domingo, 24 de enero de 2016

Pérdidas por gasolina superan a todos los presupuestos públicos

Un estado como Carabobo requiere un presupuesto de US$ 90 millones, el gobierno nacional de US$ 7,5 mil millones y por gasolina se pierde al año US$ 12 mil millones

Por Alex Vallenilla / @alexvallenilla

Desde que se inició la era chavista, no se hizo ajustes importantes en el precio de la gasolina, debido al temor en el gobierno chavista que se repitiera un “Caracazo”, ocurrido en 1989, luego de una serie de medidas económicas, que incluyó alza de 50% en el precio del combustible.

Para 2007, cuando el extinto Hugo Chávez estatiza la telefónica Cantv, se refiere al precio de la gasolina, el cual quedó en los que hoy existen. Para ese año, un litro de gasolina en Venezuela costaba US$ 0,04, hoy los cálculos la arrojan en unos US$ 0,0002, es decir, es prácticamente gratuita.
El precio de la gasolina produce pérdidas a Pdvsa, entre US$ 8 mil millones y US$ 12 mil millones al año. Con el precio del actual litro, se beneficia, según datos de firmas especializadas en el tema, 25% de la población de mayor ingreso, que consume 900% más de gasolina que 25% del sector más humilde.

Lo que se pierde en gasolina supera todos los presupuestos públicos de todos los estados del país, del sistema educativo y del sistema sanitario, del sistema eléctrico y las hidrológicas estatales. Calculando el presupuesto nacional de 2016, presentado por el gobierno el pasado mes de octubre, a precio de tasa Simadi, queda en US$ 7,5 mil millones. Esto significa que el infravalorado precio de la gasolina, tiene un impacto muy negativo sobre las finanzas públicas y el resto del desempeño económico del país.

La madre de todas las distorsiones
Las pérdidas en lo interno, Pdvsa las cubre con préstamos del Banco Central de Venezuela (BCV). Hugo Chávez en sus reformas a la Ley del BCV, logró convertir al ente en el financista principal no sólo de la gestión de gobierno, sino de la caída del flujo de caja de Pdvsa, en bolívares, que le permitía cubrir operaciones manteniendo el precio ficticio del valor del combustible.

Ha sido la fórmula chavista de tener que evitar aumentar el precio del dólar, porque Pdvsa, que en 1999 entregaba 75% de las divisas que recibía por la venta del petróleo al BCV, y bajó esa relación a 41% en 2014, dejaba de recibir bolívares, más en un entorno en que el precio del dólar ha sido ficticio, pero que una parte de la economía se movía a precio del dólar paralelo, afectando las finanzas de la petrolera.

Lo anterior explica la alta liquidez monetaria en el sistema, de cuyo monto actual, cerca de los Bs 4 billones, Pdvsa ha generado por lo menos 30%, que corresponde a los préstamos recibidos, para cubrir las pérdidas por la gasolina a precios irrisorios. Esta alta liquidez, como bien se sabe, casi 50% proviene de la impresión de dinero.

Lo anterior impacta a la economía de los ciudadanos, porque la alta liquidez ha sido el combustible principal de la inflación que hoy día ronda 270%, que traducida en una alta oferta monetaria, hace que el bolívar pierda valor. Por ello las ganancias de la gasolina, en vez de quedar en Pdvsa, quedan en manos de contrabandistas, porque su precio real se logra en los mercados negros en la frontera, explicado por el gobernador del Táchira, José Vielma Mora, quien se refirió meses atrás, que un litro de gasolina venezolana termina en Cúcuta costando Bs 700, es decir, un dólar del mercado negro. De esta manera la “gasolina barata”, se paga realmente muy cara en el costo que la inflación genera en el resto de los sectores, por la monetización que esta genera, para cubrir sus pérdidas, así pagan por igual “gasolina”, quienes tienen y quienes no tienen vehículos.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Muchísimas gracias por dejar sus comentarios

Bitcoin: Google Noticias

FreeBitcoin