jueves, 2 de junio de 2016

Venezuela se queda sin pan y sin comida

La harina que anunció el gobierno que llega, sólo alcanza para dos kilos por persona, igual el azúcar crudo, un kilo por persona

Por Alex Vallenilla / @alexvallenilla

Los recientes anuncios del gobierno, de la llegada de al menos 60 mil toneladas de harina de trigo para Venezuela, así como 30 mil toneladas de azúcar cruda, noticias difundidas a través de medios estatales con la finalidad de mantener una matriz de opinión contra la situación de desabastecimiento que ocurre en todo el país, incluyendo las ciudades capitales.

Entre otros rubros, los más publicitados, en este caso el trigo y el azúcar, permite develar la gravedad de la situación, al ver los números. 60 mil toneladas harina de trigo apenas alcanza para surtir con dos kilos a cada venezolano, una sola vez. Lo mismo con el azúcar, a un kilo por persona.

Lo anterior indica de la situación precaria que el gobierno tiene para surtir al país con materias primas. Un gobierno que no ha pagado los dólares a empresas locales, que deben al menos 25 mil millones de dólares, para darle cobertura a la importación de alimentos, lo que ha paralizado casi toda producción nacional, intenta realizar pedidos de materia prima que no son suficientes, para volver abastecer a la población en las actuales circunstancias.

En el interior de los estados, el precio del pan se ha disparado con fuerza. Un pan de sándwich, grande, que tenía hace tres meses costo de 250 bolívares, ha subido a 1.475 bolívares y se vende racionado, en las panaderías que aun reciben los últimos envíos de harina, desde los molinos.

El pan francés, en 50 bolívares la unidad y sólo es permitido vender 10 panes por persona, para conseguir pan, antes los recorridos por hasta nueve panaderías se hacen necesarios, puesto que no todas tienen disponible harina.

La anterior situación demuestra que en materia de disposición de alimentos, específicamente el rubro pan, no mejore en las próximas semanas, luego que Fetraharina anunció la semana pasad que sólo un molino trabaja y en 25% de su capacidad.

La situación se complica, porque el gobierno, en vista de los fracasos de los CLAP, se apoyará en la red de distribución de Makro, para vender las bolsas de comida.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Muchísimas gracias por dejar sus comentarios

FreeBitcoin