viernes, 15 de enero de 2016

Pdvsa aumenta sueldos en 140% sin recursos disponibles

Hasta ahora la estatal se ha endeudado con el BCV, ente que ha emitido “dinero inorgánico” para que la petrolera haga pagos en bolívares, impactando la inflación

Por Alex Vallenilla / @alexvallenilla

A pesar de la caída de los precios del petróleo, ya por debajo de US$ 30 por barril, con pérdidas acumuladas desde octubre de 2014 en -68%, cuando comenzó la debacle de los precios de las materias primas, en la industria petrolera venezolana se acaba de aprobar un nuevo contrato colectivo con aumento de 140% de salarios.

Así lo dejó saber el presidente de la Federación Unitaria de Trabajadores Petroleros de Venezuela (FUTPV), Wills Rangel, quien dijo que en el transcurso de la semana que concluyó, se logró que unos 83 mil trabajadores, directos e indirectos, son los beneficiados, además de los jubilados, a los que se les homologó el sueldo mínimo petrolero en Bs 17.000,00 al mes.

Estos incrementos que son pagados en bolívares, ocurren en medio de una debacle económica en Venezuela, en que la caída de los precios del petróleo ha dejado al país sin posibilidades de dar cobertura a la deuda soberana y la deuda corporativa, sin que se tenga que recurrir a movimientos extraordinarios, así como ha causado una merma de recursos para el funcionamiento del Estado.

Pdvsa ha recurrido al mecanismo de endeudamiento directo con el Banco Central de Venezuela (BCV), para mantener su flujo de caja en bolívares. Actualmente y según cálculos de firmas económicas en el país, la deuda de la estatal con el ente monetario venezolano es de casi Bs 1 billón, o 25% del total circulante del sistema monetario nacional, que calculados a precio de dólar Simadi, el que se usa en las operaciones de venta de divisas de la estatal y las petroleras transnacionales con el BCV, se estima en unos US$ 5 mil millones.

Ese monto, es 83,3% de lo que Pdvsa pudo aportar al Ejecutivo el año pasado y casi 30% de lo que se estima sea el ingreso de la petrolera venezolana en 2016, unos US$ 18 mil millones con un barril promediado en US$ 25.

La gigantesca nómina de Pdvsa, con este incremento, en bolívares, requiere en el año más de Bs 42 mil millones, que calculados a tasa Simadi, implica US$ 210 millones, esto es 1,16% del ingreso estimado para 2016.

Sin embargo Pdvsa atraviesa serias dificultades financieras, por la merma de ingresos y los compromisos internacionales que tiene. Venezuela actualmente tiene un déficit de funcionamiento general de unos US$ 20 mil millones, que no están garantizados con el actual precio del petróleo, por lo que la falta de recursos obligará a la petrolera a seguir solicitando créditos al BCV, no sólo para cubrir la nómina sino demás operaciones internas.

Esto implica que el aumento de los petroleros se cubrirá con más “dinero inorgánico”, lo que seguirá impactando la inflación en el país, ya que el BCV hasta ahora ha estado emitiendo dinero e incrementando la oferta monetaria, en casi 100% anual, una de las principales causas de la pérdida de valor del dinero.

Actualmente, en una reforma de la Ley del BCV, el mandatario Nicolás Maduro, sacó a la nueva Asamblea Nacional de las posibilidades de controlar el financiamiento con expansión monetaria de parte del BCV al Estado y a la estatal petrolera, como una forma de evadir la contraloría y supervisión, a pesar de tratarse de una reforma que choca con lo planteado en la Constitución Nacional.


El nuevo contrato colectivo petrolero no tiene garantía de recursos propios de Pdvsa, por lo que su presidente, Eulogio Del Pino, espera más auxilio financiero, con “dinero inorgánico” para poder cumplirlo.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Muchísimas gracias por dejar sus comentarios

Bitcoin: Google Noticias

FreeBitcoin