lunes, 25 de abril de 2016

La debacle económica total ya es irreversible

Cierran mercales y pdvales y los sustituyen por bolsas de comida que venden sólo a los del PSUV, comienza a mermar la producción de gasolina

Por Alex Vallenilla / @alexvallenilla

La crisis empeora y el gobierno que se viene paralizando en casi todo el país, ya ha perdido incluso la capacidad de seguir alimentando las regiones. El cierre de los Abastos Bicentenario, con el despido de más de 2.000 trabajadores es una señal clara de la debacle venezolana en materia alimentaria, era el último recurso que tenían grandes mayorías de lograr alimentos a precios regulados, incluso los desempleados que se dedican a hacer colas para comprar productos y revenderlos en las conocidas redes de “bachaqueros”, quedan prácticamente “en el aire”, lo que complicará más la gravedad de la escasez y el alza de precios por los pocos rubros disponibles a “precios justos”.

En distintas poblaciones, los mercales y pdvales ya han sido cerrados y fueron sustituidos por operativos por ahora regulares de venta de bolsas de comida “en combos”, contentivas de algunos productos como harina, arroz, leche en polvo, mantequilla, azúcar, a un precio fijo, en algunos casos de hasta 1.800 bolívares.

Esta modalidad no logra surtir a todos por igual, ya que estos operativos se conducen a través de las llamadas UBCH, las cuales están discriminando a la población y condicionando la venta a quienes no militan en el PSUV. Se prevé que esta situación se hará más difícil, debido a que Nicolás Maduro ha instruido un nuevo proceso de inscripciones en el PSUV y la entrega de carnets que acrediten a un ciudadano como militante de ese partido, lo que le permitiría condiciones especiales para la compra de productos regulados, los cuales son cada vez menos.

La falta de comida se suma a la falta de medicinas, agua, racionamiento de electricidad y a lo que se prevé en poco tiempo comience a merma la producción de gasolina, debido a que las refinerías venezolanas dependen de la electricidad del Sistema Eléctrico Nacional, ya que perdieron capacidad de auto-generación. Con los racionamientos de luz y la paralización del gobierno los viernes, la atención en oficinas públicas será mucho peor, lo que indica del inicio del colapso total del Estado.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Muchísimas gracias por dejar sus comentarios

Bitcoin: Google Noticias

FreeBitcoin