viernes, 29 de abril de 2016

Racionamiento de electricidad ha causado ira social

Militares dan cuenta que los hospitales no tienen plantas eléctricas y que las empresas están en 45% de su capacidad, por lo que la situación tiende a empeorar

Por Alex Vallenilla / @alexvallenilla

Se desprende de la Sala Situacional gubernamental en la que participan militares, que la crisis eléctrica ha sido una situación sumamente adversa para el gobierno. Entre los puntos evaluados por altos funcionarios destaca que la crisis en el sector sanitario empeora al igual que en el sector alimentario, dos focos que están generando mucha perturbación e intranquilidad por las protestas violentas y cada vez masivas de los últimos días.

Se destaca que ningún hospital público tiene plantas eléctricas y las clínicas privadas no podrán aguantar los 40 días con autogeneración, ya que la capacidad instalada es poca. Además, en la medida en que el problema de la baja del nivel de agua del Guri se profundice, el tiempo de los racionamientos se irá extendiendo. Ocurre ya que aparte de las cuatro horas, en el interior, ocurren apagones adicionales, como el caso de Maracaibo que tuvo dos días de fuertes disturbios.

En el sector alimentario, los militares dan cuenta que las empresas de alimentos operan apenas en 45% de su capacidad instalada, al problema de la fuerte escasez de alimentos por falta de importaciones y producción nacional, se le suma que los cortes de cuatro horas retrasan aun más los procesos de producción, lo que incidirá en más escasez y colas en las ciudades con fuertes políticas de racionamiento.

Los apagones programados, han llamado la atención de bandas delictivas que al aprovechar la oscuridad se organizan para perpetrar robos y secuestros. Al mismo tiempo, las refinerías en Venezuela, que están conectadas al Sistema Eléctrico Nacional, sufren paralizaciones con los apagones, ya que estas han perdido capacidad de generación de electricidad propia.

Las conclusiones es que los efectos en la sociedad han sido fuertes y se ha visto en la reacción de la población en los últimos cuatro días, con jornadas repetidas de anarquía en distintas ciudades. Pese a la crisis, Venezuela continúa vendiendo electricidad a Brasil, con que cubre algo de ingreso nacional, luego que tuviera pérdidas por la caída del precio del petróleo. 

0 comentarios:

Publicar un comentario

Muchísimas gracias por dejar sus comentarios

FreeBitcoin