lunes, 16 de mayo de 2016

Opinión / Decisiones necesarias que el gobierno no toma / Por @vicentejbrito

Por Vicente Brito

Nos permitimos analizar algunas decisiones que a nuestro entender son determinantes en mejorar la compleja crisis que angustia y agobia a las familias Venezolanas.

Consideraremos a las siguientes como las de mayor urgencia a ser  implementadas por considerarlas ser las que pueden resolver en el corto plazo prioridades como: desabastecimiento, costo de vida, actividad económica, empleo y reducción de importaciones de productos procesados.

DESABASTECIMIENTO. Es la que más afecta a los consumidores, al encontrarnos con crecientes niveles de escasez, que limitan las posibilidades a las familias de adquirir los alimentos y otras necesidades para su mínimo consumo.

Preocupa que la actividad agropecuaria, la cual es fundamental para mejorar la producción de alimentos, a la fecha donde ya se ha iniciado el ciclo de lluvias no se observan la posibilidad real de lograr la siembra de las 3 millones de hectáreas ofrecidas. Con preocupación vemos como el gobierno insiste en su esquema clientelar de repetir el mayor esfuerzo en las organizaciones productivas socialistas y comunales, mientras a los productores privados no se les han otorgado los suficientes insumos necesarios para la siembra de los cultivos prioritarios como: MAIZ, ARROZ, SORGO, CANA DE AZUCAR, SOYA, PLATANOS, CAFE, YUCA, etc.

Es necesario destacar que en los últimos 10 años desde que se comenzó a minimizar a los productores privados con  la intervención por parte del INTI de las tierras para ser entregadas a las organizaciones productivas comunales, son los privados los que todavía producen entre el 80% y 90% de lo que no se importa, sin costo alguno al patrimonio público.

Lo contrario ocurre con los miles de millones de $ y Bolívares otorgados para los proyectos y la producción agropecuaria publica, donde se estima que el 90% de esos recursos no han sido ni podrán ser recuperados.

Esta disminución de la actividad productiva privada solo ha estimulado el aumento de las importaciones de productos agropecuarios en los últimos 10 años lo cual estimamos en unos 50.000 millones de $, que se pudieron haber producido en el país y ahorrado esos dólares.

El efecto de la caída de la actividad agropecuaria se observa en las comunidades rurales a lo largo y ancho del país, donde los niveles de POBREZA alcanzan el 90%, la informalidad el 60% y el desempleo más del 15%. Buena parte de sus habitantes han emigrado a las ciudades en busca de empleo, haciendo crecer más aun las zonas de viviendas improvisadas y sin servicios (CINTURONES DE MISERIA).

COSTO DE VIDA. Su efecto en la capacidad de consumo es evidente considerando que en los últimos 5 años se ha reducido en un 300% o más, la capacidad adquisitiva de las familias al comparar sus ingresos mensuales con el costo real de la cesta básica y canasta alimentaria.

Así lo demuestran los niveles de salarios y el total de los ingresos familiares mensuales al ser comparados la fluctuación de estos con los precios de los productos de mayor consumo desde el 2011 a la fecha.

Su reducción y control está en manos del GOBIERNO quien tiene la obligación de tomar las decisiones FISCALES URGENTES para lograr controlar y reducir lo que es la mayor calamidad que afecta a los venezolanos.

ACTIVIDAD ECONOMICA, EMPLEO Y REDUCCION DE IMPORTACIONES.
Las tres están relacionadas y son necesarias su recuperación para lograr la activación productiva del país.

La urgencia en la reactivación económica es responsabilidad del GOBIERNO NACIONAL, que tiene que desmontar urgentemente la política de CONTROLES y REGULACIONES, que limitan y asfixian a los sectores económicos privados del país, estas políticas públicas son las responsables de la reducción de la producción nacional, la desaparición de miles de empresas y el empobrecimiento de casi todas las que se mantienen activas al no disponer de los medios necesarios para producir y sostener su actividad. 

En la medida que se recupere la actividad económica, se mejora el empleo no solo en cantidad sino en mejores ingresos REALES para los trabajadores gracias a la recuperación de las EMPRESAS que al mejorar su condición económica y PRODUCIR más, tendrán mejores ingresos. 

Esto beneficia al país ya que tendrá que utilizarse menor cantidad de dólares para importar, porque al haber mayor producción nacional lograda con las políticas que empujen la reactivación económica, se podrán aumentar la producción y con ello sustituir importaciones de productos que puedan ser producidos en el país.

Esto va reducir los niveles de desabastecimiento al tener el país mayor actividad económica, producir más, a la vez lograr mejoras significativas en el empleo y un ahorro importante en dólares por tener menores importaciones.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Muchísimas gracias por dejar sus comentarios

Bitcoin: Google Noticias

FreeBitcoin