que se dirigen al mismo destino: al final del régimen. Es como tres ríos que desembocarán en el mismo mar.

Sin orden en su peso.



El factor político
Los partidos políticos reunidos en la Mesa de la Unidad (MUD), luego del amargo proceso del fracasado “diálogo” de octubre de 2016, endurecieron su postura comenzando 2017 y razones tienen, el oficialismo se ha burlado desde el Papa Francisco, hasta los más insignificantes ciudadanos, porque se trata de una cúpula imbuida en una situación de delincuencia, asesinatos a mansalva, represión sin compasión, corrupción, fondos congelados, acusaciones de narcotráfico, derrumbe institucional, destrucción de la economía, en fin, la barbarie.

Los factores de la oposición, luego de recibir el golpe del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), que le dejó sin funciones a la Asamblea Nacional (AN), además de eliminar la inmunidad parlamentaria de los diputados, así como permitir que el Ejecutivo haga negocios con los activos del país, sin necesidad de contar con la aprobación del Parlamento, se lanzaron a la calle y han producido una gigantesca ola de protestas que llevan más de 30 días y que ha sido respondida cruelmente por el gobierno con una represión sin precedentes, de gran escala, con unos 37 asesinados, miles de heridos y centenas de detenidos. Esta escalada represiva ha tenido un rechazo mundial, así como del golpe de Estado del TSJ. En lo interno ha desatado un huracán político, puesto que obligó a que la Fiscal Luisa Ortega, deslindara del madurismo, propiamente dicho, obligando al régimen, de corte militar, mostrar su verdadera naturaleza, ahora empleando tribunales militares contra civiles, en vista de que la Fiscalía no está haciendo imputaciones a manifestantes, sin el debido proceso.

El drama interno en el PSUV, es que allí, todas las parcelas de poder, que son antagónicas entre sí, incluyendo al Alto Mando Militar, se tienen que apoyar mutuamente, porque el país los tiene rodeados, por todos los flancos, acción inútil, que sólo les brinda algo de tiempo.

La oposición tiene sólidos argumentos, apoyar políticamente al gobierno para que consiga nuevos préstamos, no aliviará el sufrimiento económico de los ciudadanos, porque sencillamente el oficialismo se volvería a robar tales recursos, porque la corrupción sin control tiene el factor miedo implícito, ya que en el régimen saben que el “castillo de naipes” se viene abajo de un momento a otro.

El factor opositor ha negado ser parte de un proceso constituyente y ha dejado claro que no es la constituyente el problema, sino la manera en que se pretende aplicar, fraudulentamente, por sectores y sin tomar en cuenta las bases electorales debidamente. Podría haber sectores que exijan, solicitar o hacer presión ante el CNE, para que ese proceso se reglamente como es debido, con voto directo, secreto y universal, pero con resultado sobre la base de la proporcionalidad de la población, así, los factores democráticos saldrían victoriosos, con inmensa mayoría, lo que liquidaría al régimen. Ahora bien, eso puede llevarse mucho tiempo. Hasta ahora, no se nota “diálogo” o “negociación” alguna. Entre los políticos hay un debate muy silencioso, sobre el tema de la constituyente, hay unos que quieren ir, otros exigir condiciones justas y otros sencillamente no participar. La posibilidad política está andando de esa forma, para buscar el fin del régimen, por la vía ordenada, legal, pacífica y política, que bien válido es.

El factor internacional
Ya varios voceros de países y organizaciones internacionales se han referido sobre la propuesta de la constituyente de Nicolás Maduro, la respuesta ha sido lo que contundentemente es legal, ningún país puede avalar o reconocer un proceso electoral que derive más adelante en un nuevo gobierno o reforma constitucional, si ya nace sin legitimidad, sin que se cumplan las leyes, sin que se respete el derecho al voto al proponerse un fraude con las bases electorales y la proporcionalidad de la población en los territorios. La constituyente de Maduro, está prácticamente muerta, gracias al trabajo que en ese sentido vienen haciendo los países que defienden la democracia en el continente.

Si no hay acuerdo político, o fuerza política interna que logre cambiar el asunto interno, las fuerzas extranjeras podrían intervenir, es un tema que ha cogido fuerza en ese ámbito en los últimos días y se habla ya abiertamente de intervención militar.

El factor “revuelta popular”
El hambre, instalada en más de 80% de los hogares venezolanos, coincide con el discurso político en los partidos en este momento, de hecho es una de las causas que nutren las gigantescas movilizaciones, marchas y protestas. Hay sectores que ya se han vuelto incluso autónomos, factores radicales que llevan ahora una agenda paralela o propia, ante la de los políticos. No es que se tenga que criticar esto, es una manera de demostrar que en muchas poblaciones de Venezuela, la crisis social, como efecto de la crisis económica y ante el retraso de una solución política a la crisis en general, ha comenzado a jugar su propio juego, al lado de la MUD, que tiene el poder convocatoria, pero con sus reglas, de allí se ha derivado a la confrontación violenta con fuerzas del orden público, de hecho hay sectores en que las barricadas y bloqueos, han vuelto. Asunto que tampoco se critica, ya que es la manera en que muchos expresan su descontento. Ha habido situaciones desbordadas, fuera de control, una desproporcionada represión y crímenes en materia de violación de Derechos Humanos.

La calle está imponiendo una dinámica propia, en sectores del gobierno y de oposición. El oficialismo ha apostado al desgaste y lo que se viene desgastando son las fuerzas represivas. La fuerte represión ha producido pronunciamientos de factores que una vez apoyaron al chavismo, iconos que con sólo pronunciarse han hecho temblar los cimientos del endeble “castillo de naipes”. La calle se ha rebelado y se ha visto como los bustos y estatuas de Chávez caen en el interior, el surgimiento de una población que le ha perdido miedo a las bandas mercenarias, las que hacen el trabajo sucio que policías y guardias no quieren hacer y hacerlas huir, arrinconarlas y enfrentarlas, ha cambiado todo el panorama.

Los saqueos, que en principio han sido controlados, es decir, como una forma de que los grupos mercenarios pro oficialismo aparte de obtener un botín por el trabajo hecho, buscan desvirtuar la protesta opositora, se han salido de control, porque hay una población empobrecida, 50% en niveles extremos, que en medio del caos simplemente se suma a la ola vandálica.

Si la calle se desborda, el régimen de llegar a perder el control y decidir una escalada represiva mayor, tendrá la condena internacional, lo que podría conducir a la intervención, sin exagerar, con tropas, con el resultado de la caída del régimen. Si el asunto se decanta por lo político, el régimen tendría que recular con su propuesta de asamblea constituyente y aceptar hacerla bajo parámetros democráticos, legales y habría la observación internacional, lo que también conduciría al fin del régimen.


Es decir, el factor internacional, es el que actualmente tiene el peso que determina el final de la tragedia venezolana, sólo falta saber entre la situación de calle, violencia y confrontación que hay, y la habilidad política, cuál de los dos llega primero en su cauce, al mismo mar que los tres factores empujan. Existe también la posibilidad, que al final del recorrido, se produzca una convergencia de todos los factores, lo que aceleraría la caída del régimen, mientras tanto, en esta dinámica, cambiante, la ruta hacia Miraflores está decidida, sólo falta saber si se llega juntos por las tres vías, o quienes llegan primero, en esto último priva también el asunto político, que es a final de cuentas, lo que todo esto implica. 08/05/2017

0 comentarios:

Publicar un comentario

Muchísimas gracias por dejar sus comentarios

FreeBitcoin