martes, 16 de febrero de 2016

Salida de Luis Salas como ministro de Economía, fue buena noticia

Se acabó la harina de trigo / La desaparición de la harina de trigo pone en riesgo más de 12 mil puestos de trabajos en el sector de molinos y más de 80 mil de negocios derivados, según denuncias de Juan Crespo, dirigente sindical en el sector.

Tomatazo / Sorprendidos consumidores con el precio del tomare, el cual se desplomó a 200 bolívares el kilo, luego de costar más de 600 bolívares, la razón es que el fuerte verano ayuda a la producción tomatera y hay alta oferta del rubro.

Precios liberados / Aceite vegetal comestible, llegó a comercios en 615 bolívares el litro, otro rubro que llegó con fuerte aumento de su “precio justo”, fue la pasta alimenticia, en 415 bolívares el paquete de kilo.

Dolarización / Según el economista Alexander Guerrero, sería menos costoso aplicar una dolarización de la economía, que realizar la complejidad de ajustes que requiere la economía venezolana para recuperarse.

Sin plata / En vista de que el gobierno ahora tiene problemas de papel para seguir imprimiendo dinero, los últimos lotes de billetes los ha tenido que importar y pagar con dólares, lo que tiene un significado y efectos que se verán más adelante con la moneda local.


Celebrando / El ministro Luis Salas era el más acérrimo opositor a que se subiera el precio de la gasolina y que se pagaran los bonos de la deuda, por lo que en sectores económicos vieron como un alivio la salida del funcionario, otro de sus puntos, era sostener su discurso que la inflación no existía.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Muchísimas gracias por dejar sus comentarios

FreeBitcoin