jueves, 25 de febrero de 2016

Chavofascismo estira su agonía

Por Alex Vallenilla / @alexvallenilla

Resulta que los chinos se metieron en el zaperoco. El “negro” Obama, que viene hilando fino el fin de las castrodictaduras, ahora se cruza con un nuevo actor que ha llegado a cuidar lo que le debe Venezuela, porque Nicolás Maduro les ha dicho que no puede pagarles, ahora les entrega el oro, diamantes y coltán. En el fondo los “amarillos” quieren dejar claro que Venezuela tiene deuda con ellos y debe pagar como sea, aunque eso ha implicado que el chofer reciba un empuje o respirito con los 5 mil millones de dólares por las concesiones de explotación de oro.

Por cierto que habrá que ver cómo se las arreglan para entrar a la tierra de nadie, allá en Guayana, la cual está controlada por fuertes mafias, hampa, policías y militares, todos involucrados en el negocio ilegal del oro y minerales.

Maduro se engolosina con los dólares que consigue con los chinos y canadienses, lo que no alcanza sino para pagar deuda, apenas, no para importar alimentos ni medicinas, además de lo que siguen saqueando y enviando a Cuba. Cabello, creyendo ser aun aquel todo poderoso, amenaza a Polar, amedrenta sólo para que en las bases del PSUV, lo vean envalentonado, en el fondo, sabe que expropiar Polar, no va a resolver el actual problema de escasez y hambre que hay en el país, así como Maduro pretende resolver las deudas que tiene con más deudas, Diosdado piensa que la escasez generada por expropiaciones, se soluciona con más expropiaciones.

Luego de unas semanas dando tumbos, y con una dispersión de esfuerzos, en que Julio Borges planteó bono de alimentación para pensionados, ley de propiedad de la Misión Vivienda y una ley de producción, Lilian Tintori se faja con lo de los presos políticos, Capriles se pone a hacer giras, en el marco de adelantarse como candidato en caso que se precipite la salida de Maduro, en la MUD por fin se logra un acuerdo con el método para salir del régimen y es la vía de la enmienda constitucional.

En esa dispersión de esfuerzos es que Maduro, en el último round y casi noqueado, boquea, y que busca un “respiro”, trata de lanzar una nueva ofensiva, privatiza parte de Petromonagas, entrega el oro y busca alquilar la refinería de Aruba para mejorar crudo y no tener que seguir importándolo, aumentó la gasolina, que le da algo de recursos y sigue libertando los precios de los productos básicos, devaluó el bolívar, cobra impuestos. Los recursos que levantan no dan, las medidas que aplica tampoco, sólo le permiten estirar un mes, dos meses más, de cara a la reunión Obama-Castro, a darse el próximo 21 de marzo, fecha en que se puede llegar a fin de la negociación con Cuba.


Sin embargo una situación latente y al acecho, es la llamada “explosión social”, la cual está siendo atizada por la arrechera del pueblo, que ya ni comida cara consigue, se gestan los “motines del pan”, eventos de desordenes callejeros, protestas y reclamo social masivo.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Muchísimas gracias por dejar sus comentarios

Bitcoin: Google Noticias

FreeBitcoin