jueves, 5 de febrero de 2015

He aquí la razón de por qué el régimen no cae, nadie quiere el poder ahorita

En las actuales circunstancias, ningún político quisiera asumir el control del poder en Venezuela. La grave situación de deuda, el malestar social con la escasez de bienes y servicios y los bajos precios del petróleo, son razones que mantienen a factores de oposición alejados de las ansias de poder.

Lo mejor que le podría pasar a Maduro, es que fuera derrocado. Primero, eso salvaría la honra del "legado", es pare el PSUV preferible decir "la derecha nos tumbó y no nos dejó culminar el proyecto socialista", a decir que "renunciamos porque el proyecto socialista no sirve".

Quien osara cambiar al gobierno en las actuales circunstancias, tendría que aplicar una serie de medidas y ajustes económicos, con consecuencias sociales y políticas adversas, eso sería genial para el chavismo, años más tarde reaparecería con el discurso de "la derecha fue la que devaluó, la que subió precios y la que usó la vía del golpe para acabar con nuestro "legado".

Es lo que se percibe de la postura de quienes dirigen a la oposición, dejar que Nicolás Maduro se cocine en su propia salsa, que el factor chavista se hunda en la crisis que ellos mismo crearon, aunque las consecuencias sean igualmente fuertes para la población, es un asunto político, nadie va a venir a lanzar un salvavidas a Maduro, incluso por la vía de la fuerza. En todo caso con las FANB, no se cuenta, allí no hay capacidad, ni moral para asumir el control del país y sacarlo del actual atolladero.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Muchísimas gracias por dejar sus comentarios

FreeBitcoin