lunes, 15 de febrero de 2016

Incertidumbre por descomunal crisis económica en Venezuela

Los venezolanos se preguntan a diario qué va a pasar, debido a que el gobierno no aporta soluciones a que los suministros de comida y medicinas mejoren

Por Alex Vallenilla / @alexvallenilla

El factor de incertidumbre que hay en el país, tiene a los ciudadanos con la incógnita ¿Qué va a pasar?. En las colas para la compra de alimentos, las personas se preguntan “hasta cuándo será esto”, lo mismo ocurre en ciudadanos que no consiguen medicamentos.

El cuadro de la economía venezolana ha sido harto explicado, un país al que no le alcanzan los recursos para cubrir su desempeño en 2016, para pagar deudas, mantener la alimentación mínima, medicamentos y demás, se encuentra en plena parálisis y colapso total.

El gobierno de Nicolás Maduro, que bajo la conducción de cubanos, con muy pobre experiencia en el desempeño económico, intenta sostener sus acciones con más dinero inorgánico, lo que ya a estas alturas no funciona porque se está en una especie de barco, que tiene orificios por todos lados y resulta más económico, cambiar el barco, que tapar todos los huecos.

Con la actual crisis deficitaria de medicamentos, ya en 80%, el sector sanitario está colapsado, se suma la falta de alimentos, que ya se ha vuelto crónica, lo poco que hay es sumamente costoso. Ya el sistema de racionamiento no es suficiente, debido a que 70% de personas que hacen colas para comprar comida a precios regulados, no logran abastecerse. Estos factores se imponen como combustible para que el malestar social derive en situaciones de violencia en las calles.

Las medidas que Nicolás Maduro ha estado imponiendo, no tienen los efectos esperados, porque no son suficientes. La recaudación de impuestos ya no le funciona al gobierno, porque no cubre los presupuestos públicos, la impresión de dinero, tampoco resuelve la situación, a más dinero, más inflación y esta golpea nuevamente los presupuestos públicos.

El aumento de la gasolina, que tendría una incidencia en los precios de todos los rubros, se sumaría a la situación de inflación que ya está fuera de control del Estado. Además se estima, y la referencia así lo permite prever, el gobierno aplicaría un aumento de combustibles, como una medida aislada, fuera de un plan integral.

El control de cambios es insostenible. El gobierno no tiene forma de controlar lo que ya no tiene disponible. Los reportes de venta de oro monetario ya están en la prensa internacional y dan cuenta de que el gobierno se ha ido deshaciendo de sus reservas en grandes cantidades, al mismo tiempo la disponibilidad de divisas líquidas también es muy baja. El control de cambios sucumbiría ante la realidad económica, de hecho un sector de la economía funciona bajo la dolarización, la venta de vehículos, inmuebles, hasta hay delincuentes que secuestran y exigen los rescates en dólares.
El petróleo dejó de ser la fuente de financiamiento de Venezuela, por lo menos para 2016, los ingresos petroleros no son suficientes.

La situación he llevado al extremo a los ciudadanos, los reportes de la gente que está pasando hambre comienza a hacerse públicos, tal como los que mueren de mengua en hospitales. Esta situación podría conducir a dos escenarios, el primero es que la sociedad y el resto de políticos opositores decidan soportar la crisis o el segundo, que esto derive en situaciones propias de los estallidos sociales, ahora con más fuerza, que cuando las protestas de 2014, cuando aun Maduro tenía 40% de popularidad, situación en que las Fuerza Armada Nacional (FAN), tendría que intervenir para restablecer el orden, con las consabidas consecuencias que este tipo de situaciones conllevan.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Muchísimas gracias por dejar sus comentarios

FreeBitcoin