jueves, 25 de febrero de 2016

Venezuela está en las puertas de la hambruna total

El interior del país está sin muchos rubros básicos desde haces semanas, el gobierno hace esfuerzos para mantener precariamente Caracas, con algo de comida

Por Alex Vallenilla / @alexvallenilla

Sólo la ciudad de Caracas aun tiene insumos alimenticios, y de manera precaria, porque las colas que se hacen en los distintos establecimientos comerciales, son sumamente grandes y más de la mitad no logra comprar rubros de la canasta básica.

La población no logra abastecerse, los pocos productos que llegan a través de abastos y bodegas, tienen precios inalcanzables, en que el valor de una quincena de un sueldo mínimo no da para comer más allá de cuatro días.

Ni siquiera las redes de personas que revenden productos, logran abastecer a quienes pueden pagar precios altos. En casi todo el interior, la harina de maíz, mantequilla, harina de trigo, pastas alimenticias, azúcar, aceite, una gran cantidad de productos de aseo personal, no se consiguen, salvo en las redes de abastos del gobierno, Mercal o Bicentenario y esporádicamente, bajo gigantescas colas que comienzan a las 12:00 de la noche, de esa forma sólo se puede comprar uno o dos productos y según termine el número de la cédula, de tal manea tampoco se garantiza que todos los que hacen las filas, logren comprar algo.

Rubros como carnes, queso, huevos, aun siguen vendiéndose, pero a precios inalcanzables por el común.

En los puertos venezolanos no hay alimentos o barcos descargando materias primas ni alimentos terminados. Incluso, la empresa más eficiente, se ha quedado sin materia prima para fabricar uno de los rubros que no había escaseado hasta el año pasado, la cerveza.


El panorama anterior indica que, ante la escasez de divisas para importaciones, el gobierno mantenga un deslizamiento sostenido de la tasa del dólar Simadi, para de esa manera y usando como referencia el precio de la divisa en tal mercado, empresas privadas y públicas, realicen compras de emergencia y trate de aliviar la situación de hambruna que se avecina en pocas semanas. Esto implica un alza súbita en el precio de los alimentos, al pasar de tasas preferenciales a la tasa de flotación.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Muchísimas gracias por dejar sus comentarios

FreeBitcoin